viernes 13, diciembre 2019

Autor: y

 

Caracas. El presidente de Venezuela y candidato a la reelección, Nicolás Maduro, centrará su campaña electoral en destacar la importancia de profundizar las acciones en el campo social y el impulso de una revolución en el área económica.

En el comienzo de las actividades proselitistas de cara a las elecciones del 20 de mayo próximo, el abanderado de las fuerzas revolucionarias indicó que dichas medidas abordan los objetivos del Plan de la Patria 2019-2025, el cual recogió más de 30 mil propuestas de asambleas populares donde participaron casi 5 millones de venezolanos.

Al dar inicio en el oriental estado de Bolívar a su periplo por todo el territorio nacional para convocar al pueblo a apoyar en las urnas la continuidad del proceso bolivariano, Maduro indicó que el primer objetivo de su programa de gobierno radica en consolidar la educación pública, gratuita y de calidad.

En tal sentido, el abanderado del denominado Frente Amplio de la Patria significó la necesidad de vincular la labor formativa al desarrollo del país a niveles local, regional y nacional, así como la aspiración de llegar al 100 por ciento de escolaridad.

Aseguró que para cumplir con esa meta el Ejecutivo aprovechará las fortalezas del sector educacional logradas en los últimos 19 años, desde al ascenso al poder de la Revolución bolivariana, lapso en el que se lograron hitos en el sector como la democratización del acceso a las universidades.

Como segundo objetivo del programa de gobierno para el período 2019-2015, el presidente de Venezuela planteó la consolidación del sistema de salud pública, mediante la optimización del sistema de administración de insumos y el despliegue de especialistas médicos en las comunidades para promover la atención familiar.

Como tercer punto en la agenda de cara a un eventual segundo mandato presidencial, Maduro reiteró la meta de llegar a los 5 millones de hogares entregados a familias necesitadas de un techo digno, a través de la Gran Misión Vivienda Venezuela.

Este proyecto creado en 2011 por el líder de la revolución bolivariana y entonces presidente, Hugo Chávez, arribó este año al hito de 2 millones de casas construidas para beneficio de los sectores más vulnerables de la sociedad.

El mandatario manifestó que dichas viviendas serán asignadas a los beneficiarios a través del sistema del Carnet de la Patria, mecanismo creado por el Ejecutivo bolivariano para coordinar los programas de protección social y las grandes misiones estatales.

La consolidación de esa herramienta tecnológica, que atiende a 16 millones 500 mil venezolanos, centra el cuarto objetivo del programa de gobierno de Maduro, quien planteó la ampliación del sistema de bonos protectores y otras formas de resguardo ante las acciones de guerra económica promovidas por sectores oligarcas con apoyo externo.

Por último, el sucesor de Chávez al frente del proceso de cambios e inclusión social propuso una gran revolución económica, para poner fin a las maniobras contra el acceso a bienes esenciales y el desarrollo productivo.

Al respecto, llamó a fortalecer los Comités Locales de Abastecimiento y Producción -sistema diseñado para la distribución de alimentos a precios solidarios- el cambio del cono monetario y la implementación de la criptomoneda el petro.

Desde la convocatoria a elecciones presidenciales por parte de la Asamblea Nacional Constituyente en enero último, el candidato de las fuerzas populares ratificó la validez de este proceso en el camino hacia la consolidación del ambiente de paz y convivencia democrática en el país.

Continuos fueron sus llamados en este lapso a diversos sectores de la extrema derecha opositora para que abandonen el camino de la abstención y reconozcan las vías democráticas como medio de dirimir las diferencias políticas.

Asimismo presentó una propuesta sólida de continuidad del proceso revolucionario con objetivos estratégicos bien definidos de cara a un eventual segundo mandato presidencial, en contraste con los otros cuatro aspirantes a la primera magistratura de la nación sudamericana.

El abanderado del Frente Amplio de la Patria contenderá en los comicios con Henri Falcón (Avanzada Progresista, Movimiento al Socialismo y Comité de Organización Política Electoral Independiente), Reinaldo Quijada (Unidad Política Popular 89), Javier Bertucci (Esperanza por el Cambio) y Luis Ratti (iniciativa propia).

En general, los candidatos opositores basan sus respectivas campañas electorales en maximizar los problemas sociales y criticar el desempeño del gobierno a partir de un retrato muy personalizado de la realidad, postura que obvia los continuos ataques y sanciones económicas impuestas al país por sectores oligarcas y potencias extranjeras.

De ascendencia obrera, Nicolás Maduro nació el 23 de noviembre de 1962 y desde muy joven comenzó su vida laboral como conductor del sistema de Metrobuses del Metro de Caracas, donde se formó como dirigente sindical.

Tras la rebelión militar del 4 de febrero de 1992, Maduro se convirtió en activista por la libertad del comandante Hugo Chávez, líder de aquella gesta emancipadora contra el sistema político existente.

En 1994 pasó a formar parte del Movimiento Bolivariano Revolucionario 200, en el cual integró la dirección nacional hasta 1997, año en el que se sumó bajo el liderazgo de Chávez en el Movimiento V República que salió victorioso en las elecciones de diciembre de 1998.

Maduro fue diputado de la Asamblea Constituyente de 1999 y un año después resultó elegido para ocupar un escaño en la Asamblea Nacional (Parlamento), instancia en la que ocupó el puesto de presidente entre 2005 y 2006, cuando resultó designado ministro de Relaciones Exteriores.

Cumplió tareas como vicepresidente ejecutivo, y tras el fallecimiento de Hugo Chávez en marzo de 2013, resultó electo presidente de la República con 7 millones 587 mil 579 votos.

Durante los cinco años de su mandato, profundizó el alcance de las conquistas sociales de la revolución bolivariana y soportó las arremetidas de los sectores oligarcas promotores de la violencia insurreccional y el golpe de Estado, acciones apoyadas desde el exterior por el gobierno de Washington y sus aliados.

*Corresponsal en Venezuela.