Nuestros lectores

Autor:

Denuncian que “jubilaciones dinámicas” quiebran las universidades públicas

Licenciado Andrés Manuel López Obrador

Presidente electo de México

Algunas universidades públicas han sido quebradas o atraviesan por graves problemas financieros por el pago de dobles jubilaciones o pensiones, conocidas como JUBILACIONES DINÁMICAS.

Las casas de estudios superiores usan parte de sus presupuestos en el pago de ese PRIVILEGIO con recursos que deberían destinarse a la educación, la investigación, la ciencia, nuevas tecnologías, etcétera.

Específicamente: algunas universidades públicas pagan salarios completos, bonos, vacaciones, etcétera, a sus jubilados como si se tratara de empleados en activo. Éstos reciben también sus pensiones o jubilaciones del IMSS [Instituto Mexicano del Seguro Social] o del ISSSTE [Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado]. Gozan de dos pensiones. Forman parte de la CASTA DE PRIVILEGIADOS.

El saqueo de los recursos de los presupuestos que se deberían de aplicar íntegramente a la educación superior tiene su origen en un espíritu antieducativo. Basándose en una “autonomía universitaria” mal entendida se pactaron contratos colectivos de trabajo atentatorios a las propias universidades.

Al menos 14 de 34 universidades públicas estatales NO TIENEN FONDOS PARA PAGAR PENSIONES a sus extrabajadores. Según proyecciones de la Auditoría Superior de la Federación, hay 14 universidades con sistema de pensiones perenne, es decir que su deuda ya no es sostenible.

Entre las universidades en crisis están las de Guanajuato, Chiapas, Zacatecas, Guerrero, Baja California, Yucatán, Coahuila, Nuevo León, Michoacana de San Nicolás Hidalgo, Sinaloa, Morelos, Nayarit y el Instituto Tecnológico de Sonora; y están por sumarse otras más.

¿Qué ley faculta a las universidades públicas a usar recursos destinados a la educación en el pago de jubilaciones y pensiones a trabajadores que ya reciben este tipo de prestaciones del IMSS o del ISSSTE? ¿Por qué la Secretaría de Educación Pública  y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público permiten el pago de dobles jubilaciones con recursos de las universidades a sabiendas que esos exempleados están inscritos en los regímenes del Seguro Social o del ISSSTE?

Le pedimos señor presidente electo poner alto a este saqueo, ya que hay Universidades que destinan 100 millones, 400 millones, 700 millones, 1 mil millones y hasta 1 mil 500 millones de pesos anuales de sus presupuestos en cubrir este PRIVILEGIO de las dobles jubilaciones o PENSIONES DINÁMICAS, pese a que sus exempleados están bajo la tutela pensionaria del  IMSS o del ISSSTE.

Con ese dinero las universidades públicas rapiñadas podrían crecer, ampliar sus instalaciones, contratar más personal y aumentar el número de su matrícula o crear nuevas universidades.

¡Alto a los privilegios en las universidades!

¡Alto al rapiñaje de los presupuestos de educación!

Frente Nacional de Apoyo a la Educación Superior

                                   Ciudad de México, agosto de 2018

[Nuestros lectores]