Autor:

I. Entre las manifestaciones estudiantiles del célebre 1968 por las libertades (en algunas regiones del mundo, como Francia, para enriquecerlas), las de los mexicanos contribuyeron a la apertura del férreo autoritarismo, casi autocracia y dictadura de un partido con el homicida Díaz Ordaz. Y cuando desde la capital del país se publicó la revista ¿Por Qué?, dirigida por el periodista Mario Menéndez Rodríguez, yucateco de la línea de Andrés Quintana Roo (1787-1851, prócer de la Independencia consumada por Hidalgo y Morelos; editor y director del periódico El Federalista Mexicano). A esa estirpe de patriotas pertenece Mario Menéndez, director del periódico ¡Por Esto! que se edita en la península. Él impulsó el periodismo de la caricatura en 1968 y para recordar el medio siglo de esa fecha, el historiador Agustín Sánchez González publica una nota en la revista Relatos e Historias de México (Agosto/2018, que dirige María Nieves Noriega de Autrey). En el canal de la UNAM, hoy un grupo de periodistas conducen un programa sobre la caricatura. Y ya había una tradición en ese trabajo cuando Mario Menéndez abre las páginas de su incisiva revista a los moneros del tiempo en que López Mateos recrudeció las represiones campesinas y obreras (v.gr. Rubén Jaramillo); y un priísmo que hoy alcanza su apogeo autoritario con Peña.

II. “Apenas iniciaba 1968 cuando surgió la revista ¿Por qué?, dirigida por Mario Menéndez y que abrigó a un destacado grupo de caricaturistas. Ese año marcó el arranque de una manera diferente de hacer cartones políticos, empezando por cuestionar al presidente del país (debe agregarse que era el nefasto Díaz Ordaz, en el sexenio sangriento de 1964-1970), cosa que hasta entonces era poco frecuente… tuvo un papel importante en el devenir de la caricatura mexicana. De allí tomamos este cartón que retrata las ‘otras olimpiadas’ (el napalm contra los vietnamitas, el abuso de las potencias y la persecución de los afroamericanos por el Ku Kux Klan: 8 de mayo de 1968)… realizado… por Leonardo Vadillo (1929-1963), un artista que merece un mejor lugar en nuestra historia por su calidad estética, su presencia crítica y porque su obra abrió los canales de la libertad de expresión en México al burlar la censura de los años sesenta”. Hoy la caricatura periodística tiene presencia en la mayoría de los periódicos del país, como parte de la crítica y el contrapoder a quienes ejercen funciones de la vida pública –sobre todo– y a los representantes empresariales. Con sus cartones, estos periodistas dan en el blanco de la crítica al abuso del poder, que los lectores comprenden de un vistazo.

III. El renacimiento de la caricatura se debió a la revista ¿Por qué? Y recordarlo en la revista que mes a mes publica El Cartón del Mes, demuestra su relevancia como indispensable aportación a la prensa complementando la información, columnas, investigaciones y análisis con el humor negro que hace mella y es necesario para ejercer el contrapoder. Es importante traer al presente el inicio de la nueva etapa de la caricatura política, porque hoy se cosecha lo que promovió ¿Por qué? en aquel año, cuando el periodista Mario Menéndez se atrevió a cuestionar la censura del diazordacismo y su priísmo; el que hoy agoniza, con el panismo y el perredismo, tras sus contundentes derrotas electorales. Así fue que el periodismo de la caricatura contribuyó a la apertura democrática de aquel glorioso 1968, poniendo las condiciones para que, 50 años después, se puedan “resolver con más democracia” los problemas del autoritarismo priísta-panista-perredista, y un presidencialismo que se olvidó del pueblo como democracia directa. Así que resulta oportuno invocar los orígenes de la caricatura contemporánea presente en la prensa escrita. Y esa histórica hazaña se la debemos a Mario Menéndez, quien de 1968 a 1983, fundó y dirigió: ¿Por qué? Y sigue al frente de: ¡Por esto! Y por sus páginas, la caricatura como periodismo renació.

Ficha Bibliográfica:

Autora-directora: María Nieves Noriega de Autrey

Título:                   Relatos e historias de México

Editorial:                             Raíces, SA de CV

Álvaro Cepeda Neri

[MISCELÁNEO][EX LIBRIS]