Autor:

El robo y vandalismo a trenes incrementó 16 por ciento en todo el país durante el primer trimestre de este año. De los 2 mil 908 eventos registrados en los primeros tres meses de 2017, el número aumentó a 3 mil 371, según el reporte de la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario (ARTF).

De acuerdo con el Reporte de seguridad del Sistema Ferroviario Mexicano, hasta marzo de este año se registraron 607 actos de robos a trenes: 92 por ciento de los reportes correspondían a productos o carga (granos y harinas, productos de consumo, autopartes y material de construcción), 7 por ciento a material rodante y sólo el 1 por ciento a combustible. En 2017, sólo se habían reportado 125 actos de robo.

Los estados donde hubo más asaltos este año fueron: Puebla 139, Jalisco 83 y Guanajuato 82. Sin embargo, según la respuesta a la solicitud de información con número de folio 0001700159318 –emitida por la Procuraduría General de la Republica–, en Puebla sólo se tenían 39 expedientes iniciados por este delito.

El robo a vías también incrementó en comparación con el año previo, ya que hasta marzo de 2018 se tenían registrados 245 actos –222 correspondían al hurto de los componentes de la vía y 23 a los componentes de las señales–, mientras que en los mismos meses de 2017 sólo se habían registrado 66 robos a vía.

En el mismo documento, la ARTF expuso que de los 2 mil 215 actos de vandalismo a ferrocarriles reconocidos en 2018, el cierre de angulares fue el acto de mayor recurrencia, al registrar 47 por ciento de actos (1 mil 31 casos), seguido de vandalismo al material rodante con 45 por ciento (1 mil 6 casos) y los casos de apertura de unidades, tren dividido o con personas ajenas al tren, registró el 8 por ciento del total, con 178 casos.

Por último, el reporte también mostró que 304 actos vandálicos fueron ejecutados en las vías de los ferrocarriles, ya que el 65 por ciento de ellos eran por obstrucción a la vía, 18 por ciento a aparatos de vía, 8 por ciento a componentes de vía, 6 por ciento a componentes de señal y 3 por ciento a equipo sobre vía. Los estados con mayor incidencia en actos vandálicos –tanto a trenes, como a las vías– fueron Querétaro, 301 actos; Nuevo León, 293,  y Sonora, con 259 actos.

Hasta diciembre de 2012, en la legislación feral, comenzó a considerarse el robo de mercancías transportadas en ferrocarril como un delito grave y como una circunstancia agravante delito de robo.

Karen Ballesteros