Autor:

Con un presupuesto de 303, millones 126 pesos, para ejercer en el 2012 la titular de la Secretaria de Salud, Bertha Castellanos enfrentará grandes retos para dar seguimiento a los programas y mantenimiento a la infraestructura

 
Hortencia Hernández Méndez
 
En las promesas de campaña el actual Gobernador del Estado declaró que este sería el “sexenio de la salud”, pero este planteamiento se contrapone con el bajo presupuesto asignado a la atención de la salud y la confusa rendición de cuentas respecto de lo que se ha hecho. Por ello, conviene evidenciar la ruta del presupuesto fijado a la Secretaría de Salud para su ejercicio.
En la página de la Secretaria se afirma que en los últimos seis años, en Coahuila se impulsaron importantes acciones en infraestructura médica, de equipamiento y que el ciento por ciento de los coahuilenses tienen acceso a servicios de salud de calidad, no obstante, un análisis comparativo de los datos disponibles en el Sistema Nacional de Información en Salud (SNIS) para 2000-2009 indica que las políticas gubernamentales no han tenido resultados significativos en la salud de los coahuilenses.
De acuerdo con la información del SNIS, en 2000, la tasa de mortalidad en hombres (estandarizada por edad) por enfermedades crónicas, en Coahuila era para enfermedad isquémica del corazón de 125.8 y para 2008 pasó a 137.3; en el caso de la diabetes mellitus en 2000, era de 90.5 y para 2008, de 129.0; y la tasa de mortalidad por cirrosis y otras enfermedades crónicas del hígado era en 2000, de 42.9 y en 2008, de 42 .0.
Para el caso de la tasa de mortalidad en mujeres (estandarizada por edad) por enfermedades no transmisibles en la entidad, para la enfermedad isquémica del corazón en 2000, era de 82.0 y para 2008, de 82.6; para el caso de la diabetes mellitus en 2000, la tasa era de 113.8 y pasó a 127.0, en 2008. La tasa de mortalidad por cáncer pulmonar en 2000, fue de 7.5 y se mantuvo igual en 2008; la tasa de mortalidad por cáncer de mama en 2000, es de 14.1 y en 2008, es de 13.4; la tasa de mortalidad por enfermedad pulmonar obstructiva es de 12.3, en 2000 y de 12.7, en 2008.
De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud en Escolares (ENSE 2008), Coahuila ocupó el lugar décimo tercero a nivel nacional en sobrepeso infantil. El 32.5 por ciento de los 631 mil 994 alumnos de primaria de Coahuila padecen sobrepeso.
Del 2007 al 2008 la diabetes mellitus tipo 2 avanzó del tercero al segundo lugar entre los motivos de demanda. Hasta 90 por ciento de las personas con diabetes tipo 2 tiene algún grado de obesidad al momento del diagnóstico; tres de cada 10 desconoce su condición.
Una mirada al Presupuesto de Egresos del Gobierno del Estado de 2012 destinado a los asuntos de salud de los coahuilenses, indica, que la nueva titular Bertha Castellanos enfrentará grandes retos para dar seguimiento a los programas y mantenimiento a la infraestructura generada en el sexenio que termina.
Aunque la funcionaria declaró en la prensa local que “la Secretaría de Salud siempre […] ha trabajado con recursos precarios”; en la siguiente serie histórica se observa una disminución importante en el presupuesto asignado a esa instancia en el sexenio de Humberto Moreira y una caída impresionante en la actual administración de Rubén Moreira.
 
Presupuesto para la Secretaría de Salud aprobado por el Congreso de Coahuila (2006-2012)
2006
775, millones 41 mil pesos
2007
378 millones 188 mil pesos
2008
314 millones 834 mil pesos
2009
303, millones 416 pesos
2010
1,307 millones 930 pesos
2011
1, 307 millones 973 pesos
2012
303, millones 126 pesos
http://www.congresocoahuila.gob.mx/index.cfm/mod.legislacion_archivo/index.coah Presupuesto de Egresos del Estado para el Ejercicio Fiscal por años.
 
Diversas fuentes periodísticas mencionan que en “el 2009 el gobierno de Coahuila declaró que contaba con el mayor porcentaje en gasto público en salud con el 22.4 por ciento, superior al promedio nacional de un 17.2 y que en términos absolutos equivale a la inversión aplicada en los últimos 30 años” en ese rubro en Coahuila. Aunque en las fuentes oficiales se observa que a partir de 2007, se mantiene un presupuesto similar, se encuentra un aumento considerable en 2010 y 2011, pero con un presupuesto en 2012 disminuyó un 77 por ciento con respecto al año anterior, lo cual impactará negativamente en la atención de los hospitales generales de Saltillo, Monclova, Piedras Negras y Torreón así como el resto de las clínicas y las Farmacias de la Gente que ya están cerradas por falta de presupuesto.
Sin acceso a los medicamentos, otros servicios y falta de sensibilidad en el trato.
Los servicios de salud a los coahuilenses, a pesar de la propaganda oficial, no son de calidad, así lo mencionan algunas personas entrevistadas en el Hospital General de Saltillo, quienes manifiestan que no les hacen análisis y/o tienen que pagar por éstos, además de que no les dan el medicamento de control o que los medicamentos para el dolor los tienen que comprar, además quienes tienen algún familiar internado mencionaron que son tratados sin respeto por la mujer que vigila la entrada a la sala de internos.
Por ejemplo, en las entrevistas realizadas la señora María N menciona: “Vengo de la colonia La Minita cada dos meses al Seguro Popular, tengo 14 años padeciendo la diabetes […] Me atendía en el Hospital de la Mujer, pero hace como un año me pasaron al Hospital General de Saltillo, ahí me dan el medicamente pero, nunca me hacen análisis, sólo me dan el medicamento y me lo tomo cuando me siento muy mal”.
La señora Amalia R. de 42 años y que vive en la colonia Bella Vista, indica que fue al Hospital General para tratarse el problema de piedras en la vesícula y ahí fue cuando le detectaron el azúcar, cuando se le preguntó si los análisis se los hicieron en el Hospital, respondió que “no, esos yo los pagué, aquí no me han dado ni medicamento, sólo me han indicado que me haga análisis, pero me los hice en la colonia y me costaron 100 pesos […] “He venido tres veces, antes tenía Seguro Social, pero la perdí porque ya no tengo trabajo”. Ella también tiene el Seguro Popular.
 
Pomposa D es otra usuaria del Seguro Popular, tiene 72 años, viene del ejido la Cuchilla, Coahuila. “Sí, soy diabética pero hace como un año que dejé de tratarme, porque necesito cuidar a mi mamá que la operaron de la rodilla hace ocho días, pero el problema es que no hay medicamento para el dolor y lo he estado comprando, cuesta 300 pesos, he estado pidiéndolo y me dicen que no hay”
Además asegura que “… A mí me detectaron la diabetes pero no me dieron medicamento en el hospital, no me dieron nada y eso que me trajeron porque me desmayé y así fue como me detectaron que tenia azúcar, pero no me dieron [ningún] medicamento; tengo tres años que me la detectaron, pero desde enero de 2011 que no me lo checan, peligro y quizá muera por el azúcar”.
La doctora Bertha Cristina Castellanos Muñoz indica que “… Está previendo el uso de los recursos del Seguro Popular”, entonces ¿cuál es la cobertura del ciento por ciento que los coahuilenses tienen acceso a servicios de salud? Lo que se deduce es que el presupuesto aprobado será para gasto corriente, mientras que la salud de los coahuilenses se sujetará al presupuesto del Seguro Popular con recursos de la Federación.
Queda claro que el presupuesto para la protección de la salud y su etiquetación repercute severamente en los resultados de las políticas de salud y con ello en la calidad de vida de la población coahuilense. También es evidente que con los recortes al presupuesto de salud para este año, el bienestar de los coahuilenses en esta materia, irá a la baja.