Autor:

Las empresas Kol Tov, Space Tours y Tas Tevel fueron penalizadas con multas que suman más de 21 millones de pesos, al haber incurrido en el “incumplimiento parcial o deficiente” de sus contratos con la Policía Federal (PF), por prestación de servicio de transporte terrestre, en apoyo al despliegue táctico-operativo del cuerpo policial federal.

La prestación de servicios que estas tres empresas brindaron de 2015 a 2018 a la PF, por concepto de transportación terrestre en la República Mexicana, según la solicitud de información con número de folio 0413100065718, fue ineficiente, por lo cual la empresa Kol-Tov, SA de CV, fue penalizada con 7 millones 679 mil 728 pesos; Space Tours, SA de CV, con  11 millones 138 mil 339 pesos, y Tas Tevel, SA de CV, con 3 millones 19 mil 770 pesos. Así las penalizaciones alcanzó los 21 millones 837 mil 837 pesos.

De acuerdo con el artículo 53, erigido en la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Publico, los proveedores quedan obligados ante la dependencia a “responder de los defectos y vicios ocultos de los bienes y de la calidad de los servicios, así como de cualquier otra responsabilidad en que hubieren incurrido, en los términos señalados en el contrato respectivo y en la legislación aplicable”, ante lo cual dichas empresas tuvieron que pagar los montos ya mencionados.

Asimismo, con base en el artículo 97 del Reglamento de esa misma ley, las deducciones al pago de bienes o servicios previstos en el artículo 53 Bis “serán determinadas en función de los bienes entregados o servicios prestados de manera parcial o deficiente”. Dichas deducciones se calcularon hasta la fecha en que materialmente se cumpla la obligación, “sin que cada concepto de deducciones exceda a la parte proporcional de la garantía del contrato”; en la misma solicitud se estableció que la fecha de corte fue al 31 de marzo de este año.

La empresa Kol-Tov fue señalada en 2014, por el entonces secretario general del Partido de la Revolución Democrática, Luis Alonso García Hernández, por haber sido “favorecida con un contrato millonario”, junto con la empresa PMI Norteamérica, en la construcción de flotes para Petróleos Mexicanos (Pemex). Asimismo, en 2011, el entonces presidente de la Comisión de Procuración de Justicia del Congreso del Estado, Carlos Alberto Arjona Gutiérrez, expuso la necesidad de una investigación hacia dicha empresa, luego de que ésta fue acusada de ofrecer alimentos en mal estado a los trabajadores de Pemex.

Space Tours también estuvo involucrada en una supuesta asignación ilegal de un contrato por 16 millones de pesos, para la repatriación de indocumentados. De acuerdo con la Auditoria Superior de la Federación, en diciembre de 2003, la Dirección General de Recursos Materiales del Instituto Nacional de Migración, sin tener autorización explícita de la Secretaría de Hacienda, “comprometió ilegalmente recursos del presupuesto que ejercería durante el año siguiente”, al otorgar un nuevo contrato a Space Tours del 1 de enero al 31 de marzo de 2004, como extensión de los servicios que comenzó a dar en octubre de 2003.

Karen Ballesteros