Chanal, Chiapas. Por Rubén Darío Betancourt