Sociedad

1a quincena junio 2008

Fideicomisos públicos subsidian negocios de los Mouriño

Ana Lilia Pérez

A partir de que Juan Camilo Mouriño Terrazo se convirtiera en funcionario federal, las empresas del Grupo Energético del Sureste fueron beneficiadas con múltiples subsidios de la Secretaría de Economía, a cuenta de diversos fideicomisos, algunos de los cuales están actualmente bajo investigación judicial

 

Documentos obtenidos por Contralínea, mediante la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, revelan que a partir de que Juan Camilo Mouriño Terrazo se convirtió en funcionario del gobierno federal –en el sexenio de Vicente Fox y con Felipe Calderón como su jefe inmediato en la Secretaría de Energía (Sener)–, las empresas del Grupo Energético de Sureste (GES) ingresaron como beneficiarias de diversos programas de gobierno destinados a las micro, pequeñas y medianas empresas, y que algunas de sus compañías fueron creadas ex profeso para recibir subsidios.


En relación con el ascenso que obtenía Mouriño Terrazo en cargos públicos –hasta convertirse en titular de la Secretaría de Gobernación–, se incrementaron los montos en convenios y contratos que Pemex Refinación otorgó por adjudicación directa a Ivancar, empresa de la familia Mouriño, y aumentaron los subsidios del gobierno. Así prosperó GES, hasta ser uno de los consorcios con más poder económico y político en la región, con giros tan diversos como la venta de gasolina o la construcción de torres eólicas.
El mismo año en que el ahora secretario ingresó a la Sener, el dinero público llegó a la familia Mouriño proveniente de diversos fideicomisos para la instalación y remodelación de locales; habilitación, equipamiento y remodelación de naves industriales; adquisición de maquinaria y equipo; capacitación, asesoría empresarial, desempeño ambiental, planeación financiera y promoción en ferias regionales.


Facturas, recibos y vouchers cobrados por Carlos Mouriño Terrazo (hermano de Juan Camilo) y Jorge Alberto Hernández Villanueva, director ejecutivo del GES a la Secretaría de Economía (SE) entre 2004 y 2006, de los que Contralínea posee copia, asientan que los montos obtenidos se derivan de programas “de carácter público, no patrocinados ni promovidos por partido político alguno y sus recursos provienen de los impuestos que pagan todos los contribuyentes”.


Lo anterior supone violaciones a los artículos 47 fracción XV, de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos (LFRSP); 8 fracción XI, de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos; 220 y 221 del Código Penal Federal al estar impedidos, por su relación con un funcionario, a recibir beneficios económicos, en especie o de cualquier tipo, de dependencia alguna del gobierno federal.


Los artículos 2, 7, 8, 15 y 47 de la LFRSP prohíben a todo funcionario tener relaciones contractuales, convenios o cualquier asunto con el gobierno federal del que pueda resultar algún beneficio para él, su cónyuge o parientes consanguíneos o por afinidad hasta el cuarto grado, o parientes civiles, o para terceros con los que tenga relaciones profesionales, laborales o de negocios, o para socios o sociedades de las que el servidor público o las personas antes referidas formen o hayan formado parte.


La misma ley impide a los funcionarios públicos y sus familiares tener beneficios económicos de cualquier programa de gobierno, pues significaría conflicto de intereses. El artículo 15 establece que procede la imposición de sanciones económicas cuando por el incumplimiento de las obligaciones establecidas en el artículo 8 de la LFRSP se produzcan beneficios o lucro, las cuales podrán ser de hasta tres tantos de los beneficios o lucro obtenidos o de los daños o perjuicios causados.

 


Marcha hacia el Sur
Divulgado por la administración de Vicente Fox como la panacea de desarrollo para los estados más pobres del país –Campeche, Chiapas, Yucatán, Oaxaca– el Programa Marcha hacia el Sur (PMS) es considerado como un fracaso más del gobierno y una felonía de los empresarios para con los lugareños, a quienes debían dar empleo con  dinero, apoyo en especie y exenciones fiscales que a su vez el gobierno federal y los locales les otorgaban.


El 8 de marzo de 2001, en Tlapa, uno de los municipios de mayor rezago en Guerrero, Vicente Fox anunció la iniciativa que supuestamente apuntalaría a los estados de la región sur-sureste a un desarrollo más equilibrado con relación a las entidades norteñas: el gobierno otorgaría estímulos económicos, en infraestructura y exenciones fiscales a empresarios que crearan fuentes de empleo.


En aquel estado, que según la Organización de las Naciones Unidas ocupa el tercer lugar en pobreza y marginación del país, acompañado de algunos de los industriales que serían beneficiados con el programa, al hacerles rendir “protesta” como integrantes del Consejo Consultivo Empresarial, el entonces presidente dijo:
“Ésta es la nueva clase empresarial de nuestro país; éste es el empresario de compromiso social; éste es el compromiso de empresarios que saben de su hipoteca social y que están dispuestos a cumplir con ella; éste es el compromiso de empresarios y de inversionistas que tienen cariño, amor a nuestro país. Por esto, no les vamos a dejar solos, vamos a trabajar juntos”.
La fideicomitente Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) determinó constituir, a través de Nacional Financiera (Nafin), el fideicomiso PMS, el cual sería dirigido y administrado por un Comité Técnico integrado por funcionarios de la SHCP y de la Subsecretaría para la Pequeña y Mediana Empresa (SPYME), que encabezaba Juan Bueno Torio, quien quedó como presidente.


El 15 de marzo de 2001, el Diario Oficial de la Federación publicó las Reglas de Operación e Indicadores de Evaluación y de Gestión para la Asignación del Subsidio del PMS. Se estipuló que la aprobación de beneficiarias y asignación de recursos la realizaría la SPYME.


Entre 2001 y 2006, el PMS repartió 493 millones 717 mil 323 pesos a 392 empresas. En su Sexto informe de gobierno, Vicente Fox aseguró que los recursos que se distribuyeron mediante el fideicomiso garantizaron 116 mil empleos, capacitación e infraestructura a las empresas beneficiadas.
Para recibir el dinero, muchos empresarios registraron a sus empleados como si estuviesen recién contratados. Otros, tras capitalizarse mediante los subsidios, desmantelaron sus empresas para ir en pos de otros apoyos. Tal fue el caso del multimillonario Kamel Nacif, quien con el PMS instaló su maquiladora en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, identificada como un centro de explotación de mano de obra indígena, que desmontó furtivamente para no pagar la liquidación a sus trabajadores.


Algunos más, como los Mouriño, crearon empresas para incluirlas en el fideicomiso. Los documentos en poder de Contralínea revelan que la familia del secretario de Gobernación fue otra de las beneficiadas de este programa que hoy es investigada por la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de la Función Pública (SFP).


Beneficios al GES
Los padrones de beneficiarios obtenidos descubren que en 2004, cuando Mouriño Terrazo era funcionario de la Sener –en donde ocupó los puestos de director general de la Subsecretaría de Política Energética y Desarrollo Tecnológico y de subsecretario de Electricidad–, el GES creó compañías ex profeso para recibir subsidios.
Una de ellas fue Moteburguer, SA de CV, constituida en Campeche el 16 de abril de ese año, para operar franquicias de Burger King. El fideicomiso PMS le dio recursos para la compra de maquinaria y equipo, la capacitación de personal y de la administración para hacer de dicha empresa “un caso de éxito”.


Las reglas de operación del fideicomiso PMS destacan que los apoyos son otorgados siempre y cuando las empresas solicitantes no estén recibiendo apoyos de otros programas de la administración pública federal. En el caso de los Mouriño se omitió que sus compañías estaban empadronadas como beneficiarias de otros subsidios de la misma SE, como el Fondo Pyme y recibían también apoyos de programas sociales de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).


Lo anterior supone el incumplimiento a dichas reglas; sin embargo, según declaró el director ejecutivo de GES, Jorge Hernández Villanueva, en un estudio realizado por el Centro de Investigaciones Económicas, Administrativas y Sociales para la SE, la inclusión de Moteburguer en el PMS se debió “a la buena comunicación que se tiene con la Secretaría de Economía”. Agregó que el dinero del fideicomiso permitió al GES “concretar sus proyectos de inversión” en entidades como Veracruz, Campeche y Yucatán.


En septiembre de 2004 Moteburguer recibió 299 mil pesos para su restaurante de Campeche. Luego, casi todos los Burger King de los Mouriño recibieron subsidios. En cuatro años instalaron 11 restaurantes en las ciudades de Campeche, Escárcega, Chetumal, Palenque, Coatzacoalcos, Minatitlán, Salina Cruz y Frontera.


Aunque en 2005 la SHCP omitió asignar recursos al PMS, la administración del fideicomiso dispuso que de su patrimonio se otorgara recursos a Moteburguer. El 20 de junio se le entregaron 380 mil pesos a la sucursal de Othón Blanco, Quintana Roo, y 160 mil pesos al de Campeche. Según los documentos expedidos por el GES, el dinero lo recibió Carlos Mouriño Terrazo el 24 de junio. Entonces, su hermano Juan Camilo era vicecoordinador de campaña de Felipe Calderón a la Presidencia.


Subsidios al subsecretario
En el periodo en que Juan Camilo Mouriño era subsecretario de Electricidad, en la Sener, las gasolineras del GES también recibieron dinero del fideicomiso PMS. El 23 de abril de 2004, a Servicio Héroes, SA de CV, ubicada en el número 288 de la avenida Insurgentes, en Chetumal, se le otorgaron 384 mil pesos. El mismo día, a Servicio Kaniste, 392 mil pesos.


Un recibo expedido por el GES el 10 de mayo de 2004, firmado por Carlos Mouriño Terrazo, indica que ese día el hermano del entonces subsecretario recibió otros 392 mil pesos del PMS, de los cuales –indica el documento– se emplearían 196 mil pesos para “la capacitación de 98 empleados en el municipio de Campeche”, y los otros 196 mil pesos para la “habilitación y el equipamiento de la Comercializadora de Servicio Kaniste”.


Otro recibo fechado el 8 de septiembre, donde Carlos Mouriño aparece como secretario del Consejo de Administración del citado consorcio, indica que recibió 312 mil pesos que serían destinados para la capacitación de 78 empleados y “el equipamiento de la Comercializadora de Servicio Héroes”.
El 1 de octubre de 2004, el PMS otorgó a la gasolinera Servicio Sayanes, registrada en Mérida, Yucatán, 572 mil pesos. Tres recibos fechados el 7 de diciembre de 2004, firmados también por el hermano del secretario indican que el fideicomiso les otorgó otros 767 mil 500 pesos para su restaurante Moteburguer de Campeche, y sus gasolineras de Mérida y Chetumal.


Un recibo expedido el 25 de noviembre de 2005 indica que Carlos Mouriño recibió otros 91 mil pesos para remodelar el establecimiento Servicio Sayanes.
A finales del sexenio, auditores del Órgano Interno de Control en la SE detectaron irregularidades en los recursos distribuidos en el PMS y abrieron una indagatoria. En septiembre pasado, la SFP inhabilitó por 20 años a Carlos Alejandro González Colsa, exsecretario técnico del fideicomiso. Se le responsabiliza de quebranto al erario por más de 211 millones de pesos, que representa el 43 por ciento de los recursos que manejó el fideicomiso. Además, la SFP le impuso una multa de 179 millones 874 mil 441 pesos, y la PGR abrió una indagatoria penal en su contra.


De acuerdo con información proporcionada a Contralínea por la SFP, la indagatoria sobre dicho fideicomiso continúa abierta. Las investigaciones involucran a los funcionarios que operaron los recursos y a las empresas beneficiadas.


La administración de Calderón Hinojosa decidió desaparecer el fideicomiso, de acuerdo con el oficio 100.2007.00594 fechado el 15 de junio de 2007, en el cual la SE solicita a la de Hacienda instruir a Nafin a extinguirlo.


A propósito de la extinción del PMS, en septiembre de 2007, en una conferencia de prensa, Raymundo Camacho Villa, secretario técnico del fideicomiso, aseguró que “en todo 2006 ya no se dio ningún apoyo”. Pero la información obtenida indica que a las empresas de la familia Mouriño se les otorgaron más de 2 millones de pesos ese año, autorizados por Carlos Ibarra Domínguez, María del Pilar Hiroishi Suzuki y Gustavo Meléndez Arreola, integrantes del Comité Técnico.


El 24 de marzo de 2006, se le asignaron 420 mil pesos a la sucursal Moteburguer en Minatitlán, Veracruz; al de Coatzacoalcos, 600 mil pesos. El día 31, a las de Escárcega, 275 mil pesos; Campeche, 275 mil pesos; Veracruz, 600 mil pesos. El 29 de mayo, el GES cobró otros 600 mil pesos para el restaurante de Coatzacoalcos, Veracruz; y el 23 de junio, 695 mil pesos para los de Campeche y Minatitlán, según recibos firmados por Jorge Alberto Hernández, apoderado legal del GES.


Además, en su portal de internet, la SE promociona al consorcio y en especial a Moteburguer como uno de los mayores “casos de éxito” mediante apoyos de gobierno.


La cercanía entre Eduardo Sojo Garza Aldape con Manuel Carlos Mouriño Atanes llevó a que en 2006 el empresario presentara el libro del actual secretario de Economía De la alternancia al desarrollo, en el cual se vanagloria del sexenio de Vicente Fox y su propio trabajo cuando se desempeñó como jefe de la Oficina de la Presidencia de la República para las Políticas Públicas y coordinador del gabinete económico durante la administración 2000-2006.


De la empresa Moteburguer, la SE cita: “Este proyecto viene a satisfacer una demanda del consumidor, ya que la ciudad no cuenta con un restaurante de comida rápida de hamburguesas de esta naturaleza. Se ubica en el área comercial de mayor desarrollo de la ciudad, cercana a la población económicamente activa que labora en las dependencias de gobierno, bancos y empresas diversas situadas en esta zona. La visibilidad de este sitio es privilegiada y cuenta con accesos directos y es el paso obligado de la población, no tiene competencia en este giro”.


Coyotaje con Nafin
Las compañías del GES no sólo han obtenido todo tipo de subsidios del gobierno federal, sino que controlan todos los apoyos de la banca de desarrollo en el estado mediante el Centro Regional para la Competitividad Empresarial de Campeche, Nafin, cuyas instalaciones se ubican en la misma sede del GES, en las llamadas Torres de Cristal de la Avenida Ruiz Cortinez 112, colonia San Román.


En este centro, donde se realizan las reuniones corporativas del GES, se hacen las gestorías entre Nafin y los microempresarios que buscan financiamiento de hasta 150 mil pesos. Sólo por realizar el perfil de negocio, dicho centro cobra a los aspirantes el 1 por ciento del monto requerido, independientemente de que se les apruebe el crédito o no.


Además, uno de los amigos y exsocio de Carlos Mouriño Atanes y de María de los Ángeles Terrazo Blanco en TEISA, el empresario Santiago Espósito Semerena (propietario de la empresa de Maxi Aloe, subsidiada también por el gobierno federal) es integrante del Consejo Consultivo de Nafin en Campeche.
De los programas que cubre la dependencia, como el fondo Pyme, en 2004, se les otorgaron 600 mil pesos por cada una de las siguientes empresas del GES: Prestadora de Servicios GES, Restaurantes GES, Moteburguer, Recubrimientos del Sur y a 35 de sus gasolineras.


Las estaciones de gasolina beneficiadas fueron: Servicio Mina, Estación de Servicio Subteniente López, Estación de Servicio Tres Brazos, Estación de Servicio Universidad, Gasolinera López Mateos, Gasolinera Zapata, Gasolinera Kin Ha, Gasolinera Lerma, Gasolinera Palenque, Gasolinera Sabancuy, Servicio Hecelchakaw, Servicio Calkini, Servicio Candelaria, Servicio Casa de Justicia, Servicio Escárcega, Servicio Halachó, Servicio Héroes, Servicio Hopelchén, Servicio Casa de Justicia, Servicio Candelaria, Servicio Isla Aguada, Servicio Isla de Tris, Servicio Jonuta, Servicio Kaniste, Servicio Lomas de Ocuitzapoti, Servicio Macuspana, Servicio Malecón, Servicio Monterrey, Servicio Novia del Mar, Servicio Nueva Frontera, Servicio Palizada, Servicio Sac Xan, Servicio San José, Servicio Sayanes, Servicio Xpujil.


En 2004 se otorgaron subsidios por 175 mil pesos por empresa, a cuenta del fideicomiso público FP2004-4158 del programa sistema de apertura rápida de empresas a las compañías Servicio Tintorero de Campeche, Moteburguer; tres apoyos a Restaurantes GES; y a siete sucursales de Tiendas GES de Conveniencia.


Ese mismo año el fideicomiso FP2004-1434, Consultoría Integral y Consultoría Especializada para Mejorar la Competitividad de las Mipymes (Red Centro-Crece), distribuyó 24 millones 200 mil pesos a 90 empresas, 39 de ellas son del GES.
A cuenta del FP2004-1574 en la Expoferia de Campeche se dio apoyos por 33 mil pesos a las empresas Restaurantes GES, Desarrollo Inmobiliario y Prestadora de Servicios GES.


En 2005, las empresas Moteburguer y Prestadora de Servicios GES, SA de CV, fueron beneficiadas por el fideicomiso FP-2005-2409, que ese año operó 61 millones de pesos para el Programa de Consultoría y Capacitación para Mejorar la Competitividad de las Mipymes.

 


Más subsidios
Un legajo de recibos expedidos por el Fondo Pyme a diversas empresas del GES, documentan otros subsidios que el consorcio recibió entre noviembre de 2005 y octubre de 2006, periodo en el cual Manuel Carlos Mouriño Atanes era ya accionista mayoritario del club de futbol de primera división Celta de Vigo de la liga española.


El 30 de noviembre de 2005, Carlos Mouriño recibió 2 mil 400 pesos para que la empresa Prestadora de Servicios GES participara en el diplomado en competitividad empresarial.


El 5 de abril de 2006, Jorge Alberto Hernández recibió subsidios por 496 mil 291 pesos para que 33 empresas del GES: Restaurante Ges, Moteburguer y 31 gasolineras recibieran “consultoría especializada”.


El 18 de octubre obtuvo 15 mil 480 pesos para subsidio de la auditoría ambiental de las empresas Diesel y Lubricantes y TEISA.


El 19 de octubre, 85 mil 140 pesos como subsidio a una auditoría ambiental a las gasolineras Servicio Halacho y López Mateos; y las empresas Servicio Tintorero de Campeche, Servicios Corporativos GES, Negocios y Concesiones Mexicanas, Tesorera GES, Tiendas GES de Conveniencia, Esges, Grupo Energético del Sureste, Prestadora de Servicios GES, Gasovales.


Poco claros son algunos de los subsidios del GES, pues se les otorgó montos de fideicomisos que no corresponden a la ubicación de las empresas beneficiadas. Por ejemplo, el 10 de octubre la gasolinera Servicio Palizada, que se localiza en Campeche, recibió un subsidio de 10 mil 476.19 pesos para el plan integral de gestión ambiental, a cuenta del fideicomiso FP2006-1732 Crece Tabasco.


Del mismo fideicomiso, un monto similar se asignó a Servicio Monterrey, a la Gasolinera Macuspana, al Servicio Jonuta, a Servicio Frontera, a Servicio Lomas de Ocuiltzapotlan, Servicio Escárcega, Servicio Candelaria, Gasolinera Palenque, Gasolinera Zapata, Estación de Servicio Universidad, Estación de Servicio Mina.
En 2006, la SE destinó a Campeche recursos por 1 millón de pesos para el Fondo de Apoyo para la Micro, Pequeña y Mediana Empresa. De 79 empresas beneficiadas, 44 son del GES. Se autorizó el apoyo pese al incumplimiento de los requisitos puesto que el fondo era exclusivamente para dicha entidad y algunas de las empresas beneficiadas se ubican en Tabasco, Quintana Roo y Yucatán.


Ese mismo año la SE abrió el fideicomiso público FP2006-833 a cuenta del cual se destinó otro millón de ésos para consultoría y capacitación para la mejora competitiva de la Mipymes en el estado. Nuevamente recibieron apoyos 36 gasolineras del GES y las firmas Moteburguer, Restaurante GES, Prestadora de Servicios GES, Gasovales GES, Transportes Especializados Ivancar, Diesel y Lubricantes, Servicios Corporativos GES, Servicio Tintorero de Campeche, Tiendas GES de Conveniencia, Tesorera GES, Esges; y hasta el Corporativo GES.

 


Promoción política
De los apoyos monetarios a las relaciones políticas. Las inversiones de la familia Mouriño en el sureste son promocionadas lo mismo por políticos que por funcionarios públicos.


Uno de los mayores promotores de los negocios de la familia Mouriño es el gobernador de Campeche, Jorge Carlos Hurtado Valdez, quien entre febrero de 1992 y abril de 1993 fue director general del Grupo Empresarial Gamma III, del cual Mouriño Atanes era socio junto con Jorge Castillo López y Ramón Espínola Toraya. El ya desaparecido consorcio se dedicaba a los desarrollos inmobiliarios. El compadrazgo es tal, que en sus informes de gobierno, Hurtado Valdez incluye la expansión de algunas firmas como Moteburguer, como uno de los logros de su gobierno.


Lo mismo ocurre en Tabasco, con la promoción que el gobernador de la entidad, Andrés Granier, ha hecho de los Burger King.


En julio pasado, Granier trasladó a un equipo de su gobierno, encabezado por el secretario de Desarrollo Económico, Mario de la Cruz Sarabia, al municipio de Frontera para inaugurar el restaurante de comida rápida. Junto al alcalde Nicolás Bellizia y Jorge Hernández Villanueva, el titular de la Sedeco destacaba que la expansión del consorcio de la familia Mouriño en el estado es “resultado de las gestiones del gobernador Granier”. A la fecha, la galería fotográfica del evento se publicita en el portal de gobierno de Tabasco donde se promueven los otros giros que opera el clan del secretario de Gobernación.

 

También la STPS
En 2003, Carlos Manuel Mouriño Atanes regresó a su natal Vigo, España, para integrarse como parte de la Junta Directiva del quipo de futbol Celta de Vigo, del que más tarde sería accionista principal. En México el secretario del Trabajo, Carlos Abascal, incluía a algunas de sus empresas, entre ellas Prestadora de Servicios GES, en el padrón de beneficiadas con programas sociales de la STPS.


Para esta investigación se solicitó una entrevista con el secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño quien, a través de su área de prensa se negó a responder. Se buscó también al titular de la SE, Eduardo Sojo, y al director del consorcio, Carlos Mouriño Terrazo, sin embargo, hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

 

 

Revista Contralínea / México

Fecha de publicación: 01 de junio de 2008 | Año 7 | No. 103

 

 

COMENTARIOS

En Contralínea nos interesa conocer tu opinión sobre esta información.


Tu nombre:
E-mail

Escribe tu mensaje aquí:

 

SUSCRIPCIONES

 

 

 

NAVEGACIÓN

INICIO
Enviar a un amigo
Opina sobre este texto
Página de inicio
 




CARICATURA

PUBLICIDAD

BÚSQUEDA

 
Escribe el tema o autor que buscas en nuestro archivo.

en
Contralínea Web


 

 

PUBLICIDAD

EN LOS ESTADOS

PUBLICIDAD

ACTUALIDAD

 

 

 

 

PUBLICIDAD

 

 

 

 

 


Derechos reservados Corporativo Internacional de Medios de Comunicación S.A. de C.V.

Responsable sitio web: Gonzalo Monterrosa