Autor:

Petróleos Mexicanos (Pemex) habría pagado en exceso más de 3 mil millones de pesos, por contratos relacionados con la rehabilitación de la planta chatarra de Agro Nitrogenados, revela el recién entregado informe de fiscalización de la Cuenta Pública 2016, de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Por ello, en la “Auditoría de inversiones físicas 16-2-18T5K-04-0438”, el máximo órgano de fiscalización solicita a la petrolera estatal que aclare el destino de 3 mil 71 millones 402 mil pesos en total.

La mayor parte de ese monto corresponde a un pago en exceso a Cobra Instalaciones México, SA de CV, filial del grupo español de construcción ACS, se desprende del informe.

De acuerdo con éste, al revisar las 21 estimaciones de la fase I del contrato AGRO-DG-003/14 –firmado entre Pemex, a través de su filial Pro Agroindustria, y Cobra Instalaciones– los auditores observaron “una diferencia de 129 millones 604 mil 800 dólares (2 mil 672 millones 373 mil 900 pesos), entre lo pagado a la contratista por 209 millones 604 mil 800 dólares y lo establecido en la cláusula séptima de dicho contrato”.

Y es que en dicha cláusula se estipuló que la ejecución de esas obras costaría un estimado de 80 millones de dólares, “sin que se justificaran las razones del sobrecosto de los trabajos para la ejecución de la fase I”.

Para la ASF, ello “denota falta de revisión y control de los trabajos por parte de la residencia de obra y la supervisión de la entidad fiscalizada”. Por ello, pide a la Unidad de Responsabilidades en Pemex que investigue el caso y, en su caso, “inicie el procedimiento administrativo correspondiente por las irregularidades de los servidores públicos que en su gestión no justificaron las razones del sobrecosto”.

Además solicita a la petrolera que entregue la documentación adicional que justifique y compruebe los más de 2 mil 670 millones de pesos por esta anomalía. Algo que hasta ahora Pemex no ha podido hacer, pues antes de presentar el informe a la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados, la ASF sostuvo reuniones con la petrolera para “aclarar” el asunto.

Las otras pérdidas

El informe de fiscalización también refiere que Pro Agroindustria tampoco ha  proporcionado la documentación adicional justificativa y comprobatoria de 12 millones 773 mil pesos, correspondientes a un pago irregular relacionado con unos tanques tipo esfera para almacenamiento de amoniaco, trabajos que formalmente se habían excluido del contrato.

Otra anomalía financiera consistió en que Pro Agroindustria no justificó las actividades realizadas por el personal registrado en el soporte de estimaciones de cada una de las categorías pagadas, por 284 millones 711 mil 204 pesos.

La ASF también observó que la filial de Pemex no justificó la diferencia en los costos del suministro de materiales y refacciones para la rehabilitación, comisionamiento y arranque de dos strippers y cuatro condensadores de carbamato, por 4 millones 261 mil 389 pesos, en virtud de que en los resultados de los informes de integridad mecánica se dictaminó que los trabajos para rehabilitar los equipos necesitaban el mismo tipo de mantenimiento y lo pagado registrado en el control de estimaciones.

Otras dos irregularidades estuvieron relacionadas con ello. Una ascendió a 22 millones 890 mil 26 pesos. En este caso, la ASF apunta que se trata de “la diferencia entre el monto autorizado para el suministro de materiales y refacciones para la rehabilitación, comisionamiento y arranque de dos strippers y cuatro condensadores de carbamato y el monto erogado registrado en el control de estimaciones”.

La otra, con una erogación por 30 millones 129 mil 565 pesos, pues Pro Agroindustria no justificó las diferencias entre el costo autorizado para el suministro de materiales y refacciones para la rehabilitación, comisionamiento y arranque de dos strippers y cuatro condensadores de carbamato y el monto erogado registrado en el control de estimaciones.

Pro Agroindustria también deberá rendir documentación adicional del gasto por 43 millones 795 mil 986 pesos, correspondientes a la diferencia entre el monto autorizado para la rehabilitación de equipos críticos y el monto erogado registrado en el control de estimaciones.

Finalmente los auditores señalan que Pemex, por conducto de Pro Agroindustria, debe aclarar el destino de 467 mil 406 pesos, “debido a la diferencia entre el precio autorizado mediante el pedido número PED-AGR-N16-1648 y el monto erogado registrado mediante el control de estimaciones”.