Autor:

Pese a un contexto internacional en el que la economía mundial se ha visto favorecida, la inversión extranjera directa (IED) cayó 8.8 por ciento en México, ya que en 2017 se registró la entrada de sólo 31 mil millones de dólares, a diferencia del año previo en el que se obtuvieron más de 34 mil millones de dólares, según el informe anual de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

La inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2018, un informe presentado en conferencia de prensa por la Cepal, evidenció que la IED en México cayó por segunda vez consecutiva, al registrar 31 mil 726 millones de dólares en 2017, a diferencia de 2016 cuando las inversiones fueron de 34 mil 776 millones de dólares o en 2015 cuando se obtuvieron 36 mil 519 millones de dólares por el mismo referente.

Los sectores que mostraron una disminución de las IED fueron la industria química, de plásticos y bebidas. Sin embargo, se registraron aumentos de inversión extranjera en el sector de transporte, fabricación de equipos de los mismos, así como en la industria de manufactura. Las principales fuentes de inversión directa fueron de Estados Unidos; mientras que en la región de América del Sur, los principales inversores procedieron de la Unión Europea.

En la misma conferencia, la Secretaria Ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, explicó que este hecho orilla al gobierno mexicano a poner mayor atención en las pequeñas y medianas empresas, pues “es fundamental que se incorporen al mercado”. Asimismo, recomendó al país potenciar la industria automotriz, ya que “ésta sólo exporta a Estados Unidos”, cuando su objetivo “tendría que ser explotar más dicho sector hacia el mercado nacional”.

El mismo informe mostró que este descenso no sólo se dio en México, pues Brasil cayó con 9.7 por ciento y Chile con poco más 48 por ciento, respecto al año anterior. Entretanto, países de Centroamérica, como Panamá y República Dominicana, tuvieron un crecimiento de IED, con el 20 y el 60 por ciento, respectivamente. Esto ubicó a la región de América Latina y el Caribe con un declive del 3.6 por ciento a diferencia del año previo.

La secretaria ejecutiva reconoció la importancia de contar con una política industrial clara, y explicó que las expectativas económicas para México son favorables, debido a que “la reforma de telecomunicaciones y la financiera han traído buenos resultados”, aunque señaló que es necesario trabajar en la reforma energética.

Por último, Alicia Bárcenas expresó su apoyo a “muchos” de los planteamientos  del virtual ganador de las pasadas elecciones, Andrés Manuel López Obrador; “muchos de ellos están alineados a la Cepal; las propuestas de AMLO favorecerían 19 por ciento a la inversión total. Su propósito de disminuir el gasto corriente y orientar el gasto social en beneficio de los jóvenes y adultos mayores es bastante factible”.

Karen Ballesteros