Autor:

El estado de Hidalgo registró, en los primeros cinco meses de este año, 769 tomas clandestinas de ductos de combustible, es decir, más del doble durante el mismo periodo en 2017, con 350 ductos de combustible, lo que provocó que dicho estado pasara del quinto al segundo lugar en sólo un año, reportó Petróleos Mexicanos (Pemex).

De acuerdo con la publicación de Pemex Tomas Clandestinas 2018, hasta mayo de este año Hidalgo aumentó a 769 tomas clandestinas, apenas detrás de Puebla con mil 25 tomas y seguido de Guanajuato y Veracruz -dos de los estados que más tomas clandestinas han registrado desde 2015-, con 758 y 708, respectivamente.

Desde 2011, Hidalgo se ha posicionado dentro de los 10 estados con mayor número de tomas clandestinas en el país; sin embargo, en los últimos tres años la cifra ha aumentado significativamente, ya que, de acuerdo con la solicitud de información con número de folio 1857200146418, en 2015 se registraron 183 tomas de combustible, en 2016 este número creció más del doble, con 344 tomas, y para 2017 la cifra se triplicó hasta registrar mil 64 perforaciones clandestinas.

Expuso que sólo durante el primer mes de este año, Hidalgo pasó del cuarto al primer lugar, con un total de 139, desplazando a Guanajuato y Puebla que, en el mismo mes del 2017, ocupaban los primeros sitios con 133 y 125 tomas, respectivamente.

Según el mismo informe, el número total de tomas clandestinas de hidrocarburos en 2017 fue de mil 64, es decir, tres veces más que la cifra publicada por Pemex en 2016, con sólo 344 tomas, lo que ocasionó que dicho estado pasara del sexto al cuarto lugar en sólo un año.

Karen Ballesteros