Autor:

El Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas (ISSFAM) no supo dónde quedaron víveres por un valor de 3 millones 471 mil 400 pesos, revela la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

El hallazgo es apenas uno de los más importantes detectados en la auditoría financiera y de cumplimiento practicada al ISSFAM, integrada en el Informe Individual del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2016 (tercera etapa) que se publicó este 20 de febrero. El otro es un faltante de 4 millones 200 mil pesos en las transferencias que le realizó la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

De acuerdo con el dictamen de la auditoría, el Instituto no pudo mostrar evidencia de la entrega oportuna de víveres por casi 3 millones y medio de pesos.

Según el resultado 20 del examen, “se observó que no se contó con los pedidos” por 3 millones 471 mil 400  miles  pesos  de  víveres”. Por ello no se pudo determinar la fecha ni el lugar en que se debieron entregar los productos.

Con respecto del faltante 4 millones 200 mil pesos, la ASF pudo acreditar que el ISSFAM emitió un recibo por una transferencia de la Sedena por 120 millones 368 mil 500  pesos. Sin  embargo,  el monto que realmente recibió fue de 116 millones 168 mil 500 pesos. Por el hecho, la Auditoría ha emitido una promoción de responsabilidad administrativa sancionatoria contra los servidores públicos que resulten responsables.

Además, el ISSFAM ha registrado, dentro del recibo de nómina, cuotas  por  casa  hogar, cementerio militar y desperfectos de unidades habitacionales, como “Concepto 66 Fondo de Vivienda Militar”. Lo anterior sin la autorización de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El ISSFAM actualmente está dirigido por el general de división Francisco Ortiz Valadez.

Zósimo Camacho