Autor:

En pro de la protección de los derechos humanos de las personas defensoras y del libre acceso a la información ambiental se dio a conocer el primer acuerdo en la materia, informó Antonio Guterres, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe o Acuerdo de Escazú tiene como objetivo principal combatir la desigualdad y que todas las personas tengan derecho a un ambiente sano y al desarrollo sostenible.

Además, que los 33 posibles países firmantes transparenten toda la información de manera accesible en caso de “amenaza inminente a la salud pública”, para fomentar la participación social y democrática en el tema. También, se establece que la información pública deberá ser actualizada con regularidad.

Dicho Acuerdo, en su artículo 9, establece que los Estados deben ser garantes de un entorno idóneo para quienes defienden los derechos humanos en materia ambiental: se reconocerá, promoverá y protegerá el derecho a la vida, su integridad personal, libertad de opinión y expresión, así como el circular  libremente.

En 2017 se registraron 207 asesinatos de defensores medioambientales en el mundo, de los cuales el 60 por ciento ocurrió en América Latina, de acuerdo con el informe ¿A qué precio? Negocios irresponsables y el asesinato de personas defensoras de la tierra y del medio ambiente en 2017, de la organización Global Witness.

Jordana González