Línea global  

La guerra por los recursos naturales

Nydia Egremy
Es una guerra por agua y petróleo, afirman analistas, mientras que Estados Unidos e Israel alegan que combaten al terrorismo en Medio Oriente

 

 

 


Publicidad

México podría ser el siguiente eslabón en la avaricia de la superpotencia mundial por el control del agua, petróleo y gas. Como las actuales guerras simultáneas que libran Estados Unidos e Israel en Afganistán, Irak y Líbano, nuestro país sería un posible escenario de las guerras por esos recursos, estiman los especialistas María de Lourdes Sierra Kobeh y Alejandro Salgó Valencia, tras valorar el curso de la nueva ocupación por Israel del país de los cedros.

“Esta nueva crisis en Medio Oriente es ya un drama humanitario, la causa conocida es la toma de los soldados israelíes por Hezbolá en Líbano, pero en el fondo ocurren en la región varias guerras por problemas no resueltos: el conflicto árabe-israelí, una guerra en Irak, otra en Afganistán, una más en Palestina y, desgraciadamente ahora en Líbano”, señala Sierra Kobeh, académica de origen libanés de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Agrega la experta en Medio Oriente que hoy en Líbano hay una situación dramática, una crisis humanitaria, además de que Israel destruyó toda la infraestructura del país: carreteras, puentes, aeropuertos, centros de abastecimientos de agua, electricidad, “aunque desde luego, afirman que sólo atacan las bases de Hezbolá -la milicia chiíta de resistencia, conocida también como Partido de Dios-.

En este contexto, el objetivo de Israel es destruir toda la capacidad militar de Hezbolá y sus bases de apoyo, pero más allá de eso están destruyendo a la población civil, explica Sierra Kobeh, de origen libanés, y afirma que esta es “una guerra asimétrica, pues Israel cuenta con el ejército más poderoso de la zona, con un poderío nuclear mayor de 250 ojivas nucleares”.

Pese a esa capacidad militar, aprecia la académica que la opción militar no prosperará, “estamos viendo la iraquización de Líbano, Israel va a encontrar ahí un nuevo Vietnam, como Estados Unidos lo está encontrando en Irak”.

Hezbolá ¿enemigo de quién?

Alejandro Salgó Valencia, académico de la UNAM especializado en el estudio del islamismo y en particular de Hezbolá, comenta que esos movimientos poseen una serie de organizaciones que les permite ayudar a los más necesitados (orfanatorios, centros de convivencia social, clubes deportivos), para responder a las necesidades de la población.

“Podemos hablar de cualquiera, como Hamas en Palestina, el Partido de Bienestar Social en Turquía, la Hermandad Musulmana de Egipto o el Frente Islámico de Salvación de Argelia, todos absolutamente operan así y dependiendo del país en el que estén, funcionan como partido político, dependiendo de los intereses del grupo y de las condiciones democráticas de los países en que se asientan”.

En el conflicto bélico entre Israel y Hezbolá que se libra en Líbano, la hipótesis de Salgó es que se trata de una venganza del estado hebreo contra la milicia chiíta, que le ganó la guerra que libraron en ese mismo territorio durante 17 años.

“Israel, en toda su historia como país, nunca había sido derrotado en el campo bélico, la única vez que los israelíes han regresado territorio sin negociación, sin reconocimiento, es decir, sin obtener algo a cambio, fue el 24 de mayo de 2000, donde reconocieron tácitamente que habían perdido en el campo de batalla contra una guerrilla, el Hezbolá, y tuvieron que devolver lo que mantuvieron 18 años bajo su control”, explica el profesor de la UNAM.

Lo que ahora vemos, reitera, es que Israel a seis años de haber salido de lo que para ese estado constituyó su propio Vietnam y envía un mensaje a todo el planeta: que va a cobrar venganza, porque sabe que perdió. “Se trata de acabar con la única fuerza militar que lo derrotó, además de retomar su dominio geopolítico que es el sur de Líbano, por una razón: el agua.

“En el sur libanés está el río Litani y desde la época del sionismo se buscó el control del río para abastecer las necesidades hidráulicas del Estado de Israel, porque su única fuente es el río Jordán y está sobre explotado, año con año ha bajado el nivel del mar de Galilea y necesita nuevas fuentes acuíferas, como el agua de Cisjordania -territorio palestino del que Israel extrae anualmente 600 millones de metros cúbicos de agua- y por eso su afán por permanecer ahí”, explica Salgó.

Apropiarse del Litani es uno de los tres objetivos de la ocupación militar de estos momentos, señala el académico, el segundo fin de la actual ofensiva israelí es enviar un mensaje claro al mundo de que cobrará caro cualquier triunfo en su contra, y el tercer objetivo es de orden geopolítico regional, para dirimir su conflicto con Irán en territorio libanés, su principal rival en la región.

“Irán entra en escena en el 79, en nexos obvios con Hezbolá que no se pueden disfrazar y, entonces, desgraciadamente para Líbano, que es un Estado débil desde que nació, se convierte en el ring, en el que todos van a pelear. El escenario de este 2006 es que ante el ascenso de Irán como una fuerza hegemónica regional -o que busca serlo- estalla el conflicto, porque Israel se precipita en ese país con el pretexto de los dos soldados. Las implicaciones geopolíticas de esta acción nos llevan a la venganza de Israel, la lucha por el agua y la búsqueda por la hegemonía regional”, esquematiza Alejandro Salgó.

¿Qué rol juega México?

Nuestro país, con su enorme potencial petrolero y con un problema de guerrillas en activo desde 1994, ha evitado en los últimos años mantener una política exterior activa que reclame el respeto al Derecho Internacional. Así se observa claramente en este conflicto entre Israel y Líbano, sostiene el internacionalista.

“Desgraciadamente con la llegada de Fox, ha sido el gran drama de este país, que no sabe nada de nada, cree que puede opinar de los asuntos internacionales, pero de la misma forma en que insulta a los bolivianos, insulta a los venezolanos, a Fidel Castro y el Medio Oriente para él no existe, no lo podría encontrar en un mapa, no sólo él, sino también Derbez.

“¿Por qué? porque desde Carlos Salinas de Gortari, México sólo tiene ojos para Estados Unidos, medianamente para Canadá, como de reojo y viendo sobre el hombro para América Latina y recientemente a China, porque se está comiendo al mercado la vemos en términos comerciales, la política exterior se convirtió en una sucursal de firmas de TLC's.

“A México no le interesa lo que ocurra en esa región, pero le debería interesar justamente porque somos un país petrolero y todo se lo vendemos a Estados Unidos. ¿Podríamos caer en el garlito internacional? creo que no, estuvimos a punto de caer cuando Fox coqueteó en la idea de enviar tropas a Irak, o en apoyar a los Estados Unidos, lo detuvieron las manifestaciones populares y personas con un poco de sentido común.

“México por supuesto debería de interesarse en lo que sucede en esa región, pero lo que hemos visto es que la cancillería está plena de miembros que estudiaron en academias neoliberales, por ejemplo el ITAM, y ahora los vemos desde el púlpito estadounidense y ahora desde el púlpito israelí. Nunca como ahora había visto tantos comentarios pro israelíes”, concluye.

Guerra contra la sed

Medio Oriente es también un escenario de la guerra mundial por el agua, y México no es ajeno a esta posibilidad, pues sostiene un tenso litigio con Estados Unidos por el dominio del río Bravo, como apuntó desde el 2003 la asesora ambiental Karina Hoffman.

Desde hace décadas, el gobierno estadounidense y el estado de Texas han reclamado a nuestro país, con base en el tratado de Aguas de 1944 -que rige el uso compartido del río Bravo-, el pago de una deuda de 2 mil millones de metros cúbicos de agua. El Bravo delimita 61 por ciento de la frontera de 3 mil 200 kilómetros que comparten los dos países.

Aunque México alega la imposibilidad de pagar por las sequías que ha padecido en los últimos años, si bien admite que más de 70 por ciento del agua en su frontera con Estados Unidos se pierde por fugas, evaporación e ineficientes sistemas de riego. Y aunque Texas amenaza con iniciar acciones legales contra México, Vicente Fox prometió cumplir con los compromisos internacionales, subsiste la amenaza de un conflicto bélico.

Hoffman, citada por Koichiro Matsuura, el director de para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), sentenció que “es evidente que la falta de un elemento tan básico como el agua podría causar guerras internacionales”.

Koichiro ha advertido que “se avecina una crisis mundial por el agua, pues si su gestión no mejora, dos tercios de la humanidad padecerán escasez grave o moderada en 2025”. La historia registra que la primera guerra por agua ocurrió hace 4 mil 500 años, precisamente por el control de los ríos Tigris y Eufrates entre dos ciudades del actual Irak, de acuerdo con el geógrafo Aaron Wolf, de la Universidad de Oregon, también director de la base de datos Conflictos Transfronterizos sobre el Agua.

Wolf sostiene que pueblos con conflictos bélicos actuales como India y Pakistán o Israel y Palestina, suelen resolver conflictos por el agua al mismo tiempo que luchan sin tregua en otros terrenos. Actualmente, 51 países de todo el mundo podrían tener guerras por agua en los próximos 10 años, advirtió hace tres años Sandra Postel, directora del Proyecto de Políticas Mundiales sobre el Agua, integrante del Instituto Worldwatch.

 

 

Publicado: Agosto 2a quincena de 2006 | Año 5 | No. 62



Tu opinión:

Tu nombre:
E-mail

Escribe tu mensaje aquí:

Publicidad

ÍNDICE Agosto 2a quincena 2006
Enviar a un amigo
Opina sobre este texto
Página de inicio


Publicidad

 

Humor
 

 

Avance Contralínea

 

Números atrasados

 

Publicidad

 

Números atrasados

 

 

 

 

Suscríbete


En la República:  

De actualidad  


 




Baja California Chiapas Chihuahua Coahuila Estado de México Guanajuato
Oaxaca Sinaloa Sonora Hidalgo Michoacán NacionalTamaulipas Veracruz Zacatecas
Revista Contralínea
Av. Juárez 88, primero piso, desp. 110 y 111. Col. Centro, México D.F.
Tels: 9149-9808 /30 /07
La otra campaña, el Ejército Zapatista y el Subcomandante Marcos
Sitios Recomendados:
| Oficio de Papel | Revista Fortuna | Los periodistas | Fraternidad de Reporteros de México |

Responsable del sitio: Gonzalo Monterrosa Galindo