Autor:

Una mujer embarazada perdió a su bebé dentro de las instalaciones del Hospital Regional de Vista Hermosa, al no recibir atención oportuna por parte de dos especialistas, señaló la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), al recomendar al gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, indemnizar a la familia afectada.

Lo anterior se da a conocer luego de que fueran publicados los hechos en distintos medios electrónicos el 24 de julio de 2015, fecha en la cual perdió la vida su bebé, producto de violaciones a sus derechos humanos.

En rechazo a la Recomendación 14/2016, emitida hace dos años por la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Veracruz, la CNDH lanzó la Recomendación 07/2018, en donde evidencia la violación a los derechos humanos de la madre y exige que la Secretaría de Salud y la Dirección General de Servicios de Salud de Veracruz repare el daño causado a la mujer y a su cónyuge.

El 19 de julio de 2015, aproximadamente a las 15:30 horas, una pareja acudió a la Sala de Urgencias del Hospital Regional de Vista Hermosa, en vista de que la mujer se encontraba con dolores de parto y hemorragia. Fueron atendidos tres horas después, a las 18:30, por un médico especialista en Ginecología y Obstetricia y una Técnica en Radiología, quienes mediante un examen y una prueba de ultrasonido le indicaron que aún faltaban dos semanas para que diera a luz y que su sangrado era “normal”, por lo que podía retirarse a su casa.

Dos horas más tarde, a las 20:20, la pareja volvió al área de urgencias y fueron atendidos de forma inmediata por el mismo médico, quien al revisar a la mujer se percata de que el bebé ya no respiraba y ordenó un último ultrasonido con el que comprobó que había fallecido.

Al día siguiente, el 20 de julio, practicaron una cesaría para sustraer el cadáver del bebé y no se entregó el expediente clínico, mientras que las autoridades del hospital únicamente se limitaron a otorgarles una fotocopia del certificado de muerte fetal.

Fabián Vega