Autor:

I. Las editoriales también deberían incluir en la contra página donde aparecen los demás datos, el nombre de quien recomienda publicar un libro. Si es un texto en otro idioma, además del traductor y el título original, anexar al responsable de haber aconsejado editarlos. Esto viene al caso porque del autor italiano Roberto Esposito (sin acento), circulan 10 ensayos sobre igual número de conceptos cuya guía es el término impolítico, que significa imprudente; falto de política; falto de tacto o delicadeza. Pero ninguno de estos sentidos emplea el libro traducido por Luciano Padilla López, para la editorial del FCE de Buenos Aires, Argentina, de la primera edición italiana de 1993. A primera vista, el nombre del libro es atractivo: Diez pensamientos acerca de la política. El índice de nombres lo vuelve un imán: Kelsen, Kant, Cassirer, Maquiavelo, Arendt, Dahl, Gierke, Habermas, Hobbes, etcétera. Estos son un manjar en el anzuelo como carnadas. El asunto es que, además, el autor nos invita a darnos una cátedra sobre política, democracia, responsabilidad, soberanía, mito, obra (¿?); palabra, mal, occidente, comunidad y violencia. Esto en cerca de 300 páginas que resultan un revoltijo de galimatías, citando autores para demostrar su erudición con la mira de mostrarnos lo impolítico, trillando en la metafísica para llevarnos a la nada.

II. Son 10 ensayos llenos y rellenos de citas, para repetir el aristotélico lema de “que el hombre es infinitamente más sociable que las abejas”, una comparación que desde el estagirita resulta una soberana estupidez… impolítica. Argumenta que “no solo no contrapone a lo político valor alguno, sino que es aquello que lo libera de cualquier valoración indebida”. ¿¡Qué dijo?! Así todo el libro es una inconexa exposición. ¿El traductor no captó lo que dice Esposito en su original italiano? Pero más bien parece que el pensamiento escrito del ensayista quiere “deslumbrar” con sus textos, mezclando más de 400 citas de autores que aparecen a lo largo del libro, con las que el lector entra en confusión; haciendo el texto bastante cansado y aburrido. Tal vez el autor necesita escribir otros ensayos para explicarnos lo que quiso decir en los publicados con el sello de lo impolítico; que aparte de su significado en diccionario, solamente Esposito sabe qué es lo que quiere expresar al someter esos 10 conceptos a su análisis desde la perspectiva de la modernidad. Empero, no titubea en irse de largo con sus excesos de ir al “vacío”.

III. Hay que ver cómo se hace bolas en su abordaje del mito. Muestra que su autor favorito es Heidegger, al que invoca más de 50 ocasiones (fue nada menos que el seguidor de Hitler, éste, a lo mejor, el impolítico). No dejan de aparecer los resabios religiosos, citando a Pablo. Le fascina lo del “abismo” de Nietzche. En verdad, un libro inentendible plagado de confusiones. A lo mejor en italiano lo es menos; aunque es de dudarse. Como sea, es un texto difícil de comprender. Y me parece que por ese revoltijo de autores y citas que mezcla en su incontenible manera de escribir por escribir, el autor supone que el disenso, la lucha, la violencia son las constantes de la sociedad y que el origen de la historia del hombre es Caín, acreditando a la cita bíblica un punto de partida universal. Por lo que ha escrito Esposito se nota que escribe y escribe y escribe sin parar y sin reparar. En fin, es un libro que no logra su cometido por sus enredos para exponer sus pensamientos acerca de la política. Y muy enredoso en el tratamiento de los conceptos que somete a sus reflexiones. Tal vez mentes más lúcidas puedan penetrar estos ensayos. Por lo pronto aquí le corto a esta reseña.

Ficha bibliográfica:

Autor:                  Roberto Esposito

Título:                   Diez ensayos de la política

Editorial:              FCE.-2010                                                                      cepedaneri@prodigy.net.mx

Álvaro Cepeda Neri

Ex Libris