Autor:

La deuda de las 32 entidades federativas de México y sus municipios asciende a 578 mil 839 millones de pesos hasta el primer trimestre del 2018; es decir, 4 mil 640 pesos de endeudamiento por habitante, de acuerdo con información estadística proporcionada por el Instituto Belisario Domínguez (IBD).

El Reporte Trimestral sobre la Deuda de las Entidades Federativas y los Municipios, elaborado por la Dirección General de Finanzas del IBD, reveló que hasta marzo de 2018, el total de la deuda subnacional creció 1.5 por ciento en comparación con el primer trimestre de 2017. De esta cifra, más del 91 por ciento del financiamiento corresponde a entidades federativas y sus entes públicos, mientras que el 9 por ciento restante concierne a municipios.

En el mismo informe se expusieron datos estadísticos publicados por la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, los cuales mostraron que 20 entidades federativas mantienen un endeudamiento sostenible, 10 presentan endeudamiento en observación y sólo un estado (Coahuila) tiene un nivel de endeudamiento elevado sin posibilidad de adquirir mayor financiamiento para este año.

Asimismo, los estados que mayor calidad crediticia presentaron fueron Aguascalientes, Guanajuato, Puebla, Querétaro y Ciudad de México, al haber registrado una disminución de hasta el 38.8 por ciento en comparación con el mismo trimestre del año anterior. Sin embargo, en Baja California, Chiapas, Coahuila, Colima, Guerrero, Morelos, Nuevo León, Tabasco y Yucatán aumentó la deuda, y en el caso de Campeche fue hasta 31.3 por ciento.

Aunado a esto, la deuda municipal también aumentó, al haber registrado más de 51 mil 111 millones de pesos, cifra que representó el 7.8 por ciento del total de la deuda subnacional. Dicho financiamiento provino principalmente de la banca múltiple con más de 47 por ciento del total, seguido de la banca de desarrollo con 44.9 por ciento, otras fuentes con un 4.4 por ciento y emisiones bursátiles que registraron 2.8 por ciento.

Karen Ballesteros