Autor:

El Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo exige a la Procuraduría General de la República (PGR) “agotar todas las líneas de investigación” y “ser imparciales” en las diligencias efectuadas para el esclarecimiento de la desaparición forzada de 36 personas en la entidad durante los primeros 5 meses del año en curso.

Lo anterior, luego de que la PGR y las familias de las víctimas accedieran a la base de operaciones de la Secretaría de Marina Armada de México para examinar vehículos, armamento y radios de comunicación y así realizar investigaciones correspondientes a los casos.

Con base en un comunicado de la PGR, esto garantiza transparencia en las diligencias realizadas. Raymundo Ramos, presidente del Comité, declara en entrevista con Contralínea que no es posible descalificar el trabajo de la Procuraduría porque se está haciendo.

 “Sin embargo, tenemos nuestras reservas porque en esta inspección, en un primer momento, la fiscalía especializada no quiso la presencia de las familias. Quería realizarla de manera unilateral, casi casi en privado. Y la actitud de negativa se presta a malas interpretaciones” explica.

La fiscalía encargada de llevar el caso ha priorizado, dice Raymundo Ramos, que las desapariciones fueron cometidas por delincuentes y no por miembros de la Secretaría de Marina a pesar existir evidencia en su contra.

Pero las familias señalan la participación directa de miembros de la Marina, ya  que estuvieron presentes cuando las víctimas fueron arrancadas de sus domicilios. Además, el Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo posee videos y fotografías que “evidencian la participación de la dependencia y en algunos casos de la policía estatal de Tamaulipas conducido por personal de Marina”, añade Ramos.

A lo anterior se suma que la Secretaría de Marina “tiene que rendir informes, en donde demuestre los resultados de lo que sí hizo: que estaba trabajando en apoyo a la seguridad pública. Y no lo ha demostrado todavía”.

El defensor de derechos humanos afirma que “hay una responsabilidad tanto por acción tanto como por omisión”.

Tamaulipas “es uno de los estados con mayor número de desaparición de personas cometida por autoridades y por particulares”, puntualiza Raymundo Ramos. Y es que, el estado ocupa el tercer lugar en desapariciones a nivel federal, seguido de Guerrero y Veracruz.

Entre enero de 2014 y abril de 2018, se contabilizaron 141 desapariciones en el estado, de acuerdo con el Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desparecidas (RNPED).

Jordana González