Autor:

En 2016, el Consejo de la Judicatura Federal determinó que 77 casos de corrupción detectados en el sistema judicial fueron fundados. En total, la Secretaría Ejecutiva de Disciplina y la Contraloría del Poder Judicial de la Federación llevaron a cabo 124 procedimientos administrativos de responsabilidad contra jueces, magistrados y servidores públicos adscritos a ese Poder.

De los 124 casos investigados, 29 se conocieron por quejas: tres fueron improcedentes; 12, infundados; nueve, fundados y resueltos por la Comisión de Disciplina; cinco, fundados y enviados al Pleno para su análisis y, en su caso, aprobación.

Por denuncias se integraron 58 casos, de los cuales 30 –resueltos por la Comisión de Disciplina– se encontraron fundados; tres fundados fueron enviados al Pleno para su probable aprobación; 22 se consideraron infundados; dos fueron improcedentes; y uno se determinó “sin materia”.

El año pasado hubo 19 procedimientos disciplinarios de oficio, de los cuales 14 fueron fundados (nueve se enviaron al Pleno para su aprobación y cinco fueron resueltos por la Comisión de Disciplina); uno ya había prescrito; uno fue improcedente, y tres infundados.

De los 124 casos de presunta corrupción investigados por el CJF, 18 fueron procedimientos de responsabilidad administrativa enviados por la Contraloría del Poder Judicial de la Federación. De éstos, 16 fueron fundados y dos infundados.

De acuerdo con el Informe anual 2016 del CJF, en ese año “la Comisión de Disciplina celebró 44 sesiones en las que resolvió 107 procedimientos disciplinarios contra de jueces de Distrito y de magistrados de Circuito, así como diversos casos en que se encuentran involucrados servidores públicos adscritos a órganos jurisdiccionales del Poder Judicial de la Federación, […] con fundamento en las disposiciones en materia de responsabilidades administrativas, situación patrimonial, control y rendición de cuentas”.