jueves 2, julio 2020

Autor:

Un documento del Servicio de Investigación del Congreso estadunidense, North American Free Trade Agreement: Notification for Renegotiation, advierte que el gobierno mexicano buscará incorporar el tema de la seguridad en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En las conversaciones ya sostenidas, y de acuerdo con el informe, “autoridades mexicanas han insinuado que están dispuestas a ampliar las negociaciones del Tratado para incluir la cooperación bilateral o trilateral sobre varios temas, incluyendo la facilitación del comercio y la seguridad”.

También señala el escrito que los funcionarios del gobierno mexicano, que encabeza Enrique Peña Nieto, “han expresado su interés en la modernización” del Tratado. Lo anterior, sin que el papel que han desempeñado en la “cadena de suministro regional” se menoscabe. “En numerosas ocasiones México ha declarado que no avalaría “cualquier introducción de tarifas o cuotas arancelarios en las negociaciones”.

Otro de los puntos de interés de los mexicanos es el del transporte, pues los camioneros estadunidenses han pugnado, con éxito, por no permitir que los transportistas mexicanos ingresen a Estados Unidos. Además, junto con Canadá, México podría impulsar la apertura al mercado maderero. Hasta la fecha, los productores de madera de Estados Unidos cuentan con protecciones para no verse afectados por la introducción de madera proveniente, sobre todo, de Canadá.

Por su parte, Estados Unidos estaría interesado en incorporar a las negociaciones una decena de temas: los derechos de propiedad intelectual; el comercio digital; la participación de empresas estatales; los procedimientos aduaneros; las medidas sanitarias y fitosanitarias; el mercado de los laboratorios; el medio ambiente; la participación de pequeñas y medianas empresas, y los derechos laborales.

El paso 18 de mayo, el gobierno de Donald Trump envió al Congreso de Estados Unidos la notificación de renegociación del TLCAN. Así, desde esa fecha, han comenzado a correr los 90 días que la ley estadunidense establece para el inicio de las pláticas trilaterales. Las negociaciones formales podrían comenzar el próximo 16 de agosto.

Zósimo Camacho