Autor:

En 2017 las importaciones que Estados Unidos realiza de cáñamo industrial ascendieron a 1 mil 357 millones 539 mil 80 dólares. Lo anterior, luego de que el Congreso de Estados Unidos restringiera la producción de la planta al confundir sus propiedades y usos con los de la marihuana, según un informe del Servicio de Investigación del Congreso (CRS por su sigla en inglés).

Tanto el cáñamo como la marihuana derivan de la especia cannabis sativa. Las diferencias radican en que la marihuana refiere a la droga sicotrópica, usada con fines medicinales o recreativos con niveles de delta-9 –ingrediente dominante en la cannabis sativa–  mayores a 0.3 por ciento, mientras que el cáñamo tiene menos de 0.3 por ciento contenido de delta-9.

El cáñamo tiene un mercado potencial a nivel mundial en más de 25 mil productos. Su uso ayuda a la elaboración de suplementos y proteínas alimenticias, así como en productos medicinales y terapéuticos. Además de que puede degradar menos el medio ambiente que otros cultivos agrícolas.

“Investigadores reconocen la rentabilidad potencial del cáñamo”, aseguró el CRS. De igual manera, “informes afirman que si se eliminaran las restricciones actuales al cultivo de esta planta, los productores agrícolas estadunidenses podrían beneficiarse”, al producirla ellos mismos y generar ganancias sin depender de las importaciones.

Jordana González

[NOTA DEL DÍA]