México: cinco feminicidios al día

Autor:

A diario, son asesinadas de cuatro a cinco mujeres en el país. En las 32 entidades federativas se cometieron 4 mil 379 feminicidios, de 2007 a 2009, revelan los registros oficiales de defunción. La cifra supera los crímenes contra el género femenino ocurridos durante los tres primeros años de los gobiernos de Salinas, Zedillo y Fox; además, contrasta con los 4 mil 419 registrados en 17 entidades, de 2007 a 2012, que contabilizó la Comisión Especial de la Cámara de Diputados. La ONU Mujeres está preocupada: “En México, la violencia histórica contra las mujeres y la violencia asociada a las redes del crimen organizado están impactando en la seguridad, la vida y la salud” de las mexicanas

 
Flor Goche/Segunda parte y última
 
 
En México se perpetran cuatro a cinco homicidios contra mujeres por día. Y es que mientras en 2007 se cometían tres asesinatos diarios, en 2008 la cifra aumentó a cuatro y en 2009 a cinco homicidios dolosos de mujeres cada 24 horas. Éste ha sido el año más violento para el género respecto del periodo 1985-2009, pues se contabilizaron 1 mil 858 asesinatos, descubre el estudio Feminicidio en México. Aproximaciones, tendencias y cambios, 1985-2009.
 
Elaborado por la Comisión Especial para Conocer y Dar Seguimiento Puntual y Exhaustivo a las Acciones que han Emprendido las Autoridades Competentes en Relación a los Feminicidios en el país, de la LXI Legislatura, en colaboración con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y el Colegio de México, el informe documenta que en 2007 fueron asesinadas 1 mil 85 mujeres y en 2008, 1 mil 436. Así, en el primer trienio las mujeres asesinadas dolosamente sumaron 4 mil 379.
 
Al comparar la tasa de asesinatos de mujeres ocurridos en igual periodo de los gobiernos de Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León y Vicente Fox Quesada se advierte un incremento: 3 mil 783, de 1989 a 1991;  4 mil 311, de 1995 a 1997;  y 3 mil 903, de 2001 a 2003.
 
 
Para Teresa del Carmen Incháustegui Romero, presidenta de la Comisión Especial para el Seguimiento de los Feminicidios, uno de los hallazgos de esta investigación es que cuando la violencia social se reduce, los asesinatos de mujeres no disminuyen tanto como los masculinos, lo que indica que hay un “sustrato de violencia feminicida bien establecido entre las prácticas y la cultura mexicana”. Pero cuando la violencia social se incrementa y con ésta los homicidios en general, las muertes de mujeres se disparan.
 
En 1998 los asesinatos de mujeres presentaron el mayor repunte respecto de los 13 años anteriores: cobraron 1 mil 525 vidas. En 2007 disminuyeron hasta en un 28.8 por ciento, año en que llegaron a 1 mil 85. No obstante, en 2008 se incrementaron a 1 mil 436, y en 2009 a 1 mil 858.
 
A partir del análisis de este comportamiento, Incháustegui Romero considera que el número de mujeres asesinadas en 2010 y 2011 fue mayor. Aclara, sin embargo, que apenas están elaborando la segunda parte del estudio, cuya fuente principal son los registros de defunciones femeninas con presunción de homicidio de la Secretaría de Salud y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
 
—Estamos viviendo una de las etapas más violentas de nuestra historia. Los niveles de muertos que hay por la violencia del país están por encima de Asia, que está en conflicto, incluyendo Afganistán. Estamos en una situación virtualmente de guerra en algunas entidades.
 
Ana Güezmes, directora regional de ONU Mujeres para México, Centroamérica, Cuba y República Dominicana, expresa: “Sí nos preocupa México. Se une una violencia histórica contra las mujeres, muchas veces en el ámbito de la familia, con una violencia asociada a las redes del crimen organizado, que afectan profundamente a México y a Centroamérica. Entonces, ello está impactando muchísimo en la seguridad, la vida y la salud de las mujeres”.
 
Sobre la magnitud del problema de los feminicidios en México, respecto de otros países integrantes de la ONU, Güezmes comenta que el comparativo es difícil, pues a la fecha no existe una “definición estadística internacional” que lo posibilite. No obstante, asegura que el Inegi y el Inmujeres trabajan en dicho indicador.
 
—Lo que sí le podría decir es que la violencia contra las mujeres es una realidad presente en todos los lugares del mundo. Aunque sí hay una preocupación expresa de la ONU por la situación de Centroamérica, México y El Caribe, en donde el feminicidio es una expresión atroz de la violencia en contra de mujeres.
 
Además, “la sola muerte de una mujer, que pudiera haber sido evitada con medias de protección adecuadas, es absolutamente inaceptable en países como México, que tienen capacidades así como un marco normativo”.
 

Los focos rojos

 
El Estado de México y Chihuahua son las entidades federativas que registran más asesinatos de mujeres de 2007 a 2009: 681, la primera; 440, la segunda. Le siguen el Distrito Federal, con 361; Guerrero, 318; y Baja California, con 285.
 
Chihuahua destaca también por tener la tasa más alta de homicidios dolosos de mujeres durante este periodo: 26.56 por cada 100 mil mujeres. Después están Guerrero, con 19.53; y Baja California, con 17.29.
 
Durango, Baja California, Chiapas y Chihuahua presentaron un mayor incremento de estos crímenes. En la primera, el crecimiento fue de 488.8 por ciento, al pasar de nueve asesinatos de mujeres en 2007, a 53, en 2009.
 
Al respecto, el estudio Feminicidio en México. Aproximaciones, tendencias y cambios, 1985-2009 señala:“Se observa que el mayor incremento se da en estados con gran presencia del crimen organizado: Baja California, Chihuahua y Durango, además de que hay una coincidencia con la ruta que siguen las personas migrantes centroamericanas hacia Estados Unidos, que inicia en Chiapas y sigue por la costa del Golfo de México”.
 
 
 
 
 
 
Texto relacionado: