Autor:

El gobierno mexicano busca liquidar la única política pública destinada a prevenir y erradicar la violencia feminicida, a pesar de que en el país siete mujeres son asesinadas al día, en promedio.

María de la Luz Estrada, ­coordinadora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, denuncia que “quieren desaparecer el mecanismo de Alertas de Violencia de Género”.

Para la experta, la situación de la violencia ejercida en contra de las mujeres no disminuye; al contrario, señala, ha aumentado: antes se asesinaban a cinco mujeres cada día, y ahora son siete.

Según el Observatorio, entre 2014 y 2017 fueron asesinadas 8 mil 904 mujeres; y de 2014 a 2016 se registraron 10 mil 157 desapariciones de niñas, jóvenes y adultas.

Para María de la Luz Estrada, “a los gobiernos no les gusta que se les cuestione” y, por ello, las autoridades han estado planteando “la inutilidad de las Alertas”. Pero, dice, hay fallas en las políticas públicas de atención, prevención y sanción de la violencia hacia las mujeres.

Entrevistada después de la conferencia “México ante el CEDAW [Comité para la Eliminación de Discriminación contra la Mujer]: la sustentación del informe de México y sus recomendaciones desde la perspectiva de la sociedad”, indica que desaparecer las Alertas “sería una contradicción y una violación grave”.

Por su parte, el CEDAW recomendó a México seguir mejorando el mecanismo y evaluar el impacto de la correcta instrumentación de la Alerta en todos los niveles. En dos años, indicó, tiene que entregar resultados de las Alertas. Dichas recomendaciones “son vinculantes y tienen carácter de obligatorio”.

Jordana González