Autor:

Mientras hubo deportistas que salieron a la calle en busca de recursos para poder competir en los XXXI Juegos Olímpicos Rio de Janeiro, como el pugilista y medallista Misael Rodríguez, la Comisión Nacional del Deporte (Conade) —encabezada por Alfredo Castillo Cervantes— operó irregularmente 1 mil 159 millones 590 mil 100 pesos, revela la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

El Informe Individual del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2016 es tajante con su dictamen; la Conade “no cumplió con las disposiciones legales y normativas que son aplicables en la materia”.

Indica que los beneficiarios de los apoyos administraron recursos, por 213 millones 921 mil 900 pesos, en cuentas distintas de las notificadas a la institución; “mezclaron los recursos federales de los convenios con otros recursos; mantuvieron ociosos 266 millones 771 mil 100 de pesos y comprobaron extemporáneamente 565 millones 2 mil 400 pesos”.

El máximo órgano de fiscalización del país también señaló la falta de comprobación de 113 millones 894 mil 700 pesos, “de convenios para la modernización o construcción de instalaciones deportivas”.

La Auditoría Financiera y de Cumplimiento: 16-1-11L6I-02-0170 dictamina que tampoco se comprobaron o reintegraron los rendimientos generados por las cuentas donde se administraron los recursos federales, de 13 convenios y 2 adendas.

Érika Ramírez