en Contralínea Web
 
 
| <<Volver | | |  
 
  Sección: Portada | Publicado en: Junio 2005

Los tahúres de las apuestas

Zósimo Camacho
El 60 por ciento de las apuestas y sorteos en México, es controlado por el zar del juego Jorge Hank Rhon, principal beneficiario de un puñado de políticos y empresarios, que completan Ramón Aguirre Velásquez, José María Guardia, Carlos Riva Palacio, Alejandro Soberón y Jorge Buelna, que lucran con las casas de apuestas y sorteos acusadas de ilegales

 

Al filo de la ilegalidad operan en México 130 establecimientos de apuestas y sorteos. Seis empresarios gratificados por gobiernos priístas, que ahora cuentan con la anuencia del foxismo, lucran con los juegos de azar. Aunque la mayoría de los permisionarios son políticos, el indiscutible zar del juego es Jorge Hank Rhon, quien controla casi el 60 por ciento de las apuestas en todo el país.

Aun cuando el diputado priista Héctor Gutiérrez de la Garza denunció que el secretario de Gobernación, Santiago Creel, otorgó en el mes pasado cientos de nuevos permisos para casas de apuestas y sorteos, la Secretaría de Gobernación no se ha pronunciado al respecto. Y, al 6 de abril de 2005, los beneficiarios de estos controvertidos negocios eran los mismos de la administración anterior, a los que el foxismo no sólo no ha molestado, sino que ha protegido con la promulgación del Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos.

De acuerdo con información de la Segob, proporcionada a través del Instituto Federal de Acceso a la Información, existen 14 empresas con permisos para operar 120 centros de apuestas remotas (sport books o libros foráneos), 77 salas de sorteos de números (bingos o yaks), cuatro hipódromos, cuatro galgódromos y un frontón. La mayoría de los establecimientos ofrecen dos o más de estos “servicios”.

Según la propia Secretaría, los mexicanos gastan en estos centros más de 17 mil 500 millones de pesos al año, cifra que no incluye la derrama de apuestas por Internet y teléfono que ofrecen estos negocios.

De las 14 empresas, ocho pertenecen al actual presidente municipal priista de Tijuana, Jorge Hank Rhon, hijo menor del ex gobernador del Estado de México, ex jefe del Departamento del Distrito Federal y ex secretario de Estado, Carlos Hank González. Los otros empresarios privilegiados son Ramón Aguirre Velásquez, José María Guardia López, Carlos Riva Palacio, Alejandro Soberón y Jorge Buelna.

Los establecimientos se concentran en Baja California, donde hay 21, de los cuales 18 se ubican en la ciudad de Tijuana, en donde está asentado el emporio de Hank; el Estado de México con 15 y el Distrito Federal con 20. Metrópolis como Ciudad Juárez y Guadalajara cuentan con cinco y Monterrey y Acapulco con cuatro cada una.

 

Hank, el consentido

 

Las empresas de Jorge Hank son: Hipódromo Agua Caliente, Libros Foráneos, Operadora de Apuestas Caliente, Espectáculos Latinoamericanos Deportivos, Operadora de Espectáculos Deportivos, Grupo Océano Haman, Operadora Cantabria e Impulsora Géminis. En 2004, después de darse a conocer el adeudo del emporio con la Segob por casi 20 millones de pesos, la Secretaría terminó por condonarle la mitad de la deuda para que sus centros de juego siguieran funcionando.

Las casas de juego que controla Hank Rhon con sus ocho empresas suman 74, que representan el 57 por ciento del total de establecimientos reconocidos por la Dirección General de Juegos y Sorteos de la Segob. Mientras, el número de permisos para operar centros de apuestas remotas, salas de sorteos de números, hipódromo y galgódromo ascienden a 117, también el 57 por ciento del total.

De las empresas del alcalde priista de Tijuana, Operadora Cantabria es la que más permisos posee: 38. Con 21 establecimientos, se encuentra en el Distrito Federal y los estados de México, Nuevo León, Guerrero, Jalisco, Tamaulipas, Veracruz, Chihuahua y Yucatán. Todos los permisos datan del último trimestre de 1993.

Hipódromo de Agua Caliente también cuenta con 21 establecimientos. Todos se encuentran en Baja California, mayoritariamente en Tijuana. Cuenta con 35 permisos para salas de sorteo, centros de apuestas, hipódromo y galgódromo. Sus autorizaciones datan de agosto de 1973, las cuales fueron renovadas durante el sexenio de Ernesto Zedillo antes de que caducaran y ante la inminente llegada de un gobierno distinto al del PRI.

Libros Foráneos es la tercera empresa en importancia del conglomerado de Jorge Hank. Opera 12 establecimientos con 14 permisos para centros de apuestas y salas de sorteos. Aunque tiene casas de juego en Baja California, donde un permiso le sirve para operar en cinco direcciones distintas de Tijuana, esta empresa extiende el emporio de Hank hacia otros estados del norte y centro de la República: Nuevo León, Chihuahua, Sonora y Aguascalientes.

Operadora de Apuestas Caliente, Espectáculos Latinoamericanos Deportivos, Operadora de Espectáculos Deportivos, Grupo Océano Haman e Impulsora Géminis operan 20 establecimientos con igual número de permisos para centros de apuestas remotas y para 10 salas de sorteos de números. Se encuentran en Quintana Roo, Puebla, Morelos, Yucatán, Querétaro, Tabasco, Sinaloa y el Estado de México.

Sin embargo, no hace falta más que estar frente a una computadora para apostar, desde cualquier parte de la República, a través de la página del Grupo Caliente, que aglutina a estas empresas. Incluso también ofrece la modalidad de apuestas vía telefónica.

 

Soberón, a la sombra de Slim

 

Administradora Mexicana de Hipódromo es una empresa de la Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE). La suma de los permisos para operar centros de apuestas, salas de sorteos, hipódromo y galgódromo suman 60, es decir, el 29 por ciento del total. Opera 32 establecimientos, el 24.6 por ciento de la totalidad de casas de juego del país.

Desde 1993 cuenta con la autorización de Gobernación para establecer sus negocios en los estados de México, Aguascalientes, Querétaro y el Distrito Federal. Y en ciudades como Guadalajara, Vallarta y Tonalá, Jalisco; León, Guanajuato; Cancún, Quintana Roo; Culiacán, Sinaloa; Monterrey, Nuevo León; Villa Hermosa, Tabasco; Torreón, Coahuila; Hermosillo, Sonora y, Morelia, Michoacán.

Esta empresa tiene a su cargo el Hipódromo de las Américas, donde actualmente desarrolla un centro de exposiciones, la “calle del entretenimiento” y un hotel de cinco estrellas. De acuerdo con información de la página electrónica de la empresa, se pretende hacer de este sitio “el lugar de entretenimiento más importante en América Latina”.

Además, la corporación trasnacional es dueña, en México, del centro de exposiciones Banamex y la granja de las Américas, entre otros negocios. Alejandro Soberón Kuri, presidente de CIE, ha consolidado el emporio de entretenimiento más grande de América Latina.

El prominente empresario Carlos Slim fue el impulsor de este corporativo a finales de la década de 1990. Incluso poseía el 25 por ciento de sus acciones. Después de haber conseguido los permisos para los centros de juegos y salas de sorteos y la concesión del hipódromo por 25 años, este mexicano, que es el más rico de América Latina, decidió vender su participación accionaria a mediados del mes pasado.

 

Aguirre Velázquez, premio de consolación

 

Divertimex y Atracciones y Emociones Vallarta son las empresas de quien fuera jefe del Departamento de Distrito Federal durante el sexenio de Miguel de la Madrid Hurtado y candidato del PRI al gobierno de Guanajuato en 1991, Ramón Aguirre Velázquez.

Este político guanajuatense tiene la autorización para operar un galgódromo en Hermosillo, Sonora, desde 1991, aunque todavía no lo ha establecido. En cambio, posee 11 centros de apuestas remotas, ubicadas mayoritariamente en Sonora, pero también en Vallarta, Guadalajara y Zapopan, Jalisco, y en Irapuato, Guanajuato. Asimismo, opera un hipódromo-galgódromo en el municipio jalisciense del Arenal.

Como se recordará, después de las elecciones para elegir gobernador de Guanajuato en 1991, el consejo electoral declaró ganador a Ramón Aguirre, pero las protestas de panistas y perredistas que lo acusaban de encabezar las elecciones de fraudulentas, no se hicieron esperar.

El entonces presidente Carlos Salinas de Gortari persuadió al candidato priista de no presentarse a rendir protesta como gobernador y, en la negociación con el PAN que más tarde se le conocería como la “concertacesión”, se decidió que quien gobernaría finalmente la entidad sería el panista Carlos Medina Plascencia.

De octubre de ese mismo año datan los ocho permisos de Divertimex, a las que se les sumarían meses más tarde, ya en 1992, seis permisos más de la empresa Atracciones y Emociones Vallarta, ambas sociedades anónimas del candidato priista sacrificado.

 

Guardia, con el permiso de Dios

 

Con la bendición del cardenal Noberto Rivera, la empresa Cesta Punta Deportes, del polémico José María Guardia López, posee seis centros de apuestas remotas y un hipódromo-galgódromo. Amigo y benefactor de sacerdotes como Juan Sandoval Iñiguez y Marcial Maciel, éste último fundador de los Legionarios de Cristo y acusado de pederastia, tiene cuatro establecimientos en Ciudad Juárez, Chihuahua; uno en la capital del mismo estado, y dos más ubicados en Monterrey, Nuevo León, y en el Estado de México.

Sus negocios son clausurados cotidianamente y vueltos a abrir al día siguiente. Sus problemas radican en que en los establecimientos funcionan las ilegales máquinas tragamonedas. Y es que Guardia ha sido reconvenido en distintas ocasiones por importar y operar dichas máquinas.

Los permisos otorgados a Cesta Punta Deportes datan de 1995, cuando despachaba en la Secretaría de Gobernación Fernando Gutiérrez Barrios, su “compadre”, con quien le gustaba ser visto y fotografiado.

Durante 2003 tuvo problemas por adeudos con la Segob y por operar 330 máquinas tragamonedas donde está el hipódromo. Los inspectores encontraron que las caballerizas las rentaba como bodegas, pues su verdadero negocio se encontraba en las máquinas. Se le había retirado la licencia para operar el hipódromo.

Hijo de padres españoles y oriundo de Islas Filipinas, aunque naturalizado mexicano, Guardia ha sido acusado también de evasión fiscal y de tener adeudos con el Instituto Mexicano del Seguro Social y con la propia Segob.

 

Dinastía Riva Palacio

 

Promociones e Inversiones de Guerrero cuenta con el único frontón de apuestas autorizado, además de un centro de apuestas remotas y una sala de sorteo de números. Los tres negocios se encuentran en Acapulco, Guerrero. Los permisos datan de 1993.

El presidente de la compañía es Carlos Riva Palacio Magaña, hijo de quien fuera director general del Instituto de Seguridad Social al Servicio de los Trabajadores del Estado durante el sexenio de José López Portillo, el fallecido Carlos Riva Palacio. El ex funcionario se distinguía por su afición al juego. Incluso poseía una cuadra de caballos en el Hipódromo de las Américas.

 

El empleado de Hank

 

Jorge Buelna Serrano figura como director gerente de Comercial de Juegos de la Frontera, la empresa que tiene un local en la Plaza de la Américas de Ciudad Juárez, Chihuahua, en donde opera un centro de apuestas remotas y una sala de sorteo de números. Asimismo posee otro establecimiento con los mismos “servicios” en el Estado de México.

La empresa no cuenta con página electrónica propia. Sin embargo el gerente Buelna Serrano pasó por todas las empresas del Grupo Caliente de Hank Rhon, antes de hacerse cargo de Comercial Juegos de la Frontera.

 

Permisionario
Empresas
Permisos
Jorge Hank Rhon
8
117
Ramón Aguirre Velázquez
2
14
José María Guardia
1
7
Carlos Riva Palacio
1
3
Jorge Buelna
1
4

 

 
   
  Keywords del reportaje: Keywords
 
Comentarios
 
¿Tienes algo de decir sobre este texto o nuestra revista?.
Tu nombre: E-mail
Escribe tu mensaje aquí:

Reporte de errores
 
Si encuentras un error en esta página tómate un minuto y avisanos.
Tu nombre E-mail
Reporta el error aquí :