Autor:

Además de retirarse del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, Estados Unidos cancelará, en 2019, los fondos para programas de ayuda humanitaria.

Y es que el gobierno de Donald Trump planea una reducción del 22.7 por ciento en el presupuesto del Departamento de Estado, específicamente en sus Operaciones Extranjeras y Programas Relacionados (SFOPS, por su sigla en inglés).

De ello se deriva que la afectación al  presupuesto destinado a asuntos internacionales o “Función 150” sea total: no se considera aportación alguna para los programas de ayuda alimentaria extranjera.

Las repercusiones de esta decisión aún son incalculables. Tan sólo el Programa Internacional de Alimentos para la Educación y Nutrición Infantil de McGovern-Dole ayuda a apoyar la educación, el desarrollo infantil y la seguridad alimentaria en países de bajos ingresos y con déficit de alimentos en todo el mundo.

Este programa prevé la donación de productos agrícolas de Estados Unidos, así como asistencia financiera y técnica, para apoyar proyectos de alimentación escolar y nutrición.

Otros programas que quedarán sin fondos son: desarrollo agrícola, refugio de emergencia y migración, asistencia para Europa, Eurasia y Asia Central, fondo de democracia, fondo de apoyo económico, dondo complejo crisis, entre otros.

Los recursos se dividen en financiamiento propuesto por el Estado y las programas relacionados y, financiamiento de operaciones extranjeras, en las primeras se propone un recorte en cuentas de seguridad pública y contribuciones para el mantenimiento  de la paz, mientras en las segundas se recorta el presupuesto para ayuda humanitaria y financiamiento para desarrollo de programas educativos y la promoción de la democracia.

Los que no sufrieron modificaciones son los servicios diplomáticos y consulares de Emergencia, préstamos de repatriación, Centro Internacional de la Cancillería, Servicio de Jubilación Extranjero, preservación del patrimonio de América en el exterior, seguridad y cooperación en Europa.

Diana Aguila