Autor:

Colectivos y organizaciones ven como un obstáculo para la construcción de la paz en el país, la propuesta del presidente electo Andrés Manuel López Obrador de crear una Guardia Nacional, que pudiera ir en contra de la desmilitarización de la seguridad pública; así como la vigencia de la Ley de Seguridad Interior (LSI).

Lo que López Obrador ha expresado en los últimos días en torno al inicio de un proceso de reconciliación en el país, para el colectivo #SeguridadSinGuerra, debe traducirse en la construcción de una agenda para la paz y con la mayoría legislativa de su coalición, aunada al diálogo con otras fuerzas políticas, “no existe motivo alguno para posponer la abrogación de la Ley de Seguridad Interior”, añadió.

Dicha ley, vigente desde el 18 de diciembre de 2017, fue aprobada en un proceso legislativo que ignoró las recomendaciones nacionales e internacionales para no hacerlo, e independientemente de las eventuales resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre su constitucionalidad, “esa ley no contribuye a la paz y su simple existencia amenaza e inhibe el ejercicio de derechos humanos”, remarcó el colectivo.

Entre las organizaciones que se han sumado al proyecto, la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Víctimas de violaciones a los Derechos Humanos en México (Afadem-Fedefam), a través de su secretario ejecutivo Julio Mota Montiel, asegura que “no es el Ejército quién debería estar en las calles, pues ellos están entrenados para abatir al enemigo y la ciudadanía no es el enemigo. La no abrogación de esta ley sería una forma de fascistizar la vida política del país”, agregó.

El colectivo #SeguridadSinGuerra también comentó que para lograr la paz –entre otras cosas– debe haber un cambio profundo en el actual modelo de seguridad y, por ello, apoyan el planteamiento hecho por Alfonso Durazo, quien estaría a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública, de capacitar a los policías; mejorar sus condiciones socioeconómicas; y elaborar un plan de retiro gradual de las fuerzas armadas de las labores de seguridad pública, como lo han recomendado organismos nacionales e internacionales.

Asimismo, afirmó su apoyo a la propuesta de la Ministra en retiro Olga Sánchez Cordero, para despenalizar la siembra, trasiego y uso lúdico de cannabis.

Rodrigo Ek