Autor:

A nivel internacional, México ocupa el segundo lugar en secuestro de datos, sólo por debajo de Brasil, refiere la especialista en ciberseguridad Comstor. Y es que entre 2014 y 2017 se registró un incremento de 30 por ciento anual sostenido de ataques con ransomware.

El ransomware es un programa que restringe ilegalmente el acceso a determinadas partes o archivos del sistema que infecta, lo que permite a los criminales cibernéticos pedir rescate a cambio de liberar los datos “secuestrados”.

México, según Comstor, tiene déficit en seguridad de tecnologías de la información a pesar de que existe demanda de profesionales en seguridad digital.

No obstante, la compañía de seguridad digital considera que la cultura en esta materia y las “buenas” prácticas cibernéticas son muy débiles en el país: “casi inexistentes”.

Diana Aguila