Política  

La “caja negra” de la Sedena.

Jorge Torres

La Secretaría de la Defensa Nacional cuenta con recursos millonarios que van a parar a los bolsillos de poderosas empresas internacionales que obtienen cada sexenio jugosos contratos por concepto de armamento y oculta los mecanismos de adquisición

 

 


Publicidad

Los gastos que efectúa la Secretaría de la Defensa Nacional en la compra de armamento se han convertido en uno de los secretos mejor guardados por los militares mexicanos.

No obstante el proceso de transparencia en el que se ha visto inmerso el instituto armado en los últimos años, la información que proporciona la Sedena en torno a estas erogaciones es limitada e incurre en contradicciones.

En atención a una solicitud de información de Contralínea, basada en la Ley de Transparencia, la Secretaría de la Defensa Nacional informa que el “presupuesto otorgado para la adquisición de armamento en el Ejército y Fuerza Aérea mexicanos” entre 2000 y julio de 2005, fue de 86 millones 841 mil 103 pesos, cifra que contrasta con la información que ha proporcionado sobre México el Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI), el organismo de investigación internacional de conflictos y procesos de paz.

Sobre el proceso de compra de armas, el tipo de armamento y los montos erogados en cada caso particular, la Defensa Nacional considera que “es de carácter reservado y permanecerá así por el término de 12 años, debido a que su difusión podría ocasionar que personas desafectas a este instituto armado, conociendo el tipo de armamento, equipo y material adquirido o las empresas proveedoras, pretendan superar o neutralizar (por medio de adquisición, fabricación, empleo de tácticas o de sabotajes) las características del mismo, que emplea dicho instituto para dar cumplimiento a las misiones asignadas.”

En un franco desacato a los principios de transparencia, la Sedena impide conocer el intrincado proceso presupuestario y evaluar la calidad y eficacia de las políticas de defensa, sobre todo en lo referente al armamento, uno de los rubros que más impacta en el presupuesto. Tan sólo en mantenimiento de equipo bélico, por ejemplo, la Secretaría ha gastado en lo que va del sexenio casi 3 mil millones de pesos.

Los mecanismos de transparencia en el ejercicio del presupuesto de defensa han sido temas en los que han incursionado desde hace años organizaciones no gubernamentales latinoamericanas. El caso de la Red de Seguridad y Defensa de América Latina (Resdal) es uno de ellos.

Resdal ha puesto el debate sobre la mesa en los países latinoamericanos. Los resultados del seminario “Hacia la Transparencia y Calidad del Proceso Presupuestario en Materia de Seguridad y Defensa”, que se llevó a cabo en Managua, Nicaragua, en diciembre de 2002, y en el que participaron ponentes de 10 países, entre ellos México, son contundentes:

“En el ámbito de seguridad y defensa en la región, el presupuesto parece ser una suerte de gran ‘caja negra’ que pocos o ningún civil se atreve a desentrañar.

“Si la defensa es un bien público al que el Estado le dedica recursos que son naturalmente escasos, resulta incuestionablemente necesario que esos recursos se utilicen en forma transparente y eficiente.

“El secretismo, la ausencia de controles o simplemente la desconsideración de la estrecha relación entre objetivos y gasto, actuarían en este sentido no sólo en detrimento de una defensa eficaz, sino de las aspiraciones y deseos de profundización democrática que guían a las sociedades en el actual ambiente global.”

 

Contradicciones

 

La Secretaría de la Defensa Nacional proporcionó información a este medio en el sentido de que en lo que va del sexenio ha realizado 433 “proyectos para adquisición de armamento y para mantenimiento de arsenal, aeronaves, vehículos y equipo”, pero se ha negado a especificar las condiciones de los contratos que ha firmado con las empresas de armamento y el tipo de armas que ha adquirido.

La información de la Defensa resulta ambigua en torno a los resultados de los proyectos y cuántos de estos se concretaron en contratos para la compra de armamento.

Los datos oficiales arrojan que en 2001 la Sedena tuvo 89 proyectos y gastó en armamento 50 millones 912 mil 420 pesos; en 2002 106 proyectos y gastó 10 millones 307 mil 243 pesos; en 2003 91 proyectos y gastó 11 millones 77 mil 610 pesos; en 2004 fueron 61 proyectos y reporta que no gastó un solo peso en armamento, y en 2005 señala que tiene 86 proyectos y un presupuesto de 14 millones 288 mil 430 pesos.

En el marco de la investigación sobre los gastos en armamento que ha erogado la Secretaría de la Defensa Nacional en lo que va del sexenio, Contralínea obtuvo los reportes que proporciona la Sedena a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y las cifras no cuadran.

El informe que proporcionó la Defensa a este medio contrasta con el que entregó a la ONU. Por un lado señala que en 2002 gastó sólo 10 millones 307 mil 243 pesos y por otro informa que le compró a Suecia cuatro sistemas de artillería de alto calibre –dos Canons 57 MK3 y dos Shot Directors EOS 405– y a Rusia 30 misiles 9M39, cinco sistemas portátiles de misiles antiaéreos PZRK Igla y cinco lanzadores fijos DZIHGUIT.

Pero es en lo referente al año 2004 en el que se presenta una seria contradicción. La Defensa informa que en ese año no erogó un solo peso y a la ONU le indica que adquirió 27 sistemas de artillería de alto calibre –22 a Bélgica, tres a Italia y dos a Suecia– y un misil y lanzamisiles a Rusia.

De acuerdo con datos de SIPRI dados a conocer en 2004, el monto de las exportaciones de armas de Europa a México fue en 2001 de 33.5 millones de dólares, mientras que México informa que en ese año gastó poco más de 5 millones de dólares (50 millones 912 mil 420 pesos). SIPRI ha señalado también que en 2002 Europa exportó armamento a México por un monto de 130 millones de dólares y la Defensa ha informado que gastó en ese año sólo un millón de dólares (10 millones 307 mil 243 pesos). Esto sin contar el monto de las exportaciones de armas de Estados Unidos a México, que de acuerdo con SIPRI en 2001 suman un monto de 223 millones de dólares y en 2002, 93 millones de dólares.

El organismo con sede en Estocolmo indica que entre la Unión Europea y Estados Unidos exportaron a México armamento entre 2001 y 2002 con un costo de 478 millones de dólares y México informa que en ese periodo gastó poco más de 6 millones de dólares.

Dentro de los “programas y proyectos de inversión” presentados por la Secretaría de la Defensa Nacional, enmarcados en el “Proyecto de presupuesto de egresos de la federación 2005”, la Sedena incluye el rubro “adquisición de armamento” y lo describe de la siguiente manera: “Cubrir déficit en los cargos de armamento de diversas unidades del Ejército que presentan, debido a las diferencias entre sus existencias reales y las cantidades previstas en sus planillas orgánicas; asimismo, algunos organismos requieren de cierto tipo de armamento para cursos especiales.”

No especifica el tipo de armas que requiere y menciona una cifra de gasto que contrasta con la cantidad que dijo a Contralínea pensaba gastar en armamento en 2005, un año en el que la Defensa cuenta con 24 mil 2 millones de pesos de presupuesto total.

El rubro “adquisición de armamento” considera 8 millones 117 mil 867 pesos, que difiere de los 14 millones 288 mil 430 pesos incluidos en el “anteproyecto” del “presupuesto otorgado para la adquisición de armamento en el Ejército y Fuerza Aérea mexicanos”.

Llama la atención que en el rubro de “adquisición de armamento”, no se incluya la “adquisición de obuseros ligeros M90 calibre 105 milímetros de fabricación china por la empresa Norinco” (una empresa que ha sido sancionada por los Estados Unidos por venta de armas a Irán), con un costo de 142 millones 896 mil pesos.

 

Compras sin control

 

En el Poder Legislativo es poco lo que se hace en relación al control presupuestario de la Defensa Nacional, y la Secretaría de la Función Pública históricamente no se inmiscuye en las operaciones millonarias que realiza el Ejército.

El diputado federal Rodrigo Iván Cortés, miembro de la Comisión de la Defensa en la Cámara de Diputados y encargado de la legislación militar en el Partido Acción Nacional, dice que no obstante que la Defensa debe renovar constantemente el equipo militar y que está de acuerdo en que por ley exista información reservada, se deben buscar mecanismos para transparentar el gasto y fortalecer los procesos de auditoría.

“Lo que tenemos que hacer es identificar los mecanismos racionales para tener un gasto transparente en el sector de defensa a nivel de planificación, aprobación y ejecución. Nadie está exento de actos de corrupción y por fortaleza institucional debes tener esos controles, tanto internos como parlamentarios”, dice el legislador en su oficina del Congreso, y señala que el diálogo que se tiene con la Sedena en este rubro es “casi nulo”.

A lo que se tiene que llegar, dice Cortés, es a establecer nuevas reglas. “Hemos estado viviendo en un sistema donde había muchas reglas no escritas, pero en este proceso de transición, tenemos que incluir a la Cámara de Diputados en el sector de defensa. Creo que es importante que nos empecemos a meter y que empecemos a enriquecer las relaciones cívico militares. Pocas son las instituciones que tienen el nivel de respeto del Ejército, pero las tenemos que actualizar a los tiempos presentes.”

Rodrigo Iván Cortés dice que además del Congreso la Secretaría de la Función Pública debe mantenerse activa en los procesos de auditoría en lo que corresponde al presupuesto militar. “Esta secretaría tiene toda la facultad de revisión; aunque tendríamos que ahondar en la reglamentación que tiene la Función Pública y cómo trabajan este rubro con la Defensa en particular.”

“Nosotros pensamos que mientras más se conozca al Ejército, mejor se comprenderá su aportación a la nación; mientras más conozcamos las necesidades, los objetivos, la racionalidad de la organización y de la presupuestación y el gasto militar, mejor podremos como Legislativo ayudar a que esto se cumpla, y entre más se pueda conocer en términos públicos de los objetivos y los planes, va a aumentar el prestigio de las fuerzas armadas”, concluye el legislador.

 

 

Armamento del Ejército Mexicano


  • Armamento individual y de apoyo Fusiles FAL de 7.62 mm; ametralladoras MAG de 7.62 mm; 
  • LanzagranadasM-203 de mano; ametralladoras lanzagranadas 
  • MK-19 de 40 mm y lanzagranadas múltiples MGLFM de 40 mm. 
  • M-101 60
  • M-56 24
  • Canons 57 MK3 2
  • Shot Directors EOS 2
  • Vehículos de reconocimiento ERK-90 119 VBL 40
  • Mowag Roland 25
  • MAC-1 40
  • AMX-13 409
  • BDX 70
  • FOX 1
  • Transportes blindados HWK-11 40
  • M-2A1 de media oruga 32
  • VCR/TT 40
  • DN-III 24
  • DN-IV 40
  • DN-V Toro 70
  • AMX-VCI 395
  • BDX 95
  • LAV-150ST 26
  • Tanques ligeros M-8 40
  • Tanques ligeros MOWAG 25
  • Armados MAC-1 15
  • Armados MEX-1 41
  • ERC-90F 119
  • Cañones de 105 mm 16 M-2 A1 16
  • M-101 80
  • Otto Melara M-56 80
  • Morteros M2 Cazador y Brandt 1,500
  • calibre 60 mm y M29 y M1 de 81 mm
  • Brandt de 120 mm 75
  • Misiles antitanque Y antiaéreos Milán 8
  • Antitanque VBL
  • RBS-70 SAM System 1
  • Antiaéreo PZRK IGLA 5
  • Misiles 9M39 30 
  • Lanzacohetes B-300 de 82 mm y Blindicide de 83 mm 
  • Plataforma de despegue de misiles B-300 1
  • Cañones sin retroceso M-40 de 106 mm 40
  • Cañones antiaéreos M-55 de 12.7 mm 40
  • Oerlikon de 20 mm 

 



Fuentes: El Almanaque Mexicano (2000), Siempre cerca, siempre lejos (2000) y Contralínea (2005)

Publicado: Septiembre de 2005



Tu opinión:

Tu nombre:
E-mail

Escribe tu mensaje aquí:

Publicidad

ÍNDICE Septiembre 2005
Enviar a un amigo
Opina sobre este texto
Página de inicio


Publicidad

 

Humor
 

 

Avance Contralínea

 

Números atrasados

 

Publicidad

 

Números atrasados

 

 

 

 

Suscríbete


En la República:  

De actualidad  


 




Baja California Chiapas Chihuahua Coahuila Estado de México Guanajuato
Oaxaca Sinaloa Sonora Hidalgo Michoacán NacionalTamaulipas Veracruz Zacatecas
Revista Contralínea
Av. Juárez 88, primero piso, desp. 110 y 111. Col. Centro, México D.F.
Tels: 9149-9808 /30 /07
La otra campaña, el Ejército Zapatista y el Subcomandante Marcos
Sitios Recomendados:
| Oficio de Papel | Revista Fortuna | Los periodistas | Fraternidad de Reporteros de México |

Responsable del sitio: Gonzalo Monterrosa Galindo