Opciones

Estudiantes se enfrentan con polícias en Chiapas

Necesarias las normales rurales

La relevancia de las normales rurales

Lucio Cabañas, estudiante de una escuela normal rural

Conclusiones del Encuentro Internacional de Estudiantes

México lucha por la educación

Cierre de normales rurales aumentará marginación femenina

Represión en Mactumactzá

Historia sobre las escuelas normales rurales

La escuela socialista

UPN

Solidaridad con normales rurales

Onservatorio ciudadano de la educación

Estadísiticas de educación superior

La educación en México- Education week

Diccionario de historia de la educación en México

Cronología de la educación en México

Universidad Abierta

ILCE- Las escuelas rurales de México

La hora de las Normales Rurales
Zósimo Camacho

Aunque se asumen marxistas-leninistas y su panteón va de de Lázaro Cárdenas a Carlos Marx y del Che Guevara a Misael Núñez Acosta, la subversión de los estudiantes normalistas rurales radica en que existen y defienden estos espacios educativos frente al neoliberalismo excluyente.


Pie_foto_prinicipal

La supervivencia de las Escuelas Normales Rurales (ENR) es una aberración para el discurso neoliberal. Constituyen un modelo educativo que obstaculiza la industrialización del campo mexicano y que, de acuerdo con su lógica, debió liquidarse hace más de veinte años.

“El panorama que tengo es muy diferente al que tenía antes de ingresar a esta escuela. Antes no salía de casa sin mi mamá y ella tomaba decisiones por mí. Aquí he aprendido a ser independiente, pero también responsable. Eso es mucho para una hija de campesinos pobres. Ahora tengo otro futuro.”

Andrea, originaria del municipio de Iguala, Guerrero, agrega: “amamos a nuestra escuela, es nuestra casa; nos ha despertado y ahora nosotros despertaremos a los que son como nosotros, al pueblo, a los pobres.”
Las historias se multiplican en los amplios pasillos desde donde se puede

observar una serranía de laderas escarpadas. Coinciden en que son hijas de campesinos y jornaleros que ganan entre 40 y 80 pesos diarios.

Como las otras 15 Escuelas Normales Rurales (ENR), la de Amilcingo, Morelos, “Emiliano Zapata” es internado. Y, al igual que la “Justo Sierra” de Cañada Honda, Aguascalientes, admite exclusivamente mujeres.

Las primeras ENR, como la de Tiripetío, Michoacán y la de Tenería, estado de México, aparecieron en la década de 1920. Durante el gobierno de Lázaro Cárdenas recibieron tal impulso que llegaron a ser 46 escuelas en todo el territorio nacional.

El cardenismo les legó la educación socialista, que no han abandonado aunque los planes de estudio sean similares a los de todas las escuelas normales y universidades pedagógicas del país.

“Un modelo educativo que ofrece educación gratuita y que además paga a los jóvenes por estudiar es un modelo que resulta subversivo en sí mismo para la idea de privatizar la educación, independientemente de que los estudiantes se agrupen en ‘x’ o ‘y’ organización.

“El problema es que este modelo educativo es un referente que para las autoridades estatales y educativas a nivel nacional ya no debe ni siquiera existir; pero ahí sigue presente”, explica el doctor en Educación Hugo Aboites.

El investigador del Departamento de Educación y Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana, Xochimilco, y autor, entre otros libros, de Viento del Norte: TLC y privatización de la educación superior en México, rechaza que la orientación ideológica de los alumnos de las ENR sea el motivo “del embate del gobierno contra estas escuelas. De ser así, estaríamos hablando de persecución ideológica.

“Desgraciadamente -continúa- la cuestión económica y la globalización en el campo son las principales causas del enfrentamiento de los gobiernos estatales con los estudiantes, por lo que las autoridades serán implacables.”

Para el especialista, la actual política educativa es “sumamente dogmática y autoritaria, pues indica que la educación técnica es la que tiene futuro en este país, mientras que la educación universitaria y la educación para la educación carecen ya de importancia.”

El detonante del conflicto que mantiene cerradas a las ENR de Mactumactzá, Chiapas y de El Mexe, Hidalgo y movilizadas a las otras 14 escuelas es la demanda de plazas para los egresados y la oposición de los estudiantes a la reducción de la matrícula.

Los estudiantes de Hidalgo exigen la destitución del director y de seis profesores “por bajo perfil académico e intento de desestabilizar a la organización estudiantil”, según Jesús Bautista, estudiante de quinto semestre en la ENR del Mexe.

Las autoridades educativas de la escuela señalan que los estudiantes son manipulados por “un grupo de estudiantes que fueron reprobados y por eso piden la destitución de maestros y del director.”

Fin al autogobierno
Por su parte, en Chiapas la policía estatal ha tratado de tomar las instalaciones educativas para “recuperar la escuela” y los camiones y automóviles tomados por los estudiantes, así como clausurar definitivamente la ENR y construir en su lugar “una Universidad politécnica”, que de paso ponga fin al “autogobierno”.

“Detrás del interés de los gobiernos de Chiapas y de Hidalgo por desaparecer y sustituir las Normales Rurales por instituciones politécnicas existe una presión por parte del gobierno federal en el sentido de que les está diciendo: ‘yo no te voy a dar dinero para una Normal, pero sí para escuelas técnicas’. Y al gobierno del estado le conviene aumentar la oferta educativa por la vía de un financiamiento federal.”

El desastre del campo mexicano, expulsor de campesinos hacia las grandes urbes y hacia la Unión Americana, ha llegado a sus escuelas. De acuerdo con Aboites, la acometida contra las ENR, “manifiesta que el futuro del campo mexicano ya no pasa por las comunidades campesinas, ni por los grupos indígenas, ni por los ejidos, ni cooperativas; por las organizaciones rurales, sino por la agroindustria, por los grandes capitales metidos a maquilar el campo mexicano.”

“Existe -agrega- un proyecto para el agro mexicano detrás de esta eliminación de las ENR. Es el mismo que apunta también a eliminar escuelas de agronomía y de veterinaria. Es un proyecto en el que ya no caben estas instituciones, porque ya no se basa en las masas campesinas y obreras, sino en el capital, y es un capital que necesita técnicos. Por eso la lucha de los estudiantes es tan básica, tan fundamental.”

En la ENR de Amilcingo los jardines están podados, las aulas limpias y los pasillos recién lavados. Un grupo de mujeres interpreta canciones rancheras en un salón. Las clases han terminado y las estudiantes se dirigen al comedor.

Deysi, secretaria de actas y acuerdos del Comité Estudiantil, explica que las alumnas intervienen en la limpieza y mantenimiento de las instalaciones, así como en la preparación de los alimentos en la cocina.

“Nosotras tenemos varias obligaciones que cumplir: en lo académico, en lo político y en el funcionamiento de la escuela. Nos organizamos en comisiones para mantener en orden la escuela, la limpieza, jardines, cocina, comedor. el mantenimiento y los dormitorios. Los gastos son a nuestra cuenta en lámparas, jardines, pintura; electricidad y vidrios es parte de la dirección.”

El director de la escuela y sus colaboradores sólo pueden mantenerse y operar con la cooperación de las alumnas del Comité, con quienes llevan un trato cordial.

“Realmente en la Escuela, señala Deysi, la dirección se encarga únicamente del papeleo: calendario de inscripciones, documentación, títulos. Incluso cuando le solicitamos que gestione algo ante el gobierno del estado, él nos dice ‘vayan ustedes, les hacen más caso’.

“El director -continúa- también tiene a su cargo algunos trabajadores, quienes le dan mantenimiento a la escuela y jardines, a los terrenos de cultivo, las aulas y la dirección.”
En las paredes de la escuela se observan murales, consignas y leyendas bien delineados. Los personajes: Emiliano Zapata, Ernesto Guevara, Carlos Marx, Federico Engels, Vladimir Ilich Lenin, Ricardo Flores Magón, Lázaro Cárdenas y Lucio Cabañas.

En el local del Comité estudiantil, un mapa de la República mexicana con la ubicación de las 16 normales les recuerda a las estudiantes que su escuela es una de “dieciséis hermanas” y que están agrupadas en la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM).

Los dormitorios no son suficientes. Algunas alumnas de primer ingreso duermen en un colchón en el piso que tienen que compartir con tres “camaradas”.

Los lavaderos están ajados y el área inundada. Después de haberse movilizado y declarado en huelga hace dos años para que la matrícula de ingreso se aumentara de 45 a 105 lugares y haberlo conseguido, ahora la solución a estos problemas constituye las demandas de las estudiantes a la dirección y a las autoridades educativas estatales.

Nada se les ha regalado. Están acostumbradas a exigir y “reclamar lo que es nuestro derecho”, señala Deysi. Han aprendido a movilizarse en comisiones hacia cualquier punto de la República pidiendo “aventones” de caseta en caseta, ya sea a Mactumactzá, el Mexe o a El Quinto Etchjoa, Sonora.

Y reivindican la lucha de las ENR de Chiapas y de Hidalgo. “El embate es contra todos. Tienen la intención de desaparecernos porque nosotros le abrimos los ojos a la gente humilde. Pero el pueblo nos apoyará.”

Las estudiantes tienen también a su cargo huertas de ciruela y milpas sembradas con maíz y sorgo, así como la crianza de chivos. “Ya no hay cochinos ni borregos, pero esperamos tener más animales pronto”, informa Deysi.

Por su parte Abel Ramírez Valencia, director de la normal de Amilcingo, rechaza que las normales sean obsoletas. “Vemos que se cumplen los planes y programas para los cuales fueron creadas estas escuelas, incluso hay mayor demanda. Dicen que estas escuelas son centros de adiestramiento político, pero su función es académica.”

Para el director, ese rumor tiene origen en el “hecho de que ellas pertenezcan a un comité de alumnos socialistas, pues sus estudios se están desvirtuando, se están vinculando a la problemática social, ya no sólo a la educación. Y nosotros, como responsables de la escuela, evitamos que su organización choque con la vida académica y hacemos todo lo posible porque su preparación académica sea de excelencia.”

Para José Lázaro Montes Dávila, director de la normal de Tenería, las normales rurales “atraviezan por un proceso de reestructuración, que inició en 1997 con la adopción de nuevos planes de estudio de manera indiscriminada y es el mismo para todas las instituciones, ya sean internados, particulares, oficiales, incorporadas, urbanas, rurales, lo que va en contra de la profesionalización.”

El mentor agrega que nunca estarán de más las ENR, “mientras haya comunidades rurales con analfabetismo y escuelas con un solo maestro que atiende a todos los grados y es, además, director de la escuela.”

Las movilizaciones han dejado hasta el momento un muerto, el chofer de la ENR de Chiapas que transportaba a estudiantes cuando fueron interceptados por la policía, 24 normalistas chiapanecos y tres hidalguenses encarcelados, más de 150 camiones retenidos por los estudiantes y un número indeterminado de policías y alumnos lesionados.

En la Secretaría de Educación Pública no hubo quien quisiera referirse a la problemática de las ENR, pues los subsecretarios de Educación Superior e Investigación Científica, Julio Rubio y de Educación Básica y Normal, Lorenzo Gómez-Morin, se disculparon por estar “muy ocupados”.

------------------
TABLA
Escuelas Normales Rurales

Entidad Federativa Plantel Alumnos Docentes
Aguascalientes (Cañada Honda, Ags.) Justo Sierra Méndez Lic. Primaria 400 44
Campeche (Hecelchakan) Justo Sierra Méndez Lic. Primaria 317 26
Chiapas (Tuxtla Gutiérrez) Mactumactzá Pantaleón Domínguez Lic. Primaria 527 36
Chihuahua (Saucillo) Ricardo Flores Magón Lic. Preescolar 133 16
Lic. Primaria 532 26
Durango (Guadalupe Aguilera) José Guadalupe Aguilera Lic. Primaria 399 45
Guerrero (Ayotzinapa Tixtla) Raúl Isidro Burgos Lic. Primaria 532 44
Hidalgo (El Mexe) Luis Villarreal Lic. Primaria 327 23
Lic. Especial 156 13
Luis Villarreal (Subsede en Pachuca) Lic. Primaria 10 6
Lic. Especial 6 3
Jalisco (Atequiza) Lic. Preescolar128 10
Lic. Primaria 325 18
Lic. Secundaria 101 10
Lic. Especial 35 2
Estado de México (Tenería, Tenancingo) Lázaro Cárdenas del Río Lic. Primaria 548 28
Especialidades 210 30
Michoacán (Tiripetío, Morelia) Vasco de Quiroga Lic. Primaria 539 32
Morelos (Amilcingo) Emiliano Zapata Lic. Primaria 328 24
Oaxaca (Tamazulapan) Vanguardia Lic. Primaria 480 40
Puebla (Teteles de Ávila Castillo) Carmen Serdán Lic. Primaria 248 31
Lic. Secundaria 217 23
Sonora (Etchjoa) Plutarco Elías Calles Lic. Primaria
Lic. Indígena
Tamaulipas (Güemez) Lauro Aguirre Lic. Primaria 177 53
Tlaxcala (Panotla) Benito Juárez Lic. Primaria 324 33
Zacatecas (Loreto) Matías Ramos Santos Lic. Primaria 580 41
Totales 7380 657

-----------------------------------------------------------
La Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México

Herederos del “centralismo democrático” los estudiantes agrupados en la semiclandestina federación estudiantil más vieja del país, coordinan la defensa de la Escuela Normal Rural, ligada al destino de su propia organización.

Antes de conceder la entrevista, proyectan un accidentado video sobre el intento de toma de la Escuela Normal Rural de Mactumactzá por parte de la policía estatal de Chiapas, “para que se vayan contextualizando”.

Con rostros duros observan las imágenes captadas desde el interior de la Normal el 6 de agosto pasado: policías abriéndose paso hacia la escuela entre piedras, toletes y macanas. Sangre en el rostro de estudiantes y padres de familia que son conducidos, amagados, al interior de camionetas de la policía.

Otros más se revuelcan a la entrada del plantel por efecto de los gases lacrimógenos vaciados desde el aire por un helicóptero de la policía. Finalmente los policías salen huyendo ante una muchedumbre enardecida que les lanza palos y piedras. Los dirigentes de la Federación de Estudiantes Socialistas de México (FESM), satisfechos con la proyección del video, sonríen y se dicen: “no pudieron”.

Se muestran desconfiados: “algo que nos caracteriza es el celo con que cuidamos nuestra organización; eso nos ha funcionado y lo seguiremos manteniendo.” Miembros del Comité Central (CC) de la organización estudiantil más antigua del país, la FECSM, se mantienen en la semiclandestinidad y piden no ser identificados “por nuestra seguridad física y mental y la de nuestras familias”.

Con orgullo reconocen que el secretario general de la organización en 1962 fue Lucio Cabañas Barrientos y que por la organización han pasado David López Valenzuela, líder del Frente Revolucionario Armado del Pueblo (FRAP), y Armando González, jefe del Movimiento Armado Revolucionario (MAR).

En el año 2000 se iniciaron investigaciones por presuntos vínculos no comprobados de alumnos de las normales de Ayotzinapa, Guerrero y Tasmazulapa, Oaxaca, con el Ejército Popular Revolucionario (EPR) y con el Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI).

Para los integrantes del CC el futuro de las ENR está ligado forzosamente al de la FECSM. “Uno de los lemas que tenemos como Federación es: ‘Mientras la miseria exista, las Normales Rurales tendrán razón de existir’. Si la miseria existe, es necesaria nuestra presencia. Y la miseria sigue en aumento.

“La línea que nos rige es la marxista leninista. Va encaminada a la búsqueda del socialismo y posteriormente a la del comunismo. La estructuración va directamente de acuerdo con eso. Tenemos organismos nacionales, fraternos. Se eligen de acuerdo con un Congreso Nacional ordinario contemplando lo que ha sido el centralismo democrático.”

Los organismos nacionales de la FECSM que son electos en un Congreso ordinario que se realiza anualmente son el CC, el Comité Nacional de Vigilancia (CNV) y el Comité de Orientación Política e Ideológica (COPIN). Cada escuela envía a dos delegados quienes votan por la Escuela que los conformará. Actualmente el CC se encuentra en la ENR de Tenería, Estado de México; el CNV en la de Cañada Honda, Aguascalientes y el COPIN en la de Ayotzinapa, Guerrero.

Las carteras del CC son: secretario general, organización, relaciones exteriores, conflictos y acción política. Las del CNV: presidente, secretario, tesorero, primer vocal y segundo vocal. Las que conforman al COPIN son similares a las del CNV y se le agregan los secretarios de los Comités de Orientación Política e Ideológica de cada una de las escuelas.

Cuando un aspirante a cualquiera de las ENR es aceptado, automáticamente pasa a formar parte de la FECSM y adquiere derechos y obligaciones. Además de mantener un promedio mínimo de ocho y de asistir por lo menos al 85 por ciento de las clases, el estudiante debe asistir a las asambleas para elegir comités locales y delegados para los congresos nacionales.

“Siempre tomando en cuenta el centralismo democrático, el cual consiste en que la representación tiene que ser elegida por la mayoría, pero esta representación no puede tomar decisiones hasta que consulte a esa mayoría”, explican integrantes del CC.

Otra de las obligaciones es asistir a las clases extracurriculares que imparte el COPI de cada escuela y que está supervisado por el COPIN. Este es el espacio donde estudian y discuten, dirigidos por alumnos de los semestres más avanzados, textos de Carlos Marx, Lenin, Ernesto Che Guevara y Antonio Gramsci. Además, leen las biografías de personajes como Lucio Cabañas, Genaro Vázquez y Misael Núñez Acosta, impulsor de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y egresado de la ENR de Tenería.

Subir
Subir

Si tienes más información que compartir con nosotros sobre este tema o quieres darnos tu opiniones o sugerencias:

Nombre:
E-mail

Comentarios: