Autor:

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) impuso sanciones por  66 millones 761 mil 301 pesos  a 116 verificentros “que no han cumplido con lo establecido en la Norma Emergente 167”. Las sanciones implican 600 mil pesos en promedio a cada uno de los establecimientos.

A través de un comunicado informó que “en el marco del Programa de Vigilancia a Centros y Unidades de Verificación Vehicular en la Megalópolis, la dependencia llevó a cabo 399 visitas a Unidades y Centros de Verificación en la Ciudad de México y los estados de Hidalgo, México, Morelos, Puebla y Tlaxcala”, desde la entrada en vigor de la Norma Emergente 167 en julio del 2016.

La Profepa “comenzó la vigilancia del cumplimiento de la norma emergente en lo relativo al adecuado funcionamiento y la correcta calibración de los equipos con que se realizan las diferentes pruebas que están designadas para cada tipo de vehículo en dicha norma”.

Como resultado de las visitas de inspección realizadas a los Centros y Unidades de Verificación Vehicular en la Megalópolis, se suspendieron un total de 426 líneas de medición a 151 instalaciones de verificación. A la fecha se han retirado sellos de clausura a 339 de esas líneas por haber corregido las irregularidades encontradas.

Todavía, indicó, hay suspendidas otras 87 líneas de verificación en 46 Unidades y Centros de Verificación “debido a que no han dado cumplimiento a lo establecido en la norma emergente”.

Érika Ramírez

Comments

comments