Autor:

El Barzón acusó al secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, de ser el responsable de lo sucedido el pasado 12 de julio en el “Paso Exprés”, de la autopista México-Cuernavaca. En el lugar se registró un socavón de 5 metros de profundidad, dos personas murieron tras caer mientras circulaban por la vía.

La organización nacional que lidera Alfonso Ramírez Cuéllar, indicó que “es una completa irresponsabilidad del Secretario de Comunicaciones y Transportes, el culpar a efectos meteorológicos lo sucedido ayer en el “Paso Express” de la autopista México-Cuernavaca… No es aceptable que el Secretario declare que por causas de lluvias atípicas y el exceso de basura se provocó un socavón de 5 metros de profundidad y más de 12 metros de diámetro, en una construcción que costó millones de pesos”.

Mediante un comunicado, manifestó que el Secretario “ha salido a defender lo declarado por la empresa constructora Aldesa, misma que duplicó el presupuesto originalmente contemplado para la obra (de mil a dos mil 213 millones de pesos) y que la entregó con varios meses de retraso.

“A pesar de las múltiples denuncias ciudadanas y de las advertencias de la Ayudantía Municipal de Chipitlán sobre posibles fallas, la SCT continuó la obra sin tomar en cuenta ninguna consideración”, indicó.

Para El Barzón se trata de “un enorme fraude” que se llevó acabo en la construcción de este tramo. Además, indicó, “que no se realizaron los estudios necesarios, ni se tomaron en cuenta las problemáticas social, urbana y de edificación que la obra enfrentaba”.

La organización responsabilizó a Ruiz Esparza, sobre lo ocurrido, por lo que dijo que es necesario que presente su renuncia y se le inicie un proceso judicial.

Constructoras de “Paso Express”; consentidas del gobierno

Según El Barzón, las constructoras Aldesa y Epccor –ambas de origen español-, han sido beneficiadas por múltiples contratos multimillonarios en México durante la gestión de Enrique Peña Nieto.

“Desde sus inicios esta obra estuvo rodeada de escándalos de corrupción, tráfico de influencias, malversación de recursos públicos y daños patrimoniales. Un ejemplo son los vínculos que existen entre los fundadores de Epccor y la empresa Gutsa Infraestructura, misma empresa que construyó la infame Estela de luz y que en 2011 fue inhabilitada por la Secretaría de la Función Pública por incumplimientos. Actualmente, esta misma empresa (Eppcor) forma parte del grupo Sacyr Construcciones, que será la encargada de construir la losa de cimentación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

“Cabe mencionar que en Perú, Grupo Aldesa está aliada con OHL, empresa cuyos directivos están vinculados directamente con funcionarios del PRI y que ha sido señalada por múltiples casos de corrupción en obras de infraestructura en nuestro país.

“Con la complicidad del gobierno de Enrique Peña Nieto, estas empresas han encontrado en México su mina de oro, volviéndose millonarias gracias a los contratos de obra pública otorgados por los gobiernos federales y estatales”, manifestó.

 

 

Comments

comments