Autor:

La organización Abejas de Acteal exigió la liberación de dos de sus miembros –Manuel Jiménez Sántiz y Alfonso Jiménez Méndez–, detenidos el pasado lunes 6 de agosto por no haber prestado sus servicios comunitarios en San Pedro Chenalhó, Chiapas.

La detención ocurrió por la noche cuando el agente Manuel Sántiz Vázquez señaló en una asamblea que los miembros de la organización no habían prestado su servicio para trabajos de la clínica de la comunidad, por lo que dicha comunidad acordó castigarlos por 72 horas sin derecho a comida ni a permiso de ir al baño.

Miembros de la organización acudieron a denunciar este hecho ante el juez municipal; sin embargo, no obtuvieron solución bajo el argumento que es un “problema social”.

El pasado 9 de agosto, la Mesa Directiva de Las Abejas de Acteal informó que la comunidad decidió ante asamblea liberarlos si pagaban 60 pesos por cada uno de los días que no trabajaron para la clínica, y que firmen un documento en donde se comprometan a cumplir todo los trabajos en la comunidad; pero ambos se negaron.

La detención de sus compañeros no se dio por “incumplimiento de cargos comunitarios”, sino que es un castigo por criticar las políticas del gobierno y por rechazar obras públicas prescindibles que dañan al planeta, señaló en un comunicado.

Además, indicó que el problema en esta comunidad surgió en 2015 y, desde entonces, se ha buscado dialogar con las autoridades para encontrar una solución, pero estas nunca mostraron interés al respecto.

Una situación similar ocurrió el pasado 6 de enero, cuando las autoridades de Chenalhó detuvieron arbitrariamente a José Vázquez Entzin por no prestar servicios comunitarios y a ocho miembros más por apoyarlo.

Rodrigo Ek

 

Leave a Reply