Autor:

I. Las polémicas teorías de JL Bachofen y LH Morgan sostienen que, a caballo entre la caza y los inicios de la agricultura en la sociedad primitiva, existió el matriarcado. Esta etapa con el cercado para guardar animales y mucho más actividad agrícola, hace prevalecer el patriarcado hasta nuestros días. Empero, cada vez más las mujeres (desde los griegos: Las suplicantes, Medea, Las fenicias, Antígona, Las troyanas, Hécuba, las Electras, Andrómaca, Elena… de los Eurípides, Esquilo y Sófocles), ingresan en la civilización buscando la igualdad en oportunidades, derechos, participaciones económicas y políticas, para relativizar el patriarcado, luchando a brazo partido contra su extremo violento: el machismo. Esta es la cresta de esa crisis de los sexos. La competencia social de mujeres versus hombres, donde ellas están logrando conquistar su igualdad protegiendo la maternidad. No hay un espacio de la historia donde ellas no dejen su participación, enriqueciendo la vida colectiva. Un ejemplo de ello son los libros Tres Mujeres, donde Sylvie Courtine-Denamy aborda la vida y obra de Edith Stein, Simone Weil y Hannah Arendt; y de Julia Kristeva, El Genio Femenino (en tres tomos, de los cuales sólo tengo el que se ocupa de la biografía de Hannah Arendt).

II. Ya en un Ex Libris de 2004 daba una síntesis del texto de Courtine-Denamy: Tres mujeres en tiempo sombríos, con su investigación a fondo entre 1933 y 1942. En este lapso Arendt y Weil se van al exilio. Y Edith Stein a la cámara de gas del nazismo. Igual que todas las mujeres, ellas fueron perseguidas por su raza, sus creencias y no ceder a la maldad patriarcal-machista del nazismo (que busca renacer con ese Trump y su fascismo capitalista). Estas mujeres combatieron esas corrientes de la subcultura que no han dejado de irrumpir para tratar de anular la democracia, el republicanismo y los derechos humanos. La autora muestra la parte femenina de sus luchas por hacer prevalecer lo más humano para la convivencia pacífica de razas, credos; y las diferencias dentro del pluralismo. Las hace desfilar juntas en sus coincidencias y estrictas personalidades. Se oponen a la guerra perversa del nazismo y emigran para escapar de las garras hitlerianas, salvo la Stein que fue capturada. Una continuación de este libro es el de Julia Kristeva que dedica a Arendt, a la novelista Colette (1873-1954), y a la psicoanalista Melanie Klein (1882-1960).

III. Éstas son biografías de quienes mostraron y demostraron su “amor al mundo… amor mundi” que invocaba Arendt. Y rematan con la biografía de la excepcional socialista y mujer de implacable lucha social: Rosa Luxemburg (1871-1919), que el guion y filme de Margarethe von Trotta (1986), retrata como lo hacen Paul Frölich en su trabajo Rosa Luxemburg, vida y obra; Daniel Guerin, Rosa Luxemburg y la espontaneidad revolucionaria; Darío Renzi y Anna Bisceglie, Rosa Luxemburg y Jörn Schütrumpf, Rosa Luxemburg o el precio de la libertad. Se opusieron a la violencia en todas sus facetas desenmascarando a quienes abusaron de su poder. “El poder es como el licor” y cualquiera puede emborracharse para convertirse en un dictador. Y lucharon implacablemente contra la Segunda Guerra Mundial. Entrar en la vida de esas cuatro mujeres históricamente inmortales es amarlas como compañeras. Pues como guías de las mujeres en cualquier tiempo, Luxemburg, Stein, Weil y Arendt son también las mujeres de ahora que luchan por la igualdad y contra el machismo.

Ficha bibliográfica:

Autora:                Sylvie Courtine-Dénamy

Título:   Tres mujeres en tiempos sombríos (traducción de Tomás Onaindia)

Editorial:              Edaf

Autora:                Julia Kristeva

Título:   El genio femenino (Hannah Arendt) (traducción de Jorge Piatigorky)

Editorial:              Paidós

Álvaro Cepeda Neri

[BLOQUE: MISCELÁNEO][SECCIÓN: EX LIBRIS]

 

 

Contralínea 541 / del 29 de Mayo al 04 de Junio de 2017

Tags: