Autor:

En México, 3.2 millones de menores de entre 5 a 17 años de edad laboraron, pese a que las leyes lo prohiben. Durante 2017, la población infantil ascendió a 29.3 millones de personas, de las cuales 3.2 millones –es decir el 11 por ciento– realizaron trabajo infantil, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con los resultados del Módulo de Trabajo Infantil (MTI) 2017, Nayarit fue el estado que tuvo la mayor tasa de infantes empleados en el sector productivo, con 19.7 por ciento, y Querétaro tuvo la tasa más baja, con 5.3 por ciento.

Además, el número de infantes que se dedicaron al trabajo infantil fue más alto en las áreas menos urbanizadas (localidades menores de 100 mil habitantes) con 13.6 por ciento, a diferencia de las áreas más urbanizadas en las que el trabajo infantil alcanzó el 7.6 por ciento.

Según el Inegi, la tasa de trabajo infantil disminuyó 1.4 por ciento desde 2015, ya que en ese año fue de 12.4 puntos.

Las cifras señalan que de los 3.2 millones de niños, el 6.4 por ciento realizó alguna ocupación no permitida por la ley, es decir alguna actividad económica que puso en riesgo su salud o afectó su desarrollo físico y/o mental.

Mientras que el 4 por ciento se dedicó a realizar quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas, lo que el MTI define como actividades en condiciones peligrosas o en horarios prolongados que afectan la salud e integridad. Por otra parte, el 0.7 por ciento combinó ambas formas de trabajo.

La ocupación no permitida la realizaron 2.1 millones de niños, niñas y adolescentes, cifra que equivale al 7.1 por ciento de la población de 5 a 17 años, esto indica un descenso de 4.4 por ciento en diez años, ya que en 2007 la ocupación no permitida fue de 11.5 por ciento.

Además de Nayarit, otras entidades con altos índices de infantes que trabajan son: Zacatecas, Guerrero y Puebla con 11.9 por ciento cada uno.

El MTI estimó que 1.4 millones de niños, es decir 4.7 por ciento, realizan trabajos domésticos en condiciones no adecuadas. De esta cifra, el 59.7 por ciento le dedica hasta 14 horas semanales.

Los estados de Tabasco con 14.2 por ciento y Querétaro con 1.6 por ciento, reportaron la tasa de quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas más alta y más baja, respectivamente.

Aseneth Hernández