Autor:

Por violar los derechos humanos a la salud, al medio ambiente sano y a un nivel de vida adecuado, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación 32/2018 a las secretarías de Salud, Medio Ambiente y Recursos Naturales, Energía y Economía, así como a la Comisión Reguladora de Energía y a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

El máximo órgano defensor de los derechos humanos les solicita revisar y actualizar las normas oficiales mexicanas sobre salud ambiental y se homologuen al máximo lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), así como iniciar y concluir la revisión en seis meses.

Para Greenpeace, la responsabilidad de actualización corresponde a la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), por lo que pide que ésta emita una norma de emergencia que garantice los derechos humanos a la salud.

Esa ONG considera que el gobierno debe desarrollar planes de movilidad que den prioridad a una mejora del transporte público, generar infraestructura de transporte no motorizado y que considere al peatón en todo momento.

Documentos de Greenpeace confirman que al año mueren 17 mil personas vinculadas a la mala calidad del aire, por lo que las normas que pide la CNDH actualizar en materia de salud ambiental sean: 020, relativa al ozono; 021, monóxido de carbono; 022, dióxido de azufre; 023, dióxido de nitrógeno, y 025, material particulado PM 2.5 y PM10.

Diana Aguila