Nuestros lectores

 •  0

Autor:

El INE dice que sí “investiga” los casos de violencia sexual cometidos por alto funcionario

Buenas tardes, por este medio les hacemos llegar la siguiente tarjeta informativa en relación con la nota publicada en el portal de Contralínea.

Agradecemos la atención prestada a la misma.

Saludos.

En relación con la nota publicada en Contralínea con el título “Denuncian penalmente a alto funcionario del INE por hostigamiento sexual”, esta Institución reitera su rechazo a cualquier conducta de violencia contra las mujeres e informa que, frente a las denuncias presentadas por dos trabajadoras por presunto hostigamiento sexual, el 19 de octubre de 2017 y el 6 de febrero de 2018, respectivamente, se activó el “Protocolo para prevenir, atender y sancionar el hostigamiento y acoso sexual o laboral” y el Estatuto del Servicio Profesional Electoral Nacional y del Personal de la Rama Administrativa.

A partir de ello, se iniciaron las investigaciones respectivas para determinar la responsabilidad del funcionario denunciado y, considerando la gravedad de las conductas denunciadas, se ordenó la suspensión provisional del mismo a partir del primero de marzo de 2018.

La investigación de ambas denuncias y el desarrollo de los procedimientos disciplinarios se ha realizado de manera exhaustiva y, para salvaguardar la imparcialidad de los procedimientos, se solicitó la intervención de personal especializado perteneciente a la Procuraduría General de la República, a efecto de recabar y desahogar pruebas que aporten elementos a la investigación.

El Instituto Nacional Electoral reitera que no se tolerará ninguna conducta que atente contra la dignidad y los derechos de las y los trabajadores, por lo que continuará atendiendo diligentemente los casos presentados.

Karla Garduño, directora de Información

Coordinación Nacional de Comunicación Social

Instituto Nacional Electoral

Respuesta de la reportera

Señor director:

Aunque la nota informativa del Instituto Nacional Electoral reitera su rechazo a cualquier conducta de violencia contra las mujeres, un tercer caso confirmaría que, al menos en el caso de Jorge Lavoignet Vásquez, las agresiones han sido solapadas en forma reiterada.

En esa nueva acusación –que en las próximas semanas será presentada ante la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia Contra las Mujeres y Trata de Personas–, el actual director del Secretariado del Instituto será señalado no sólo por hostigamiento laboral, sino también por violencia física, indica el abogado Luis Hernández.

En entrevista, señala que en este tercer caso la víctima habría sido golpeada por el propio Lavoignet. Además, detalla que en vez de recibir ayuda tras denunciar los hechos, sólo fue “canalizada al área de recursos humanos”.

En los tres casos –el de Karla, Margarita y la tercera víctima, de la que el abogado se reserva el nombre para protegerla hasta que se presente la denuncia–, el INE falló en su protección e incluso las revictimizó al requerirles pruebas de sus acusaciones; en específico, les fueron solicitados videos.

Y aunque en su nota aclaratoria la institución que encabeza el doctor Lorenzo Córdova asegura que sí activó su Protocolo y que, por “la gravedad de las conductas denunciadas”, se ordenó la suspensión temporal del funcionario, omite referirse a las condiciones en las cuales Lavoignet Vásquez fue separado del cargo.

Quizá su silencio se deba a la falta de argumentos respecto al porqué se le sigue pagando en forma íntegra su sueldo. Ojalá el INE responda si este pago es legítimo, si constituye una situación de privilegio o de solapamiento a las conductas del servidor público.

En la respuesta a la solicitud de información UT/18/01762 –hecha por la defensa de las víctimas–, se revela no sólo que Lavoignet sigue cobrando con normalidad su sueldo, sino que incluso recibió un aumento. Y es que mientras en la primera quincena de enero de 2018 percibió 62 mil 666 pesos, a partir de la primera quincena de marzo pasado fueron más de 65 mil.

Este monto –superior a los 130 mil pesos mensuales– se sostiene hasta la primera quincena de mayo, fecha en la que entregó el requerimiento de datos.

Así, con el pago del sueldo y hasta un aumento salarial, es como el INE atiende las denuncias de mujeres agraviadas sexual, laboral y psicológicamente. Además, claro, de la dilación en las investigaciones: en el caso de Karla ya transcurrieron 8 meses desde que se formalizó la acusación y, hasta ahora, no hay avances. ¿Cuánto tiempo más requiere el INE para concluir las pesquisas?

[NUESTROS LECTORES]

 

 

Leave a Reply