Autor:

Tres instituciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidieron al Congreso de Veracruz cumplir con la histórica sentencia que lo obliga a atender la Alerta de Violencia de Género por Agravio Comparado (AVGAC) y, con ello, despenalizar el aborto en la entidad.

Las oficinas en México para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer y del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, así como el Fondo de Población de ese organismo internacional llamaron al legislativo local a cumplir con la sentencia que dictó el Poder Judicial de la Federación en torno a la activación de la Alerta.

La sentencia se dictó el pasado 3 de julio por el juez decimoctavo de Distrito, y reconoce el carácter obligatorio de dicha Alerta. Por ello, obliga al Congreso a reformar los artículos 149, 150 y 154 del Código Penal estatal para garantizar a mujeres y niñas el acceso efectivo a servicios de interrupción del embarazo. También, a atender las recomendaciones del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer.

Al otorgar el amparo de la justicia a organizaciones de la sociedad civil que se inconformaron por la negligencia de los legisladores, el juzgador determinó que el Poder Legislativo de Veracruz está obligado a despenalizar la interrupción voluntaria del embarazo antes del 31 de julio próximo. De esta forma, el aborto será tratado como un tema de salud pública y no como un acto criminal.

La desatención del Congreso se dio a pesar de que la Alerta fue decretada por la Secretaría de Gobernación desde el 13 de diciembre de 2017. Según la sentencia, esa omisión significa la vulneración a los derechos de las mujeres a no ser discriminadas, a sus derechos sexuales y reproductivos, a la salud, a la dignidad y al desarrollo de la personalidad.

Aseneth Hernández