Autor:

“El interés de la política pública en materia de Gestión Integral de Riesgo de Desastres (GIRD) es casi inexistente”, indica un documento que será entregado a los actuales candidatos a la Presidencia. La finalidad es que se acabe la discrecionalidad, opacidad, impunidad y corrupción con que se abordan los desastres en México.

El documento se titula El futuro de la Gestión Integral del Riesgo de Desastres en México: una Visión de Política Pública desde la Academia. Plantea que los factores causantes de un desastre no son naturales, sino sociales: la falta de conocimiento, preparación, estrategias de prevención y, especialmente, la ausencia de una política de gestión integral del riesgo. Además, el crecimiento de la población hace que la exposición a amenazas aumente. Por lo tanto, el riesgo de desastre se incrementa.

Emitido por investigadores independientes y de varias universidades del país –la Universidad Nacional Autónoma de México, El Colegio de México, la Universidad Iberoamericana, el Instituto Politécnico Nacional y Centro de Investigación y Estudios Superiores en Antropología Social–, el texto señala que los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) no se aplican correctamente. “No hay una visión integral ante riesgos”.

El informe, señala, busca salvaguardar la vida humana, mejorar la calidad de vida de la población y su desarrollo integral a través de 30 recomendaciones dirigidas a los candidatos de todo cargo de elección popular; están basadas en tres temáticas: sistema nacional de protección civil; carácter de las políticas públicas transversales esenciales para la Gestión Integral del Riesgo de Desastre (GIRD), y la normatividad relacionada con la GIRD.

Diana Aguila