Contralínea  

El fraude a Pemex

Ana Lilia Pérez
Construcciones Saint Martín es la empresa que en este sexenio ha acumulado una fortuna de 3 mil millones de pesos en contratos irregulares con Pemex, gracias a la intervención de los hermanos Bribiesca Sahagún y del ex director de Refinación, Juan Bueno Torio

 

 


Publicidad

El pasado 25 de mayo la titular del órgano Interno de Control en Pemex Refinación, Perla Elizabeth Acosta Molina, recibió una denuncia —presumiblemente enviada por un trabajador de Saint Martín que participó en la malversación- donde se explica, a manera de bitácora, la forma como Saint Martín fraguó un fraude contra Pemex por más de 400 millones de pesos. 

La relatoría va acompañada de fotocopias de facturas que presuntamente son documentos apócrifos con los que Saint Martín comprobó los gastos a Pemex de los trabajos que nunca realizó. Detalla que una vez que Saint Martín obtuvo el contrato, Pemex designó como residente de obra a Fernando Hess Moreno, actualmente supervisor de Pemex Exploración y Producción en Villahermosa.

En la denuncia se afirma que desde el primer día Hess trabajó junto con Amaury Abreu Ayala y Rafael Rivera Báez, de Saint Martín, quienes en conjunto realizaban los reportes diarios de obra hasta el 9 de marzo de 2005, fecha en que Hess firmó el último reporte.

Antes de regresar a Villahermosa, Hess Moreno envió los reportes a la Unidad de Contratos de la Superintendencia General de Mantenimiento de Pemex Refinación en Minatitlán, en los que relataba la obra ejecutada, los recursos empleados y el trabajo por día laborado.

Da cuenta de que cuando Juan de Dios Saint Martín revisó la copia de los documentos -que el representante de Pemex envió a la subsidiaria- ordenó recuperar de cualquier manera los reportes de obra que ese mismo día se enviaron a Minatitlán. Los reportes fueron sustraídos de las oficinas de Pemex para ser modificados posteriormente y se enviaron a René García Juárez, subdirector de Almacenamiento y Distribución de Pemex Refinación, el 8 de noviembre de 2005.

Cuando Saint Martín reportó sus estimaciones", ninguna coincidía con los reportes diarios de Hess Moreno.

Esto se logró por la intervención, por medio de soborno, del Ing. Mariano Saint Martín Zepeda, por indicaciones del director de la empresa, Juan de Dios Saint Martín Zepeda, hacia el Ing. Mario Coronel Cordero, de la empresa supervisora Garner Servicios Ambientales de México, S.A. de C.V., para que se presentaran los precios unitarios a discusión el día 6 de abril y fueran aprobados por él mismo , puntualiza la denuncia.

Asegura que estos ajustes se hicieron en abril de 2005 en el Hotel Brisa, en Coatzacolacos, y detalla las alteraciones más significativas a los reportes para incrementar los costos de los trabajos de remediación en Nanchital.

Saint Martín alteró los manifiestos de las empresas que trasladaron los residuos a partir de facturas originales de subcontratistas, las escaneó y las emitió a nombre de las subcontratistas, entre las que figuran Comercial de Fletes México, S.A.; Transportes y Recolección de Residuos ACC; y Multiservicios Nieto.

Hay falsificaciones increíbles que forman parte del reporte, como el número de trabajadores que laboraron en la obra, en promedio 290 obreros diarios, pero Saint Martín presentó a Refinación informes con 47 mil obreros en un solo día. De estas maniobras resultó un importe de 637 millones 758 mil 375 pesos , señala la denuncia.

Establece que los supervisores de Pemex se negaron a avalar el monto que exigía Saint Martín, lo que derivó en pugnas internas no sólo en Pemex, sino en la empresa desfalcadora, ante el descontento de los trabajadores, que intervenimos en la realización de estos trabajos siempre bajo la amenaza de despido , dice uno de los informantes.

La carta

En diciembre de 2004 se registró un accidente en instalaciones de Pemex, en Veracruz, conocido como el caso Nanchital . Fue un incendio en la estación Mazumiapan y la ruptura del ducto Nuevo Tepa-Mazumiapan que causó el derrame de petróleo en el río Coatzacolacos.

Para remediar el mal, Pemex otorgó el contrato más importante, desde el punto de vista económico, a Construcciones Saint Martín. Luis Ramírez Corzo, director general de Pemex, y Juan Bueno Torio, titular de Refinación, pactaron el convenio por parte de la paraestatal.

Saint Martín fue contratada originalmente por 20 millones de pesos para trabajos que realizaría en un plazo de 120 días (asignación No. SDSE-OPU81-172/2004). Oficialmente la empresa trabajó de diciembre de 2004 a mayo de 2005. Durante ese periodo se registraron irregularidades, a tal extremo que para julio de 2005, aunque Pemex había erogado cantidades millonarias, el contrato ni siquiera había sido firmado y la empresa exigía 938 millones de pesos.

La exigencia fue de Alejandro Saint Martín Zepeda (representante legal de la empresa) al entonces director de Refinación, Juan Bueno Torio, por medio de una carta en la que argumentaba que el acuerdo final del monto del contrato era de 463 millones 534 mil 286 pesos, y que Pemex ya debía más de 900 millones de pesos, y se quejaba de que los supervisores de la paraestatal en la zona obstaculizaban el justo pago de la remuneración .

En la misma carta el empresario pide conciliar entre los funcionarios de Pemex asignados a la zona y los empresarios. Bueno Torio ordenó pagar más de 450 millones de pesos pasando por alto la observación de los supervisores de la paraestatal de que los precios fueron inflados en forma exorbitante.

La diligencia de Bueno Torio por destrabar el pago a Saint Martín la explica un trabajador de la empresa que participó en los trabajos de dicho contrato: fue Bueno Torio 'el padrino' del contrato de Nanchital, del cual obtendría una jugosa comisión por medio de un primo contratado por Saint Martín, a quien los empresarios presentaban como su 'asesor' en las reuniones con supervisores de Pemex .

Los funcionarios de Pemex pedían nuevas revisiones a los precios unitarios, pero Bueno Torio autorizó que se pagaran 450 millones de pesos. Contralínea obtuvo documentos sobre el movimiento interno de los gastos erogados por Saint Martín en la ejecución de este contrato. Ascienden a 26 millones 679 mil 453 pesos. Es decir, la ganancia estimada de la empresa fue de 420 millones de pesos, un 2 mil por ciento más caro.

A la fecha, aunque se pagó esa cantidad, por presión de los supervisores de Pemex que se negaron a avalar el fraude, el contrato no se ha podido dar como finalizado porque Saint Martín no ha otorgado la fianza de daños a terceros, como exige la Ley de Obra Pública.

Un documento interno de Refinación sobre el caso Nanchital refiere que los auditores regionales de la paraestatal se niegan a dar el visto bueno al trabajo, pues consideran que la remediación en la zona no fue concluida a cabalidad.

Otro documento interno, dirigido a Alejandro Saint Martín, señala que su primo, Rogelio Bravo Saint Martín, gerente de Servicios de Logística de la empresa, le envió una relación de los manifiestos originales de los trabajos que la empresa hace en Ciudad Pemex y en Comalcalco para el tratamiento de residuos. Detalla cómo Bravo Saint Martín reporta los trabajos hechos por la empresa y le sugiere como inflarlos para subir el costo.

El documento, fechado en febrero de 2006, fue remitido junto con un legajo de autorizaciones anticipadas del trabajo que supuestamente habrían avalado funcionarios de Semarnat en la zona.

El deslinde

En entrevista vía telefónica desde Veracruz -en medio de actos proselitistas de su campaña rumbo al Senado- Juan Bueno se deslinda de toda relación con Saint Martín y niega haber recibido el documento de los empresarios para que gestionara el pago. Dice desconocer la forma en que se operó el contrato y el monto pagado, y que no supo si hubo reclamación.

Yo no autoricé nada, eso se hizo a través de la Gerencia de Almacenamiento y Distribución del Golfo y se definió en el Comité de Adquisiciones , advierte.

Dice que tampoco recibió ningún documento de Saint Martín y de la carta que fue dirigida por Alejandro Saint Martín. A mí me llegaron muchísimos documentos y los giré a las áreas correspondientes .

Desconoce el monto del contrato que Refinación dio a la empresa y lo que pagó a Saint Martín: primero querían cobrar mil 700 millones de pesos, hicieron ajustes y se bajaron a 900, y luego pudieron documentar y comprobar las obras porque los supervisores de Pemex las revisaron.

¿Pemex debió hacer una investigación antes de pagar?

-Seguramente lo hicieron.

¿Cuándo se les pagó?

-Creo que se les pagó hasta septiembre ¿no?

Usted era el director general.

-Sí, pero yo le hablo de oídas.

Bueno Torio se deslinda de Saint Martín y afirma que Nanchital fue el primer contrato que Refinación dio a esta empresa, y por tanto no tenía los antecedentes .

Sin embargo, omite que de 1996, cuando se inició como contratista en esta subsidiaria, hasta 2003, previo a su llegada como director, Saint Martín recibió cuatro contratos por 4 millones de pesos, y de mayo de 2003 a 2005, durante su periodo en Refinación, le asignó cuatro contratos por 453 millones de pesos, incluido el de Nanchital.

 

 

Publicado: Junio 2a quincena de 2006 | Año 4 | No. 58



Tu opinión:

Tu nombre:
E-mail

Escribe tu mensaje aquí:

Publicidad

ÍNDICE Junio 2a quincena 2006
Enviar a un amigo
Opina sobre este texto
Página de inicio


Publicidad

 

Humor
 

 

Avance Contralínea

 

Números atrasados

 

Publicidad

 

Números atrasados

 

 

 

 

Suscríbete


En la República:  

De actualidad  


 




Baja California Chiapas Chihuahua Coahuila Estado de México Guanajuato
Oaxaca Sinaloa Sonora Hidalgo Michoacán NacionalTamaulipas Veracruz Zacatecas
Revista Contralínea
Av. Juárez 88, primero piso, desp. 110 y 111. Col. Centro, México D.F.
Tels: 9149-9808 /30 /07
La otra campaña, el Ejército Zapatista y el Subcomandante Marcos
Sitios Recomendados:
| Oficio de Papel | Revista Fortuna | Los periodistas | Fraternidad de Reporteros de México |

Responsable del sitio: Gonzalo Monterrosa Galindo