Autor:

Luego de que pueblos originarios rechazaran el pasado 16 de julio las propuestas de diálogo sobre el Nuevo Aeropuerto con el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, la Coordinadora de Pueblos y Organizaciones del Oriente del Estado de México sostiene que el conflicto es con el actual régimen de Enrique Peña Nieto y no con el próximo de Andrés Manuel López Obrador.

“Cómo vamos a dialogar con él (López Obrador); no tiene poder para solucionar el problema en este momento y faltan meses para que tome posesión. Los pueblos no vamos a esperar hasta el 1 de diciembre para detener el daño, la ilegalidad y la injusticia”, expresa la Coordinadora en entrevista con Contralínea.

Sin embargo, de acuerdo con la organización, el dilema de entablar diálogo con la actual administración encargada del proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México radica en que los intereses y el bienestar de los pueblos originarios nunca son respetados.

“El diálogo lo quieren con los empresarios y científicos que están a favor del proyecto y siempre imponen el criterio de los que están mandando en ese momento”, enfatiza.

Ante ello exigen que los avances en la obra sean detenidos y cancelados de forma inmediata, debido a la violencia que la fuerza pública, “así como grupos paramilitares” han desatado en la zona.

“Han empujado los desalojos con violencia en nuestra región, violando nuestros derechos constitucionales y los contemplados en tratados internacionales, que protegen a los pueblos de México y el mundo y que nos otorgan la facultad legítima de administrar nuestro territorio y bienes naturales”.

Fabián Vega