Autor:

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) debe hacer públicos los estudios de monitoreo de las costas del Golfo de México y el Mar Caribe que elaboró tras la explosión de la planta Deepwater Horizon en 2010, ordenó el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos personales (Inai).

Según la resolución, la Conagua deberá entregar información que permita conocer el impacto real causado por el derrame petrolero de la planta, así como las acciones implementadas por el gobierno para subsanar el medio ambiente y los ecosistemas afectados.

El derrame petrolero fue producto de la explosión de la plataforma Deepwater Horizon de British Petroleum, ocurrido entre el 20 de abril y el 15 de julio de 2010, en el Golfo de México.

Ese es considerado el mayor derrame accidental de la historia pues se vertieron al mar cerca de 5 millones de barriles de crudo, de acuerdo con el informe final de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, titulado Fase II: línea de base de aguas profundas del Golfo de México.

La resolución del Instituto fue motivada por el recurso de revisión que presentó un particular después de que se le negara la información. El comisionado presidente del Inai y ponente del caso, Francisco Javier Acuña Llamas, localizó el informe titulado Monitoreo prospectivo en las costas del Golfo de México y Mar Caribe.

“La Comisión Nacional del Agua, al haber sido la encargada de la elaboración del monitoreo prospectivo en las costas del Golfo de México y Mar Caribe, marzo 2012, estaba en condiciones de entregar dicho documento”, señaló Acuña Llamas.

El informe deberá ser entregado al particular en sus versiones 2010 y 2011, y la Comisión tendrá que realizar una nueva búsqueda de estudios elaborados entre 2010 y 2018 en todas las unidades administrativas competentes.

Alba Olea