Mano foxista
en el gremio petrolero
Por Fernando Ortega

El vocero presidencial, el “Negro” Rodolfo Elizondo, estuvo enterado de las transferencias de recursos a la campaña de Francisco Labastida, a través del sindicato petrolero, mientras alentaba y apoyaba al Frente Nacional Petrolero.

Además de fincar responsabilidad a los dirigentes del sindicato petrolero por peculado, ejercicio indebido de atribuciones y cometer delitos electorales; investigarlos por lavado de dinero y delincuencia organizada, y acusarlos en Estados Unidos de delitos contra la salud, el Ejecutivo Federal alienta a la disidencia del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM).

Los petroleros inconformes –entre los que se encuentran grupos comandados por Joaquín Hernández Galicia, La Quina, expatriarca del gremio-- mantienen su exigencia de desaforar al diputado Carlos Romero Deschamps, al senador Ricardo Aldana, secretario general y tesorero del STPRM, y al diputado por Tamaulipas, Jesús Olvera Méndez.

A Hernández Galicia se le atribuye, a través de su hijo Joaquín Hernández Correa, El Joaco, la revelación de las supuestas transferencias de recursos de Pemex a la campaña presidencial del priista Francisco Labastida Ochoa, a través del STPRM. Una fuente gubernamental confirmó a Contralínea que Hernández Correa informó de las transferencias a Rodolfo Elizondo, entonces integrante de la Coordinación Política del equipo de transición de Vicente Fox.

Desde el pasado marzo, el proceso de desafuero quedó suspendido en el Congreso, en virtud de que el juez IV de Distrito en Materia de Amparo determinó que la integración de la Sección Instructora de la Cámara de Diputados, encargada de llevar a cabo el proceso, podría tener visos de ilegalidad y tiene qué ser sometida a estudio.

Sin embargo, el presidente de la Sección Instructora, Ricardo Moreno Bastida, apeló la determinación del juez y no descarta la posibilidad de que continúe el proceso de desafuero en fecha próxima.

“En los gobiernos del PRI, la procuración de justicia se puso al servicio del Estado para el cobro de facturas políticas. En el gobierno del cambio, se incorporó al Legislativo en el juego de estructuras políticas para pervertir a la justicia y a la aplicación de la ley de quienes están obligados totalmente a respetarla”, replica el penalista Juan Velázquez, defensor de los dirigentes petroleros.

La mano presidencial
En mayo del 2002, la Presidencia de la República pidió a la Secretaría del Trabajo intervenir para ayudar al Frente Nacional Petrolero (FNP) a democratizar al STPRM, a cuyos dirigentes identifica como del viejo sistema.

Inclusive, reconoce a la disidencia representada en el FNP como representante del STPRM, a pesar de que un juez negó un amparo a su dirigente, Leopoldo Álvarez, para que fuera reconocido como el líder del sindicato petrolero.

En una carta de la Presidencia de la República, fechada el 2 de mayo del 2002, con el folio A1129787-17, Laura Carrera Lugo, coordinadora de Atención Ciudadana, dice a Jorge Fuentes García, coordinador general del FNP:
Estimado Jorge:

El Presidente Vicente Fox recibió la carta en la que manifiestan al Ejecutivo Federal diversos puntos para llevar a cabo la democratización al interior del sindicato que representan (sic), en el cual proponen la integración de trabajos, ideas y criterios de la base trabajadora sin la influencia de ningún líder del viejo sistema.

El presidente me dio instrucciones para que enviemos a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, una copia de su petición a fin de que ahí se vea la forma de poder ayudarle.

Más adelante dicha instancia le enviará una respuesta sobre su asunto, de la cual estaremos pendientes para informarle al Presidente.

La Presidencia se refería a una carta de una cuartilla que el FNP le envió el 9 de abril, para solicitar una audiencia con el objeto, que dice: “de hacer de su conocimiento que somos partícipes de su política, de marcar categóricamente la lucha en contra de la corrupción e impunidad, investigaciones y denuncias hasta sus últimas consecuencias, cambio verdadero y auténtico que es lo que nos pide usted con nuestra participación directa e indirecta, estamos en total acuerdo a la objetividad”.


Joaquín Hernández Galicia La Quina

Le dice también que “el cambio total no se puede dar con rezagos ‘Quinistas’ que hoy encabeza la Coalición Nacional de Trabajadores Petroleros que preside Juan Díaz Guerrero de la sección No. 1, prestanombre del líder moral del sindicato Joaquín Hernández Galicia La Quina; este cambio se tiene que dar con los auténticos trabajadores del gremio petrolero.

“Nuestro apoyo en su decisión de trascendencia histórica, para que realmente prospere el caso Sindicato-Pemex, es acabar con los nefastos que escudándose en el tráfico de influencias, así como el fuero constitucional que dicen tener, además de la simulada democracia en la organización sindical, se defienden y emplean los más viejos vicios del sistema de más de tres décadas del charrismo sindical en el STPRM, usando la represión en contra de los verdaderos luchadores que buscan democratizar y erradicar la corrupción al interior de nuestro sindicato”.

El FNP envió la misma carta a la Secretaría de Gobernación. Pero ahí obtuvo una respuesta diferente. El 23 de abril, Juan Enrique Leal Palos, de la Dirección de Atención Ciudadana y Concertación Política, dice a Jorge Fuentes García:

Acuso recibo de su escrito dirigido al Licenciado Santiago Creel Miranda, secretario de Gobernación. Sobre el particular le informo que se toma conocimiento, en virtud de que corresponde a los sindicatos resolver lo conducente para mejorar la vida interna de su organización.

En entrevista, Jorge Fuentes García se siente alentado: “Hasta ahorita, puedo decir que todo va en camino.

El presidente Fox dice que sí va a haber un cambio y que es necesaria gente nueva, sin que estén atrás los viejos líderes del viejo vicio. A través de cartas, le he dicho que urge y es necesaria la democratización del sindicato petrolero”.


Carlos Romero Deschamps

Asegura que el objetivo del FNP es hacer un Foro Nacional Petrolero, “para exigirle al secretario del Trabajo una convención y que participe. En todo esto, debe quedar bien marcado que el actual dirigente del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, y su gente son claudicantes sindicales”.

Explica que representan al Frente Nacional Petrolero en la zona metropolitana de la Ciudad de México, pero se deslindan del dirigente nacional de esta organización, Leopoldo Álvarez, con quien tienen diferencias ideológicas y de operación.

El 4 de abril del 2002, el Cuarto Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Primer Circuito negó el amparo en revisión que solicitó Leopoldo Álvarez, quien también es trabajador jubilado, con el que pretendía nulificar la elección del Comité Ejecutivo General del sindicato petrolero para el sexenio 2001-2006, con base en una supuesta asamblea que realizó el 21 de diciembre del 2000 en el estacionamiento de la Cámara de Diputados, de donde salió electo como secretario general del STPRM.

Leopoldo Álvarez y Raúl Romero Maldonado demandaron su registro ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, como secretario general y presidente del colegio electoral del sindicato, así como el desconocimiento de las autoridades sindicales ya electas.

Su petición fue rechazada. Solicitaron un amparo y el Juzgado Tercero de Distrito en Materia de Trabajo en el Distrito Federal se los negó el 2 de diciembre del 2001. Ambos pidieron la revisión del amparo, pero también perdieron.

No obstante, Jorge Fuentes asegura que esa elección del comité ejecutivo general del STPRM para el sexenio 2001-2006 es ilegal, porque se hizo a través de una convención anticipada de diez meses, cuando los estatutos señalan que deben ser 90 días. “Por eso el sindicato está acéfalo, los dirigentes violaron el estatuto”.

Respecto a que en su movimiento también intervienen el Partido de la Revolución Democrática y el Gobierno del Distrito Federal, Fuentes García aclara que no trabaja para este último, pero asegura que tiene ahí a varios amigos.

Acepta que está recibiendo apoyos del senador perredista Jesús Ortega y cuentan con la simpatía del jefe de gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador.

--Desde el punto de vista político, ¿el PRD no está metiendo las manos en la disidencia petrolera?

--Es probable. Pero al único que estamos considerando en esto es al Ejecutivo federal, porque es su obligación con el pueblo de México. Yo no veo al primer mandatario del país como panista, priista o perredista, sino al lado de los intereses del pueblo de México.

Maestro transformista

Lejos de vivir para sus nietos, Joaquín Hernández Galicia, La Quina, utilizó su libertad recuperada para desquitarse del PRI, cuyos dos últimos gobiernos lo mantuvieron en la cárcel, y despliega lo mejor de astucia política para recuperar el poder en el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana.

En el gobierno priista de Carlos Salinas de Gortari, La Quina fue condenado a 13 años de prisión, acusado de homicidio y acopio de armas, dando fin a un cacicazgo sindical de 30 años. En el de Ernesto Zedillo, se le retuvo en la cárcel y se obstaculizó su libertad preparatoria.

En diversas declaraciones a la prensa, La Quina ha dejado en claro que cuenta con el apoyo del presidente Vicente Fox para recuperar la dirigencia del STRPM. La revelación oficial del Pemexgate fue precisamente el banderazo de salida de Hernández Galicia para su campaña hacia la dirección nacional del sindicato petrolero.

En su libro El gran traicionado, el escritor y periodista Alfonso de los Reyes expone a detalle la estrategia de Hernández Galicia para ponerse nuevamente en el primer plano de la escena pública, tumbar a Romero Deschamps y colocarse él mismo o a su hijo Joaquín Hernández Correa al frente del STPRM.

Con más de dos décadas en el periodismo, De los Reyes se ha especializado en contar historias de las Huastecas, sus personajes y acontecimientos. Ha escrito 12 libros, entre ellos: Crónicas Urbanas, Ciudad Madero con y sin La Quina, La Fuga de Olguín Pérez, Azcárraga, historias de corrupción en Tampico, Doña Cecilia, historia, fábula y leyenda y El verdadero rostro de La Quina.

En su nuevo libro, refiere que el objetivo de la estrategia de Hernández Galicia es que se le identifique como el “salvador del sindicato y la industria petrolera”.
“Maestro de las apariencias”, su estrategia se basa en: a) decir insistentemente que cuenta con el apoyo de Vicente Fox; b) asegurar que 21 de 36 secciones de trabajadores lo respaldan; c) anunciar una próxima convención nacional del sindicato; d) afirmar que en el sindicato hay puros sinvergüenzas, que no pueden aspirar al liderazgo sindical; e) sostener que es el único que puede garantizar el voto secreto para que lleguen líderes honestos, limpios, honrados; f) advertir que si no regresa al sindicato, vendrán hechos de sangre y sabotajes que sólo él puede parar, y g) prometer recuperar lo robado y meter a la cárcel a la dirigencia sindical.

“Yo voy a poder evitar hechos de sangre, porque si no le entro la gente se va a hacer justicia por su propia mano. Yo ya he probado que soy hombre digno, valiente y de honor, y por eso (los petroleros) tienen confianza en mí”, dijo La Quina el pasado 9 de junio.

Parte fundamental de la estrategia quinista es la promoción y financiamiento de “grupos políticos” en el sistema sindical petrolero, que le permitan generar conflictos internos, crear un clima de intranquilidad y promover una atmósfera de desencanto.

“Estoy formando grupos de lucha que se defiendan de líderes corrompidos, como Romero Deschamps y sus cómplices”, dijo en mayo del 2002 a Milenio Diario.

Dentro y fuera de la cárcel, Hernández Galicia consolidó ya su influencia política en Ciudad Madero, Tamaulipas, su bastión durante su hegemonía sindical, a través de su descendencia: sus hijos Juan y Joaquín Hernández Correa alcanzaron la presidencia municipal, bajo las siglas del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

“Mi papá no quiere saber nada de política ni del sindicato petrolero, sólo desea seguir trabajando en su rancho, en lo que a él le gusta, la agricultura y la ganadería”, dijo hace cinco años su hija María Guadalupe Hernández Correa, a quien hoy se menciona como la alcaldesa de Ciudad Madero para el 2004.

También quiere extender el brazo de su poder en la sección 1 del sindicato petrolero, a través de su hijo, Joaquín Hernández Correa.

Su tesis: “O llegan hombres a la Sección Uno, o siguen estas ratas homosexuales robándose el dinero, no hay más que dos cosas: o vuelven los hombres o siguen los putos”.

Implacable, La Quina desconoció a su hijo Juan porque, cuando fue presidente municipal de Ciudad Madero, declaró que “el quinismo nació, creció y murió”; porque saludó en un acto público a Romero Deschamps y por cambiarse del PRD al PRI.

Pero de los Reyes sugiere en su libro que la enemistad entre los dos se debió a que con su hijo Juan, en la presidencia municipal, no pudo hacer un negocio inmobiliario para construir 500 viviendas de interés social en su rancho conocido como La Pulga.

El periódico Expreso, de Tampico, informó que La Quina se había asociado con el contador Jorge Álvarez Cruz, del Grupo ATESA, para la urbanización y construcción de las casas. Exhibió fichas de depósitos, oficios y mensajes escritos por Hernández Galicia.

“La Quina, señaló el diario, pidió un millón de pesos a Jorge Álvarez Cruz para sacarle el permiso de construcción en el ayuntamiento de Ciudad Madero, entonces presidido por su hijo Juan Hernández Correa. Esa cantidad de dinero fue depositada en varias partes a nombre de Hugo Barba Islas, Isidro Medina Fragoso, Elena del Río Ascencio y Julia Elena Marón”.

Por razones que se desconocen, La Quina “no cumplió el trato de dar el permiso de construcción al contador Álvarez, pero tampoco le quería regresar el dinero… Ese es el verdadero Joaquín”, señaló el diario.

info@contralinea.com.mx

Abrir contralinea.com.mx
Menú
Indice de Política
Volver a inicio
Contralinea.com.mx
Sitios sugeridos
El sindicato petrolero en el Senado de la República
Pemex hoy, la corrupción de siempre - Reportaje en Proceso
Pemex y el sindicato revisan contrato
El IFE sanciona al PRI con mil mdp
Piden investogar liga de Pemex y candidata panista
Noticias de petróleo en AL
Diputado Carlos Romero Deschamps
Menú
Indice de Política
Volver a inicio
Contralinea.com.mx