Autor:

El ingreso por comisiones y tarifas “cobradas” por la banca en tarjetas de crédito tuvo un incremento de 12 por ciento en 2017, informó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

México tiene tasas de interés altas para quien pide prestado y muy bajas para quien ahorra, por lo que el economista Francisco Lemus Yáñez, catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México,  explica que “los bancos se están arriesgando a prestarle dinero a cualquiera, habrá que compensar esos riesgos de alguna manera y es cobrando los intereses muy altos… ellos saben que la gente se va a endeudar y pagará”.

El aumento de las comisiones representa más del doble del valor inflacionario, ya que éste es del 6.13 por ciento, con base en la Condusef.

Lo anterior representa para los bolsillos de la población mexicana un “encarecimiento de su vida”, comenta Lemus Yáñez, pues el “12 por ciento es un aumento demasiado alto”.

Precisa: “si la inflación fue del 6 por ciento, el país crece el 3 por ciento, los salarios aumentan por debajo de  la inflación, el problema es que si el costo de los intereses aumentan, la gente necesita más dinero para pagarlos.

 “En general, toda la economía está aumentando el precio, pero para los trabajadores y para las personas que reciben un salario del que dependen, ven todo su bienestar mermado, porque cada vez les alcanza para comprar menos cosas o cada vez se tienen que endeudar más”, concluye el economista por la Universidad Michoacana Francisco Lemus.

Y es que la banca mexicana se sitúa en el tercer peldaño latinoamericano por recibir el mayor número de ingresos mediante el cobro de comisiones a sus usuarios, apenas detrás de Uruguay y Argentina.

Jordana González