Autor:

España pidió al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que estudiara cómo negar capacidad jurídica para actuar en territorio español a empresas relacionadas con paraísos fiscales, como medida contra el fraude fiscal. Pero hubo la callada por respuesta.

Durante tiempo ha parecido que los paraísos fiscales fueran intocables. Pero en los últimos tiempos se ha visto que se puede actuar contra ellos con éxito. Como ha hecho ATTAC-Francia. Ha conseguido que el banco francés BNP Paribas cierre sus filiales en el paraíso fiscal de Islas Caimán.

Se puede ir contra los paraísos fiscales, pero hay que querer. El problema es que los actuales gobiernos europeos, y los partidos que los sustentan, no tienen esa voluntad política. Se pueden tomar medidas que debiliten a los paraísos. Por ejemplo, que los gobiernos nieguen capacidad jurídica para actuar en territorio nacional a cualquier empresa con relación con paraísos fiscales. También puede legislarse que el Estado y entidades u organismos públicos no puedan contratar empresa alguna de la que haya sospecha fundada de relación con paraísos fiscales.

Pero antes hay que elaborar una lista universal de paraísos fiscales. Esa lista ha de incluir cualquier territorio con secreto bancario, anonimato de titulares de cuentas, depósitos y transacciones pero, sobre todo, que establezcan impuestos reducidos o los supriman. Y con esa lista, pueden declararse ilegales en España, o mejor aún en la Unión Europea, las empresas-pantalla, que solo existen sobre el papel para facilitar el fraude fiscal. También puede presionarse en las instancias internacionales (OCDE, ONU, FMI…) para que los paraísos fiscales sean públicamente señalados como tales y sancionados.

No hay impedimentos técnicos ni económicos para acabar con los paraísos fiscales. Solo se necesita voluntad política. El Nobel de economía Joseph Stiglitz propone crear registros públicos de beneficiarios y dueños reales de empresas, además de intercambiar información financiera y fiscal sin excusas entre todos los países y poder contrastar la base de datos de la Agencia Tributaria de un Estado con la de otro país. Además, las empresas deben presentar a los gobiernos un informe anual detallado de actividad, impuestos pagados y beneficios finales, país por país.

También se puede multar o ilegalizar a corporaciones, empresas, accionistas, directores de empresas en paraísos fiscales y de empresas-pantalla. E investigar a bancos, asesorías fiscales y gabinetes jurídicos intermediarios o asesores habituales de evasión y elusión fiscales. Otra medida urgente es proteger por ley a quienes filtren fraudes fiscales.

El economista Gabriel Zucman propone otras medidas factibles contra paraísos fiscales. Gravar transacciones financieras que salgan del país a una empresa-pantalla, depósito o fondo en Europa, Estados Unidos o cualquier estado del Pacífico o Caribe… con baja o nula tributación. Estados Unidos y Francia gravan transferencias desde el país a depósitos y cuentas en paraísos fiscales. Francia, por ejemplo, grava con un tipo de 50 por ciento las transferencias a Botsuana, Brunei, Guatemala, Marshall, Nauru, Jersey, Islas Vírgenes británicas y Bermudas.

Zucman reconoce que hoy aún es difícil gravar transferencias a los grandes centros financieros (Suiza, Hong Kong, Singapur, Luxemburgo, Islas Caimán y Bahamas) y propone actuar sobre el comercio de esos países. En Suiza, por ejemplo, las exportaciones suponen el 50 por ciento de su PIB y también son muy importantes las exportaciones en Hong Kong, Singapur y Luxemburgo. También propone imponer aranceles elevados a esas exportaciones mientras Suiza y esos otros paraísos-centros financieros mantengan el secreto bancario, establezcan tipos impositivos bajos y no colaboren de verdad en luchar contra el fraude fiscal.

Otra propuesta contra el fraude fiscal es crear un registro mundial de títulos financieros con nombres y apellidos de titulares; un catastro financiero, como ya hay en Suecia. Y una buena política sería formar una gran coalición de varios países contra los paraísos fiscales. Una alianza de Alemania, Francia, España, Italia, Grecia y Portugal, por ejemplo, tiene más posibilidades de obligar a Suiza o Hong Kong a facilitar información fiscal y a establecer impuestos justos y suficientes.

Sin presiones ni sanciones no avanzará la lucha contra el fraude fiscal. ¿Por qué los gobiernos no tienen la misma actitud contra la evasión y elusión fiscales que cuando luchan contra el terrorismo? Un fervor similar al antiterrorista sería perfecto para luchar con los paraísos fiscales. Y vencerlos, por supuesto.

Xavier Caño*/Centro de Colaboraciones Solidarias

*Periodista, miembro de ATTAC

 [BLOQUE: OPINIÓN][SECCIÓN: ARTÍCULO]

Contralínea 540 / del 22 al 28 de Mayo 2017

One Comment

  1. Demetrio Díaz / mayo 21, 2017 at 2:40 pm

    A quienes tienen a México en la lista de países ricos en la OCDE les conviene esta nota, pero sólo para su conveniencia, pues en realidad México ni debería de aparecer en tal lista de países en vías de desarrollo, ya que tal anhelo sólo queda en eso, su gran contrapeso es su triste realidad saturada de millones de pobres, elevado ruido mediático, linchamientos contra los trabajadores, maestros, electricistas, médicos y demás. México ni siquiera debería ser candidato a ser parte de la OCDE, ninguno de los países de la OCDE tiene tanta pobreza y deuda externa enorme, además, los banqueros, administradores de pensiones de trabajadores, el mismo SAT se ensañan contra los trabajadores y clase media con gruesos impuestos, sin que otros grandes y privilegiados empresarios no lo paguen impuestos o se les sean perdonados, como iglesias y hay que ver a las fundaciones, organismos no gubernamentales, así como a las asociaciones civiles que suman una gran cantidad para el erario. Los políticos en México son los que más ganan en comparación con otros países, enorme cantidad de partidos, elevados salarios a presidentes de partidos, los diputados han tenido accesos a consistentes cuentas sin declarar, sumado a esto, tienen privilegios caros, de hecho hasta han tenido acceso a subvenciones extraordinarias. Se ha pagado mucho en publicidad de estado, en callar a los medios de toda esta triste realidad, y por inflar otros notas que sólo son distractores, no se descarta que se gasta mucho en la disidencia controlada, enormes gastos en policía represora, el estado no detuvo el crecimiento de los cárteles ante los cuales ahora gasta más del doble por supuestamente combatirlos. …– México debe retirarse de ese grupo “selecto” de los 34 países que conforman la OCDE. Se quiera reconocer o no, somos un país en vías de desarrollo, sólo que el necio de Carlos Salinas de Gortari nos impuso en dicha organización. Gurría, como buen burócrata, que se vaya a administrar mejor su secretariado en Francia y deje de verter veneno a la enclenque política económica que padecemos. Videgaray y otros, cuanto antes deben renunciar a sus puestos de “confianza”, el pueblo no los eligió. Ahí está la cruda realidad de soportar a un grupo de personas que quicieron, con artificios, ser gobierno pero en verdad, son ignorantes e ineficientes en la solución de los graves problemas nacionales, son ratoncitos de moda que quisieron queso , pero ahora no saben cómo salir de la ratonera, dejando a la población con mayor pobreza y al país con deuda billonaria al futuro –…. Pedro Betanzos

Comments are closed.