Autor:

hbadillo

La Haya, Holanda. En reconocimiento a la amplia ventaja que mantiene el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador en las encuestas, el presidente Enrique Peña Nieto advirtió en este país a los inversionistas extranjeros que cualquier candidato que gane las elecciones seguramente continuará con los acuerdos comerciales a pesar de sus ideales.

En gira exprés por Europa, el funcionario mexicano llegó a La Haya, sede del gobierno de los Países Bajos, en busca de más inversión extranjera y para tratar de fortalecer los lazos comerciales entre México y el bloque europeo.

Todo marchaba como reloj en la gira presidencial, hasta que Peña Nieto llegó al Palacio Real de Noordeinde, para reunirse con el rey Guillermo Alejandrose. Allí lo esperaba un grupo de manifestantes con pancartas contra del mandatario mexicano, lo que alertó a los cuerpos de seguridad.

hbadillo

Con gritos de asesino y la advertencia de que será llevado a la Corte Penal Internacional –que precisamente se alberga en La Haya–, por los miles de homicidios y la crisis humanitaria que se vive en México, fue recibido en esta ciudad el jefe del Ejecutivo.

La fuerza de las protestas era tal, que la llegada del convoy presidencial se dio entre el nerviosismo de los organizadores y la atención de los paseantes holandeses que, acostumbrados a la tranquilidad de su país, se impresionaban por los gritos a las puertas del Palacio Real.

 

hbadillo

 

Una vez más se hicieron presentes los reproches y reclamos a Peña Nieto por la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos forzadamente el 26 de septiembre de 2014; el asesinato de decenas de periodistas; los miles de feminicidios; los 30 mil desaparecidos, y el continuo derramamiento de sangre de una guerra absurda en contra del narcotráfico.

El mandatario mexicano visitó por la mañana la Federación Holandesa de Trabajadores (NVO-NCW), que se encarga de velar por el interés de los trabajadores, antes de visitar el Palacio de Noordeinde, en donde también se reunió con el primer ministro holandés Mark Rutte.

Holanda es el país europeo con más inversiones en México y por eso la importancia de esta visita a la Federación Holandesa de Trabajadores, en donde Peña Nieto expuso las puntos fuertes para invertir en territorio mexicano.

El presidente aseguró que México debe su desarrollo a las reformas estructurales hechas bajo su gobierno, de las cuales destacó los sectores educativo, laboral, fiscal, energético y de telecomunicaciones.

Peña defendió el papel de México ante la caída en los precios del petróleo y precisó que con las reformas energéticas que hizo su gobierno se permitió la inversión extranjera en la extracción del petróleo en aguas profundas, de donde se benefició con contratos la empresa británica-holandesa Shell.

El jefe del Ejecutivo repitió la importancia en la apertura del mercado mexicano al negocio de las telecomunicaciones y su crecimiento en el país, y aprovechó para anunciar que el país alcanzará una conexión a internet al 92 por ciento de la población en los próximos 4 años.

“México es un país abierto al mundo, es un país que cree en la globalización, es un país que cree en el libre comercio, nosotros hicimos el cambio de un modelo cerrado y proteccionista a un gobierno facilitador de oportunidades”, dijo Peña.

También destacó la modernización del acuerdo económico entre México y Europa  y otras alianzas con Asia, Sudamérica y Estados Unidos.