Revista Contralínea, periodismo de investigación  
en Contralínea Web
Ir al correo de Contralínea Contralínea 
Comentarios

Nombre :

E-mail:

Tu comentario :

Índice de sección
   
 
La conexión china de las “tachas”
Miguel Angel Ortega

Resumen
   
 
 
 
Tachas
El crecimiento económico de China apabulla todos los mercados, incluido el de las drogas. Y mientras la agencia antinarcóticos estadounidense (DEA) advierte el grave riesgo de los químicos chinos que llegan a México, el gobierno foxista reconoce que el incremento en el decomiso de drogas sintéticas se incrementó un 296 mil por ciento en sólo cuatro años

Como todo en China, también su industria química es gigantesca y es una de las principales exportadoras a nivel mundial. Sin embargo, miles de toneladas se desvían para transformar la goma de amapola en heroína, la hoja de coca en cocaína y la vistosa hoja verde de efedra en efedrina, el principal componente de estupefacientes como el ice, speed, crack y la cada vez más popular MDMA (metilenodioximetamfetamina): la elusiva tacha.

Los químicos que produce China son los precursores más utilizados por los narcotraficantes y su principal destino es México, afirma el Informe de Inteligencia de la DEA de febrero pasado.

Judith E. Bertini, consejera del jefe de la División de Inteligencia de la DEA, indica que “los principales estupefacientes que se consumen en EUA se producen en México o lo utilizan como país de tránsito”.

Y en el más reciente informe de la DEA sobre nuestro país (diciembre 2003), se afirma que “México es el principal exportador de mariguana a EUA y uno de los principales introductores de metanfetaminas y heroína”.

En la Oficina para el Control de Drogas de EUA se calcula que los estadounidenses gastaron en el 2002, 63 mil millones de dólares en la compra de estupefacientes. En realidad, al menos 16 millones de estadounidenses son adictos declarados.

De ellos, 1.3 consumen metanfetaminas (ice, speed, crack), pero Washington calcula que en el 2002 por lo menos 20 millones fumaron mariguana y un millón consumió heroína. Sin duda alguna Estados Unidos es un mercado muy apetecible para los narcotraficantes de todo el mundo, pero en especial para mexicanos y chinos.

Pero lo que realmente causa escalofríos es el informe de la primera quincena de mayo del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (Cenapi) del gobierno mexicano.

Los aseguramientos por intercepción y erradicación del 1 diciembre del 2000 al 11 de mayo del 2004, en comparación con el mismo periodo de inicio de la anterior administración, muestran “un incremento en pseudoefedrina de 296 mil 217. 6 por ciento”. De “mil 189.2 por ciento en comprimidos psicotrópicos y mil 56 en éxtasis”, precisa el Cenapi, sustituto del Centro de Planeación para el Control de Drogas (Cendro).

México el número 1
Los productos químicos son fundamentales en la elaboración de drogas, tan es así que en 1993 la Organización de Naciones Unidas (ONU) estableció una convención para combatir el uso ilegal de precursores y sustancias psicotrópicas.

Sin embargo, el acuerdo multinacional está muchos pasos atrás de los narcotraficantes.
Sustancias como el anhídrido acético, permanganato de potasio y acetona, que son fabricadas legalmente en una nación, son exportadas por narcotraficantes para el comercio doméstico, pero en realidad terminan en sus laboratorios clandestinos. Desde luego también recurren al contrabando para introducirlos ilegalmente a países productores de narcóticos.

Y México es número uno en metanfetaminas.
“Los inadecuados controles internos y de importación, así como la poca seguridad en las fronteras, hacen posible este tipo de desvío”, asegura el gobierno de George W. Bush.
Según el Reporte de Inteligencia de la DEA sobre China (febrero del 2004), ese país es una fuente importante de precursores químicos para la producción de cocaína, heroína y de metanfetaminas.

El documento establece que “China es también el principal exportador de efedrina a granel y pseudoefedrina que importa México. Estos precursores se utilizan para fabricar metanfetaminas que los narcotraficantes introducen a Estados Unidos”.

El reporte, explica la DEA, fue elaborado por la Oficina Regional de Inteligencia Estratégica, la Oficina Central de Inteligencia Estratégica —con informes obtenidos por sus agentes en Europa y Asia— y la Unidad de Inteligencia Estratégica de África.

La DEA precisa que China e India son los principales exportadores de efedrina a granel en el mundo. De la efedra se sintetiza la efedrina, que se utiliza en cientos de medicamentos como antiestamínico en jarabes contra la tos, pastillas para combatir los males del resfriado y supresores del apetito, que consumen millones de personas para adelgazar.

Pero también es el principal componente de drogas como el ice, crack. Informes de inteligencia, añade el documento, indican que el anhídrido acético se desvía de China a laboratorios clandestinos de morfina y heroína en el Triángulo de Oro (Birmania, Tailandia y Laos).

China produce anualmente alrededor de 100 mil toneladas métricas de anhídrido acético e importa 20 mil toneladas métricas adicionales desde Estados Unidos y Singapur. También el segundo productor mundial de permanganato de potasio. El anhídrido acético se utiliza para sintetizar la base de la morfina en heroína y el permanganato de potasio se emplea como oxidante en la producción de la cocaína.

Narconao de la China

La DEA informa que en marzo y abril de 2003 se detectaron cuatro desvíos —que sumaron 22 millones de tabletas de pseudoefedrina de 60 miligramos— con destino a México. Por el contenido de pseudoefedrina, esas pastillas son empleadas por los narcotraficantes para transformarlas en tachas.

Las compañías que las triangularon señalaron como su domicilio Estados Unidos y Panamá. Los exportadores, laboratorios farmacéuticos completamente legales, fueron ubicados en Hong- Kong.

Investigaciones adicionales, añade el reporte de la DEA, identifican a otras compañías también en Hong-Kong que han recibido contratos para suministrar importantes cantidades de pseudoefedrina a compañías radicadas en México, algunas de las cuales resultaron ser fantasmas.

Otra vía para importar efedrina, que luego se transforma en tacha, es cuando se embarca en Asia y Europa y se remite a Guatemala. De ahí, utilizan la ruta terrestre del Pacífico, llegan a estados, como Michoacán, Jalisco, Colima, Guanajuato, Estado de México, Chihuahua, Baja California y Tamaulipas.

En noviembre del 2003, la DEA publicó el reporte de inteligencia sobre México, donde precisa que “muchos de los productos químicos necesarios para la fabricación clandestina de drogas ilícitas están disponibles en México”.

La agencia antinarcóticos comenzó a centrar su atención “desde mediados de la década de 1990”, cuando detectó que “cientos de toneladas de químicos, como pseudoefedrina y efedrina se importaban de China e India”.

Por eso, Washington promovió controles internacionales sobre sustancias químicas y como efecto inmediato, según la DEA, “disminuyó la disponibilidad de efedrina en el mercado abierto”.

Pero muy pronto “los narcotraficantes mexicanos de mentanfetaminas burlaron los controles comprando cantidades grandes de productos de pseudoefedrina de las compañías extranjeras que estaban al margen de los tratados internacionales”, como China.

A ese segmento, el gobierno estadounidense le llama “mercado gris”. Hasta el 2003, esa es una de las principales fuentes para los narcotraficantes, pues de acuerdo con la DEA, ese es un hoyo negro en la legislación mexicana que no establece ninguna regulación a derivados de la pseudoefedrina.

Es frecuente que los “laboratorios clandestinos empleen medicamentos en forma de comprimidos (pastillas) en presentación de 60 miligramos de magnesio de pseudoefedrina. Sin embargo, en el mercado mexicano es posible encontrar pastillas con concentraciones de 240 miligramos de pseudoefedrina”, explica.

Debido a la presión de Washington, el gobierno mexicano aprobó regulaciones al mercado de precursores químicos que entraron en vigor en 1999 para estar en línea con la convención de la ONU.

Los candados fueron para 24 productos químicos: 13 precursores empleados en la fabricación de drogas sintéticas y 11 esenciales para transformar la goma de opio y la hoja de coca en heroína y cocaína (fundamentalmente permanganato del potasio y anhídrido acético).

La PGR ordenó a la Agencia Federal de Investigaciones la creación de la Unidad de Investigaciones Sensibles para indagar el desvió de precursores químicos en las industrias farmacéutica y química. Los resultados fueron inesperados.

Sólo la delegación de la PGR en Baja California reportó en el 2003 la incautación de 117 kilos 988 gramos de cristal, 66 kilos 234 gramos de efedrina, 47 kilos 561 gramos de precursores y 709 mil 304 pastillas psicotrópicas.

La DEA asegura que los laboratorios clandestinos en México “cambiaron dramáticamente a partir de 1994”. Desde entonces, explica, tuvieron la capacidad de producir más de cinco kilos diarios de metanfetaminas en un ciclo de 24 horas”. Superlaboratorios, les llama la agencia antidrogas.

Aumento incontrolable
En 2001, la Oficina Central de Inteligencia de la DEA, ubicada en El Paso, Texas, reportó en su base de datos de laboratorios clandestinos (conocidas como Epopeya) el aseguramiento y destrucción de 8 mil laboratorios ilegales en Estados Unidos y México.

La oficina residente de la DEA en Tijuana (TJRO) informó la incautación de dos superlaboratorios. Pero al año siguiente, la destrucción de superlaboratorios en Baja California (principalmente Tijuana y Mexicali) se incrementó a 24.

“Según Epopeya, los decomisos de metanfetamina aumentaron notablemente desde 1992”. Las autoridades estadounidenses decomisaron en el 2001, mil 370 kilogramos, que resulta dramático comparado con los 6.5 kilogramos en 1992.

El principal punto de entrada fue la garita Tijuana-San Ysidro. El método más común: “compartimientos ocultos en vehículos de pasajeros”. Visto en perspectiva, el aumento en el decomiso es estremecedor.

En el reporte del 11 mayo de este año, el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia, que coordina el esfuerzo de las secretarías de la Defensa Nacional, Marina-Armada de México, Seguridad Pública y PGR, precisa que el incremento en el decomisó es de 6 mil 518.9865 kilogramos y mil 820.961 de pseudoefedrina.

Es decir, que en comparación con el mismo periodo de inicio de la anterior administración, muestran un incremento en pseudoefedrina de 296 mil 217. 6 por ciento. De mil 189.2 por ciento en comprimidos psicotrópicos (23 millones 417 mil 248 pastillas); mil 56 en éxtasis, es decir 150.2819 kilos.

Una muestra de que los narcotraficantes mexicanos iniciaron la producción a gran escala en el país, utilizando químicos de exportación (chinos e indios), es el número de laboratorios clandestinos destruidos.

En lo que va de su gestión (hasta la primera quincena de mayo) el gobierno foxista destruyó 58 laboratorios clandestinos.

Esto responde a la gran popularidad que tiene la metanfetamina entre los adictos estadounidenses y, por desgracia, también entre algunos mexicanos. El precio de la metanfetamina varía y depende si es al mayoreo o menudeo. Entre los distribuidores va de 3 mil 500 dólares la libra (California y Texas) a 21 mil dólares en el noreste de EUA. Los precios al menudeo oscilan entre 400 a 3 mil dólares la onza.

Según la DEA, el tráfico de enervantes en México es controlado por cinco cárteles: Tijuana (Arellano Félix), Juárez (Carrillo Fuentes), Sonora (Caro Quintero), Golfo (Osiel Cárdenas) y Jalisco (Armando Valencia).

Este último está considerado como el cártel que tiene el control sobre este tipo de droga, que por su relativamente bajo costo y elaboración, es la droga de moda desde 1990.
Y como China seguirá creciendo y exportando miles de toneladas de precursores químicos, los estadounidenses continuarán consumiendo enervantes, está visto que para México los estupefacientes sintéticos serán la principal amenaza en el mundo de las drogas.

Los cinco grandes
Tijuana: a principios del 2002, el cártel de los Arellano-Félix, históricamente una de las organizaciones más poderosas en México, sufrió dos severos golpes: el 10 de febrero de 2002 murió en Mazatlán, Sinaloa, Ramón, encargado de los grupos de pistoleros de grupo. Y un mes después (9 de marzo de 2002), el Ejército Mexicano detuvo en Puebla a Benjamín, jefe de operaciones del cártel. Según la DEA, los Arellano han sido el cártel más poderoso de los últimos 10 años. Basado originalmente en Tijuana-San Diego-Los Ángeles, “opera en todo México”, y pese a esos golpes, la organización continúa traficando con droga.

Juárez: después de la muerte de Amado Carrillo Fuentes, en julio 1997, “la mayor parte de la estructura de la organización quedó intacta con personajes claves que mantienen el control de zonas geográficas específicas”. El sucesor es Vicente Carrillo, hermano de Amado. Juan José Esparragoza Moreno e Ismael Zambada García trabajan en conjunto para introducir cocaína a las ciudades más grandes de EU.

Jalisco: Armando Valencia, afirma la DEA, es uno de los narcotraficantes mexicanos “más importantes de México y figura clave en la interrelación entre las mayores organizaciones mexicanas y colombianas”. Durante la Operación Milenio, se descubrió que la organización de Armando Valencia —cuya base está en Jalisco y Michoacán— recibía aproximadamente 20 toneladas de cocaína mensuales. Armando Valencia fue detenido el 15 de agosto de 2003 en Guadalajara, Jalisco.

Sonora: la organización de los Caro Quintero, especializada en cocaína y mariguana, era dirigida originalmente por Rafael, hasta su detención en 1985. Lo relevó su hermano Miguel Angel hasta diciembre de 2001, cuando fue detenido. La organización continúa y asumieron el control los hermanos menores Genaro, Jorge y María del Carmen.

Golfo: Osiel Cárdenas Guillén dirigía lo que antes se conocía en México como el cártel del Golfo, fundado por Juan García Ábrego, hasta su captura el 14 de marzo de 2003. Sin embargo, la organización continúa y trafica principalmente mariguana y cocaína.

Los 5 mercados de la droga
Unos 1.3 millones de estadounidenses compran anualmente entre 106 y 144 toneladas métricas de metanfetamina elaborada en México y en Estados Unidos.

Alrededor de 20 millones fuman cada año más de 10 mil toneladas métricas de marihuana que es cultivada en Estados Unidos. México y Canadá aportan otras 5 mil toneladas métricas de marihuana.

Poco más de 5 millones consumen más de 250 toneladas métricas de cocaína, en su mayor parte elaborada en Colombia e ingresan a través de México (70 por ciento) y el Caribe.
Más de un millón de herionómanos demandan cada año más de 13 toneladas métricas de heroína elaborada en México, Colombia y Asia.

Cada año, más de 3 millones de estadounidenses consumen aproximadamente ocho toneladas métricas de éxtasis elaboradas en los Países Bajos y Bélgica.

Fuente: Oficinal Nacional para el Control de Drogas.

México 2020
Los mexicanos deberemos convivir muchos años con el fenómeno del narcotráfico, pues asegura la CIA que “a pesar de mejoras en la regulación (para revisar el tráfico de productos y mercancías en la frontera), México seguirá siendo en el año 2020 el principal punto de entrada para las drogas y los migrantes ilegales que ingresan a EU”.

Como parte de las conclusiones a que llegaron a finales del año pasado varios especialistas de la comunidad de inteligencia del gobierno estadounidense, la academia y el sector privado, titulados Tendencias globales para el 2015. Aunque no son conclusiones que asumió oficialmente la Casa Blanca, sí forman parte de los análisis de la CIA para las dos próximas décadas.

Antes del año 2020, añade el informe, México será el principal socio comercial de EU, pero otra parte la ausencia de un progreso verdadero en el resto de Latinoamérica habrá confirmado a México que “fue muy importante la decisión de atar su crecimiento económico al norte”.

Entre las conclusiones destaca que, pese a su incorporación a la economía estadounidense, el papel que México desempeñará en Centroamérica los próximos 15 años será fundamental. “Como resultado de la experiencia de elegir a un presidente distinto del Partido Revolucionario Institucional en el año 2000, el sistema unipartidista mexicano quedó roto”, agregan las conclusiones del encuentro que promovió la CIA.

Antes de 2020, agrega el estudio, “las reformas estructurales (que demanda el país) se habrán realizado en parte por la necesidad de armonizar sus políticas con la de Estados Unidos”.

 
 
 

 


Si encuentra un error en esta página tómese un minuto y avisenos.
E-mail
¿Cuál es el error?:

   
   
Fotosydocumentos
 
Responsable del sitio: Gonzalo Monterrosa
Este sitio se ve mejor con:
Microsoft Internet Explorer 4.0 o superior | Netscape 7.0 o superior | resolución de 800 por 600 pixels | fuentes medianas
Derechos resevados. Home Page Revista CONTRALÍNEA.
Av. Juárez No. 88 México D.F. 1er piso, despachos 110 y 111. Col. Centro. Delegación Cuauhtémoc C.P. 06040 Tels: 9149-9808 /30 /07
Weblex, Mi pagina en internet, necesito una pagina en internet