Autor:

La Fundación UNAM habría incurrido en al menos dos irregularidades relacionadas con un donativo de Petróleos Mexicanos (Pemex) por 6 millones de pesos, documenta la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Según los resultados de la fiscalización superior, la Fundación UNAM –presidida por Dionisio Meade y en la que también participa el rector Enrique Graue, como presidente honorario– habría violado la normatividad e incumplido el objetivo que Pemex le fijó como condición para entregar el recurso público.

En 2016, la petrolera destinó 1 mil 891 millones 874 mil pesos, en total, a donativos y donaciones a favor de asociaciones civiles, fundaciones, gobiernos estatales y municipales, refiere la auditoría al Programa de Responsabilidades y Desarrollo Social de Pemex, recientemente publicada por la ASF.

Al revisar el manejo y destino de esos recursos públicos, la Auditoría detectó que la Fundación UNAM manifestó, bajo protesta de decir verdad, que no estaba integrada en algún otro padrón de beneficiarios de programas a cargo del gobierno federal cuando sí lo estaba.

“Se observó que la Fundación UNAM y una asociación civil [de la que omite el nombre] presentaron su escrito de manifiesto; sin embargo, recibieron donativos por 7 millones 350 mil pesos y 1 millón de pesos (respectivamente) de otras instancias del gobierno federal, en contravención de la normativa en materia de presupuesto”.

Ésta, agrega la Auditoría, establece que “los ejecutores de gasto podrán otorgar donativos, siempre y cuando cumplan con verificar que los donatarios no estén integrados en algún otro padrón de beneficiarios de programas a cargo del gobierno federal”.

La segunda presunta anomalía se detectó en el programa Becas Nacionales para la Educación Superior Manutención. De acuerdo con un el informe del resultado de la fiscalización superior a la Cuenta Pública 2016, la Fundación UNAM solicitó a Pemex, mediante una Ficha Técnica del Proyecto, recursos para otorgar 1 mil 764 becas por un periodo de 12 meses como apoyo económico a universitarios.

Para su autorización ante el Grupo de Trabajo Interorganismos de Responsabilidad Social y Ambiental, la Gerencia de Responsabilidad y Desarrollo Social de la petrolera presentó una propuesta de donativo, cuyo objetivo era apoyar a estudiantes universitarios de escasos recursos y que cursan carreras vinculadas con la industria petrolera.

Según la Auditoría, esos fueron los términos en los que se autorizó el donativo. Sin embargo, señala, “se observó que la Convocatoria Becas 2015-2016, emitida por la Fundación UNAM, fue abierta a las cuatro áreas del conocimiento (físico-matemáticas e ingenierías, biológicas y de la salud, sociales, humanidades y las artes), y con el Listado de Carreras vinculadas, se comprobó que las becas, por 6 millones de pesos, se otorgaron a 7 mil 13 alumnos en abril y julio, de las cuatro áreas de conocimiento y no en los términos autorizados”.

Tags: