Autor:

El anarquista Fernando Bárcenas Castillo informa desde prisión, del requerimiento de pago de una multa por 35 mil 550 pesos que se le impuso junto con la sentencia. 

Señala que cuenta con 2 semanas para cubrir el monto “o en su defecto tendría que pagarla con tiempo de 550 días de prisión que serían independientes de los 6 años de mi sentencia”.

Bárcenas Castillo también informa que mantiene su rebeldía ante los carceleros y autoridades y que continúa realizando actividades contraculturales, a pesar de que se encuentre en zona de segregación dentro de la propia cárcel. “El quinto número del periódico El Canero está casi listo”, señala.

Señala que al estar aislado del resto de la población del penal, la comida a veces no le es servida. Así que él y sus compañeros de segregación “tenemos que amotinarnos cada dos por tres para tener derecho al alimento”.

Explica que a diario se libra una lucha silenciosa sin reflectores ni medios de comunicación. Uno de los mecanismos del control de la población que utilizan los custodios son las drogas.

“Una de las cosas que más contribuye a que todo sea un círculo vicioso es la adicción a las drogas de la mayoría de los castigados. Esto permite a los carceleros poder chantajear a los presos con castigos y recompensas.

Fernando Bárcenas Castillo fue detenido el 13 de diciembre de 2013, en medio de las protestas contra el aumento al precio del boleto del Sistema de Transporte Colectivo Metro. Fue acusado de incendiar el árbol navideño que la trasnacional CocaCola había montado en el Paseo de la Reforma, de la Ciudad de México. Por ello fue sentenciado a 5 años y 9 meses de prisión. Desde su reclusión, Bárcenas ha encabezado huelgas de hambre, protestas y actividades contraculturales.

Contralínea reproduce a continuación la carta íntegra de Bárcenas Castillo, la cual también puede consultarse en el portal de la Cruz Negra Anarquista (http://www.abajolosmuros.org/index.php/noticias-anticarcelarias/494-mexico-carta-de-fernando-barcenas-hablando-de-su-situacion-actual-y-el-cobro-de-una-multa) y en el sitio de comunicación anarquista Contrainfo (https://es-contrainfo.espiv.net/2017/06/06/prisiones-mexicanas-comunicado-del-preso-anarquista-fernando-barcenas/), páginas en las que se publicó originalmente.

[Prisiones mexicanas] Comunicado del preso anarquista Fernando Bárcenas

Comunicado recibido junto con la nota el 05/06/2017:

Escribo estas líneas rápidas para informar de mi situación actual…

Últimamente ha habido tensiones en la zona de segregación[1], conflictos internos y peleas por todo y a la vez por nada.

Aunque al final del día no hay que tener miedo al conflicto, después de todo estamos obligados a convivir, y a través de los desacuerdos que surgen se aprende poco a poco a tolerarnos en esta isla.

Estando apartados del resto de la población es difícil conseguir cosas y alimento… el rancho casi no llega y tenemos que amotinarnos cada dos por tres para tener derecho al alimento.

Esto sucede a diario, es una lucha silenciosa y cotidiana que se libra sin que nadie preste la menor atención; los custodios son hábiles negociantes que apagan las revueltas en un abrir y cerrar de ojos y una de las cosas que más contribuye a que todo sea un circulo vicioso es la adicción a las drogas de la mayoría de los castigados. Esto permite a los carceleros poder chantajear a los presos con castigos y recompensas; -si te portas bien te abro la reja y puedes conseguir dinero y drogas, -si te portas mal te encierro y no te drogas, es así de simple el sistema de disciplina.

Y como se abandona la idea de agredir y luchar con la autoridad, el desestrés cotidiano se descarga de presos a presos en una lucha de todos contra todos.

Aun así aprendo cotidianamente de las experiencias que surgen.

Si no he escrito últimamente hacia el “exterior” de estos muros es porque me he propuesto como ejercicio de aprendizaje práctico el analizar e intentar trastocar mis relaciones diarias y ahora que creo haber reflexionado bastante sobre mis comportamientos sociales quisiera compartirles mis aprendizajes. Y es por eso mismo que aprovecho para informar que el quinto número del periódico “El Canero” está casi listo. Y es allí a través de ese medio que podré explicar mejor mis ideas y propuestas para continuar la ofensiva en la lucha por reapropiarnos de nuestras vidas.

En rasgos generales así me encuentro actualmente con muchos ánimos y ganas de seguir fomentando e inventando nuevas formas de ruptura con mis propios dogmas, miedos y prejuicios.

Ahora bien, en el aspecto jurídico me ha llegado una notificación con la cobranza de la multa que me fue impuesta junto con la sentencia dándome aviso de que debe ser cubierto el monto de $35,550 pesos en un plazo de dos semanas que es cuando se vence el término.

Esta multa desde luego tiene que pagarse o en su defecto tendría que pagarla con tiempo de 550 días de prisión que serian independientes de los 6 años de mi sentencia…

En fin, por ahora es lo que ha sucedido, de cualquier forma volveré a escribir en los próximos días esperando que haya ánimos rebeldes.

 

Fernando Bárcenas

(4 de junio, 2017)

[1] Recordemos que el compañero Fernando está en una zona de segregación nuevamente desde septiembre del año pasado (2016) como respuesta de la institución carcelaria a su última huelga de hambre.