Autor:

La minería es la actividad más depredadora tanto en recursos naturales como de las culturas rurales del país, dice el estudio La megaminería en México: devastación ecológica y despojo territorial, elaborado por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados.

El análisis enfatiza que la minería en México encierra la siguiente contradicción: su producción equivale al 28 por ciento del valor del gas y del crudo; en tanto que el monto de su producción alcanzó los 66 mil 668 millones de pesos.

“La destrucción del paisaje y la alteración del equilibrio ecológico impactan de forma negativa en el modus vivendi de las comunidades, trastornando sus costumbres y su relación con el hábitat; las concesiones mineras violan el derecho de los pueblos y comunidades aledañas a las zonas de explotación ya que los excluyen de participar en las decisiones relacionadas con los asuntos públicos que afectarán su entorno y su cultura”, indica el CESOP.

El convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo contempla la figura de la consulta entre los pueblos originarios ante proyectos de infraestructura y medidas administrativas que los afecten directa e indirectamente. Del artículo 13 al 19 del citado instrumento jurídico se responsabiliza a los Estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas de salvaguardar las tierras de los pueblos indígenas, incluyendo también el patrimonio natural.

Érika Ramírez

One Comment

  1. Raul Cardenas / mayo 2, 2017 at 5:52 pm

    Protegidas de CSG y EPN, ni quien las detenga…

Comments are closed.